Todos merecemos una excursión

Los recorridos gratuitos son una alternativa para turistas curiosos que pretenden descubrir los secretos de las ciudades que visitan.

Unos minutos antes de las once de la mañana, con el sol sobre sus cabezas, cinco jóvenes uniformados con una camiseta roja esperan bajo una sombrilla del mismo color en la madrileña Plaza Mayor con un anuncio muy significativo en letras blancas: “Tour gratis – Free Tour”.

Los turistas que pasan cerca de ellos se acercan a preguntar por el servicio. Algunos siguen de largo, pero la mayoría permanece ahí. Poco a poco, se van formando grupos para comenzar una travesía a pie por la ciudad.

“A LA FECHA ESTE TIPO DE EMPRESAS SE ENCUENTRAN EN BERLÍN, AMSTERDAM, BRUSELAS, DUBLÍN, EDIMBURGO, HAMBURGO, LONDRES, JERUSALÉN, MADRID, PARÍS, MÚNICH, PRAGA Y TEL-AVIV.”

“Bienvenidos, yo soy Leticia y seré su guía por las siguientes tres horas. Este recorrido no tiene costo pero, si les gusta, agradeceré sus propinas, ya que ese es mi sueldo”, avisa una de los jóvenes que trabajan en la empresa.

Una apuesta por la relación calidad-precio

La relación calidad-precio es la apuesta de empresas como Sandemans New Europe, que ofrece rutas turísticas sin costo previo. De este modo, si el guía realiza un buen trabajo, los clientes lo recompensan con el monto que ellos crean justo o el que, de acuerdo con sus posibilidades económicas, puedan dar.

Esta idea de negocio fue adoptada por Christopher Sandeman, un británico de origen estadounidense que trabajó como guía autónomo en Alemania.

“Él se dio cuenta que, al no cobrar por adelantado, reunía más gente que los que ya estaban pagados. También observó que los guías incluidos en los viajes no se esforzaban lo suficiente y muchos clientes se quedaban con la sensación de que el recorrigo turístico que ofrecían no valía tanto, o que en verdad no lo disfrutaron”, cuenta Mirelur Ojeda, manager de la empresa en Madrid.

Así, Sandeman decidió crear un modelo en el que cada persona encargada de dar a conocer las calles típicas de la ciudad debería dar lo mejor de sí mismo para ganar su pago en propinas.

“AL SER SOLO GENTE JOVEN (MENORES DE TREINTA AÑOS) QUIEN DIRIGE LOS RECORRIDOS, LOS TURISTAS SE SIENTEN CON MAYOR CONFIANZA AL PREGUNTAR Y, A LA VEZ, HAY MAYOR FRESCURA EN LAS ANÉCDOTAS.”,

“Si a la gente no le gusta el recorrido puede abandonarlo o no pagar, así no se queda con esa sensación de que ha perdido su tiempo y su dinero. Y si les gusta, ellos les recompensan, deciden dar lo que quieran o puedan pagar al guía”, aclara Mirelur.

Independientemente de las ganancias que obtengan los jóvenes o la empresa, el mayor beneficiario es el turista, ya que se ve inmerso en un recorrido donde aprenderá, no solo de historia, sino que puede conocer las anécdotas más interesantes y curiosas del lugar que visita. Todo a un precio en el que cuenta la voluntad.

Pago al gusto del cliente

Leticia lleva un grupo de 35 personas, latinoamericanos en su mayoría, todos caminan junto a ella mientras les narra cómo solían ejecutar a los hombres en la época de la Inquisición. De esta anécdota pasa a la de los platos favoritos de Ernest Hemingway y, de ahí, a contar las más impresionantes locuras de los reyes y emperadores europeos.

Las risas y las preguntas continuas que genera entre su audiencia son el aviso de que va por buen camino. Leticia apuesta por seducir a su público con sus palabras e historias. Si logra retenerlos hasta el final logrará obtener un buen pago por el día de hoy.

Ella, ataviada con su camiseta roja, forma parte de los 250 jóvenes que pasean a grupos de viajeros por ciudades de Europa y Asia. Su trabajo se recomienda de boca en boca y, con ello, sus recorridos gratuitos cada vez se popularizan más.

A la fecha este tipo de empresas se encuentran en Berlín, Amsterdam, Bruselas, Dublín, Edimburgo, Hamburgo, Londres, Jerusalén, Madrid, París, Múnich, Praga y Tel-Aviv.
Felipe, un colombiano que viaja con su familia, reconoce haber tomado este servicio en Berlín, Praga, Budapest y está a unos minutos de comenzar el de Madrid.

“CADA VEZ SON MÁS LOS GUÍAS QUE OFRECEN SUS SERVICIOS SIN PAGO PREVIO Y SE ASEGURAN UNA GANANCIA EN PROPINAS. LOS VIAJES GRATIS SON UNA OPCIÓN PARA TURISTAS CON BAJO PRESUPUESTO O GENTE QUE BUSCA INFORMACIÓN DISTINTA EN LAS CIUDADES QUE VISITA.”

“Me gustan estos recorridos porque cuando viajamos siempre tomamos fotos de monumentos o lugares, pero pocas veces me entero de dónde estoy parado o qué historias han pasado aquí, y ellos te lo cuentan muy bien”, dice Felipe que, además de ser reincidente, confiesa que siempre ha dejado propina.

Para los que quieren gastar menos

Los servicios de rutas organizadas han resultado un oasis para la economía de muchos viajeros, en especial para aquellos que van por varios meses con la  mochila al hombro.
“Esto surgió también pensando en la gente joven que no tiene tanto dinero y que no puede permitirse gastar tanto en un tour privado. Es una forma en que todos pueden disfrutar de la ciudad, no importa el presupuesto que tengan. Al final, ellos deciden cuánto quieren dar al guía por su trabajo”, comparte Mirelur.

Esta fórmula exitosa que involucra gente joven ofreciendo caminatas guiadas por los principales puntos de la ciudad se ha reproducido en metrópolis como Buenos Aires, Argentina, donde la empresa Tours4Free brinda un modelo similar.

La Ciudad de México también tiene este servicio gratuito y es ofrecido por los “Ángeles turísticos”, pertenecientes al Instituto de la Juventud del Distrito Federal, quienes han empleado a jóvenes que muestran a los visitantes esos puntos imprescindibles dentro del Centro Histórico.

“Al ser solo gente joven (menores de treinta años) quien dirige los recorridos, los turistas se sienten con mayor confianza al preguntar y, a la vez, hay mayor frescura en las anécdotas”, cuenta Celia González, guía que ha trabajado dos años en Sandemans New Europe.

La manager de dicha empresa en Madrid, explica que lo que distingue a sus recorridos es el entusiasmo de los guías, “tenemos el modelo ‘info-entertainment’, que se basa en divertir a la gente por medio de anécdotas contadas con mucho humor para que la gente no solo aprenda, sino que se divierta”.

Este tipo de itinerarios gratuitos o de muy bajo costo suelen ser solicitados por personas que viajan solas o en grupos pequeños, porque durante el recorrido tienen la oportunidad de conocer otros viajeros o, incluso, hacer amigos de otros países.

Una ventaja más es que no es necesario reservar con antelación. Si bien en su portal de internet, www.neweuropetours.eu, existe un apartado para asegurar un lugar en el recorrido, a la mayoría de los “free tours” se puede suscribir en el punto de encuentro.
Aunque a veces no es necesario reservar, los usuarios asiduos a este tipo de servicios de bajo coste recomiendan: verificar previamente los sitios web de esas empresas, para tomar el trayecto desde el principio; cerciorarse de que sea en un idioma que comprendan, y asegurarse de que sea de libre pago.

Algunas empresas o instituciones con tours gratuitos. México Caminando “Walking Tours” en www.mexicocaminando.com Distrito Federal (México) Tours4Free a través de www.tripadvisor.es Buenos Aires (Argentina) Ángeles Turísticos a través de www.jovenes.df.gob.mx Distrito Federal (México) Recorrido guiado por el Barrio La Candelaria www.colombia.travel Bogotá (Colombia)Recorridos de la Secretaría de Turismo www.mexicocity.gob.mx Distrito Federal (México).

https://estilolexus.lexusauto.es/todos-merecemos-una-excursion/