El recién elegido alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán, dijo a Efe-Reportajes que “con la industria petroquímica esta ciudad se ha convertido en el primer fabricante de plástico de Suramérica”, razón por la que cada día más empresas del sector buscan instalarse en esta urbe.

“Aquí compran la materia prima a buen precio, hacen el producto y por aquí mismo lo exportan”, explicó Terán, un comunicador social afrodescendiente que llegó a la Alcaldía apoyado por la gente más pobre de la ciudad, paradójicamente el 75 por ciento del total de la población.

“Cartagena acoge con sus mejores galas la VI Cumbre de las Américas con dos grandes retos a corto plazo: la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, principal socio comercial de Colombia; y la ampliación del Canal de Panamá, que está previsto esté operativo en 2014”.

Cartagena, que se vestirá con sus mejores galas para acoger la VI Cumbre de las Américas, afronta dos grandes retos a corto plazo: la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, principal socio comercial de Colombia; y la ampliación del Canal de Panamá, que está previsto esté operativo en 2014.

Mientras que el TLC con Estados Unidos, según el alcalde de la ciudad, permitirá “un crecimiento enorme de las exportaciones y las importaciones”, por disponer la ciudad de una bahía natural  que hace del puerto de Cartagena “el más seguro de las Américas en el Caribe”; la ampliación del Canal permitirá el paso de buques post panamax con capacidad de hasta 14 mil contenedores, lo que ratificará

a la urbe colombiana, por su cercanía con el ismo, como el principal puerto de tránsito, almacenaje y enlace de contenedores de la región.

Según Terán, la Cumbre de las Américas contribuirá a desarrollar aún más la resplandeciente industria turística y la zona industrial de Mamonal, con sus más de 150 empresas.

En términos similares se expresó el gerente general de la Sociedad Portuaria de Cartagena de Indias, Alfonso Salas, quien explicó a Efe-Reportajes que la cita de mandatarios de abril es “una gran oportunidad para que el mundo conozca las realidades de Colombia, las realidades de Cartagena”.

Asimismo confió en que en esta reunión de líderes se compartan las oportunidades del futuro porque “el siglo 21 es el siglo del comercio y será el Caribe el sector más importante a nivel global sobre el cual los crecimientos de comercio van a marcar los mayores indicadores”.

“El siglo 21 es el siglo del Caribe”, insistió Salas, quien espera termina

r 2012 con un movimiento en su terminal de más de 2,5 millones de contenedores y alcanzar los 4 millones para 2017, lo que ubicaría a Cartagena entre los 30 puertos más grandes del mundo.

Capital colombiana del turismo

Esta ciudad colonial es, además, de lejos la capital colombiana del turismo. A sus atractivos históricos y culturales se suma la mayor infraestructura hotelera de congresos y convenciones del país y fue la primera ciudad colombiana en ser declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, en 1984, cuando incluyó en su lista al puerto, su fortaleza y el conjunto monumental.

Al respecto, el presidente ejecutivo de la Corporación de Turismo de Cartagena, Luis Ernesto Araujo, afirmó a Efe-Reportajes que la ciudad tiene “una mezcla muy interesante de segmentos turísticos, así como de congresos y convenciones, vacacionales y cruceros”. Ahora esta co

rporación está en la tarea de ofrecer nuevas propuestas, como turismo náutico, celebraciones de bodas, lunas de miel y turismo de salud, agregó.

“Poblada por cerca de un millón de habitantes, en su mayoría de raza negra y descendientes de esclavos llegados de África siglos atrás, Cartagena cuenta con una zona industrial en la que destacan su zona franca con empresas dedicadas al almacenaje y tránsito de mercancías, una refinería de petróleos y un creciente sector petroquímico”.

El crecimiento exponencial del turismo nacional e internacional se evidencia en las cifras: en los últimos siete años Cartagena de Indias ha duplicado el movimiento de pasajeros por vía aérea y multiplicado por siete el número de cruceros de atraque: “Estamos viendo un futuro muy promisorio que también nos ubica como una ciudad del mundo”, agregó el funcionario.

Con todos estos atractivos turísticos y de desarrollo, Cartagena se alista para acoger durante la segunda semana de abril a cerca de ocho mil visitantes de las 34 delegaciones asistentes a la Cumbre de las Américas, con lo que se pondrá a prueba toda su capacidad hotelera, gastronómica y turística.

Según Araujo, la Heroica cuenta con unas seis mil habitaciones y, aunque de manera informal, con una importante dotación de apartamentos de lujo particulares que sus dueños alquilan en las temporadas de vacaciones. Actualmente cuenta con los profesionales del turismo mejor preparados del país y una población acogedora: “el cartagenero es un hombre amable, dicharachero, alegre, bailador de salsa, bailador de música champeta y también disfruta mucho el vallenato”, según reconoció el alcalde Terán.

“El cartagenero también es amoroso, querido, amigo, te cuida, te ayuda, te da la mano porque la razón de ser de nosotros es el turismo”, agregó el burgomaestre para insistir en lo bueno que encontrarán esos ocho mil visitantes que asistirán a la cumbre.

Pero Cartagena es una ciudad que vive entre dos realidades con grandes contrastes, es por un lado una ciudad turística bella y reluciente al interior de sus murallas, con un creciente desarrollo industrial y una rentable actividad portuaria; y al tiempo cobija una exagerada pobreza que alcanza al grueso de la población. Ese fuerte rezago social revienta a la vista con los bajos niveles de escolaridad, ineficaces y precarios servicios de salud, deficientes y costosos servicios públicos (acueducto, alcantarillado y de energía) y una amplia informalidad laboral.

Adicionalmente, los niveles de violencia en Cartagena se han elevado en los últimos cinco años, los robos y asesinatos callejeros crecieron impulsados por los enfrentamientos entre narcotraficantes que contratan servicios de sicariato entre los jóvenes que, al no contar con oportunidades, ven en el delito una forma de vida.  Para el alcalde Terán, “la única manera de estrechar la brecha (entre la pobreza y la riqueza) es con una Cartagena educadora donde su gente pobre se pueda preparar para ocupar cargos importantes”.

Es en esta viva, bella, industrial y turística ciudad, llena de contrastes, donde los líderes de las Américas discutirán sobre la necesidad de reducir las desigualdades de América Latina, sobre alternativas para luchar contra el narcotráfico y la violencia en la región, y donde se buscará la manera de integrar a un continente que, como Cartagena, no ofrece las mismas oportunidades para todos.

En las relaciones amorosas, si sus miembros se preocupan excesivamente por los bienes materiales, surgen conflictos que pueden deteriorar seriamente o poner en peligro el vínculo. Claves para resolver los asuntos de dinero de forma armónica.

La acumulación de bienes materiales suele reflejar la prosperidad económica de una pareja, pero también puede ser una fuente de discusiones y enfrentamientos cuando se convierte en el protagonista principal de la relación.

Las parejas muy materialistas probablemente tengan muchos objetos y dinero, pero también tienen más inconvenientes a la hora de mantener vivos la armonía, la comunicación y el amor que una vez unieron a ella y él, de acuerdo a una investigación.

Los investigadores, de la Universidad Brigham Young (BYU, según sus siglas en inglés), en Utah (EE.UU.)  han encontrado que cuando una pareja se enfoca en el dinero y las posesiones, puede ver deterioradas su felicidad y estabilidad.

El estudio, en el que se preguntó a más de 1.700 parejas casadas de Estados Unidos, cuánto valor dan a "tener dinero y muchas cosas", encontró que aquellos matrimonios que creen que el dinero no es importante puntuaron hasta 15 por ciento más que aquellos materialistas, en cuánto a estabilidad y otras factores iniciativos de la calidad de la relación.

"En las parejas en que ambos cónyuges son materialistas, la relación tiene más problemas, como una comunicación en descomposición, una mala resolución de los conflictos y una baja sensibilidad entre uno y otro, que cuando solo uno de los miembros otorga un elevado valor al dinero y las posesiones”, ha señalado Jason Carroll, autor principal del estudio y profesor de vida familiar de la BYU.

Según los expertos de la BYU, para una de cada cinco parejas que participaron en el estudio el dinero es muy importante, y para aquellas que tendían a ser más pudientes, el dinero era a menudo una fuente de conflicto en la relación matrimonial.

“Investigadores, de la Universidad Brigham Young (BYU, según sus siglas en inglés), en Utah (EE.UU.)  han encontrado que cuando una pareja se enfoca en el dinero y las posesiones, puede ver deterioradas su felicidad y estabilidad”.

“El dinero afecta las relaciones amorosas. Puede generarse mucha ‘tortura psicológica y emocional’ por el control económico, las mentiras derivadas de cómo se gastado o lo que ha costado una cosa u otra, todo lo cual puede separar a las personas”, señala el psicoterapeuta José María Doria, director de las Escuela Española de Desarrollo Transpersonal (EEDT).

Para el director de la EEDT “en general es recomendable que cada uno mantenga una economía independiente, y un fondo común para los gastos compartidos, y si uno de los dos pasa por un mal momento el otro lo ayuda”.

Compartir sin manipular

“De este modo –prosigue Doria- en la pareja hay unos gastos fijos a los cuales cada uno aporta un determinado dinero, y unos ingresos propios, que cada uno administra y utiliza en función de sus necesidades, y para poder hacerse regalos, darse sorpresas, invitarse el uno al otro”.

“Es bueno mantener la transparencia y también compartir, pero conviene mantener una cierta privacidad en la economía y autonomía para elegir lo que hace con el dinero propio”, sugiere el psicoterapeuta.

“Así, se evita tener que convencer al otro de que hay que comprar algo, buscar su aprobación o luchar contra la desaprobación de determinadas compras, y también las discusiones sobre si es más necesario o mejor adquirir `esto que aquello´”, señala Doria.

“El dinero está en la base de la vida marital y familiar, la mayoría de los matrimonios se separan más por desacuerdos sobre el dinero que por cualquier otro motivo y el resentimiento por cómo se maneja el dinero es probablemente la cuestión más importante que separa a padres, hijos y hermanos”, explica la psicóloga argentina Cloé Madanes, directora del Instituto de Terapia Familiar en Washington (EE.UU.).

“Los miembros de una familia pueden pelear encarnizadamente por el dinero, los padres no saben cómo hablar de él con sus hijos ni cómo darlo o cuándo no darlo; los esposos discuten sobre con cuánto ayudar a cada uno de los descendientes; muchos divorciados descubren amargamente que el matrimonio es una asunto de dinero”, señala la reconocida terapeuta familiar.

Según la autora “El significado oculto del dinero”,“el dinero genera competencia entre los miembros de una pareja con distintas situaciones laborales y económicas y atrapa a muchos matrimonios en la situación de comprar ciertas cosas porque lo hacen los demás o para pertenecer a un grupo social”.

Asimismo, “la estabilidad económica a menudo lleva al aburrimiento en la madurez y tanto el éxito profesional como la infelicidad en el trabajo son difíciles de manejar y ocasionan conflictos, mientras que el temor de perder el empleo o los ahorros, causa riñas, dolencias, depresión y dificultades sexuales”.

El ritmo frenético del trabajo, la gran actividad social y la agenda familiar requieren una cosmética moderna que ofrezca resultados óptimos en muy poco tiempo. Conscientes de esta necesidad femenina, las firman lanzan una nueva generación de cosméticos con efecto exprés.

Hoy no existen razones para no estar guapa. La cosmética actual ofrece una gran variedad de productos de última generación diseñados para cuidar a la mujer sin apenas esfuerzo.

Las firmas de cosméticos, conocedoras de la vida frenética y estresante de la mujer,  ha ideado productos exprés con el fin de ofrecer resultados óptimos en el menor tiempo posible.

Pestañas postizas, mascarillas y serum con efecto ‘flash’, hidratante que rellenas arrugas al instantes, lacas de uñas de secado rápido o labiales que aportan volumen son algunos de los productos que ayudan a la mujer a realzar su belleza.

“Para reparar daños determinados del óvalo facial las firmas presentan los serum, cosméticos ricos en componentes que reparan la dermis en profundidad en muy poco tiempo”.

Están de moda las extensiones de pestañas, producto que ofrece un resultado muy natural, no molestan y son de larga duración. Si no te atreves, puedes probar con aplicar un grupito al final del párpado superior.

La marca Sephora cuenta con pestañas que apenas se notan, pero que consiguen agrandar  la mirada de tal manera que la expresión de los ojos cambian al instante aportándoles juventud y frescura. No importa como sean los ojos,  todos se ven beneficiados, sobre todo los que tiene el párpado caído. Y lo más importante es que no necesitan ser maquilladas ni desmaquilladas.

Preservar la juventud

Mantenerse joven no requiere poseer una gran fortuna: en el mercado existen productos ‘low cost’ muy eficaces que luchan contra el envejecimiento. Prueba de ello es el rellenador de colágeno de L´Oreal París que rellena las arrugas y actúa simultáneamente en la superficie y desde el interior de la piel.

Mientras que su textura de doble red a base de siliconas rellena el surco, las bioesferas de colágeno empujan la epidermis desde dentro y el pro-glycano, un activo biológico inteligente, aumenta la densidad de la piel.

Ecollagen de Oriflame [3D+] está diseñado para tratar las arrugas tanto en anchura y profundidad como en longitud. Este complejo acelera la reconstitución de colágeno que mantiene firme la piel, corrigiendo las arrugas y las líneas interiores.

Los rojos, frambuesas y guindas son los tonos de moda de esta temporada, colores que sirven para vestir los labios de manera rápida y elegante. Se llevan al estilo pin-up, muy sensuales, estética que se extiende en tiempos de crisis. Dior, Hermès, Miu Miu, Gucci, Guerlain, Max Azria, Chanel, Sonia Rykiel, son algunas de las firmas que recomiendan aplicar un toque de gloss para conseguir un efecto más sofisticado.

“Los rojos, frambuesas y guindas  son los tonos de moda de esta temporada, colores que sirven para vestir los labios de manera rápida y elegante. Se llevan al estilo pin-up, muy sensuales, estética que se extiende en tiempos de crisis”.

Reducir los centímetros de más en zonas problemáticas como el abdomen, la cadera, los muslos, los glúteos y los brazos es sencillos gracias a ‘Body creador aromatic sculping concentrate’, de la firma Shiseido, producto que además de contar en su fórmula con ingredientes de combaten el envejecimiento y luchan contra la celulitis, se encarga de eliminar la grasa sobrante.

Basta con aplicarlo por la mañana y la noche donde se desee. “Tras sentir una gran sensación de frescor que tonifica la piel, los resultados son visibles a partir de la cuarta semana”, explica la firma japonesa, que desvela que esta crema “es rica en pomelo, hinojo, pimienta y estragón”.

Para reparar los daños determinados del óvalo facial las firmas presenta los serúm, cosméticos ricos en componentes que reparan la dermis en profundidad en muy poco tiempo. Por ejemplo, los investigadores de “Lancôme” han recurrido al extracto puro de soja para crear ‘Rénergie Serum’, que se encarga de reestructurar la epidermis, redibujar la firmeza del óvalo y alisar las arrugas.

Junior Cedeño, maquillador oficial de Dior, “considera que el  toque final de un maquillaje es la laca de uñas, muchas veces relegada y olvidada, pero fundamental, ya que las manos dicen mucho de una persona”.

Por ser tan importante la firma francesa ha lanzado al mercado “Dior Vernis”, esmalte de uñas que combina brillo, color, larga duración y secado ultra-rápido, además  de proporcionar vitalidad para que las uñas crezcan sanas y fuertes y no se rompan.

Seguro que en algún momento ha perdido la confianza en sí mismo y en su imagen. Los desencantos marcan un antes y un después en la actitud y en el físico que, para muchas personas, se traduce en una visita a su estilista de confianza, a una clínica estética o a un centro de adelgazamiento.

Una mala experiencia en el terreno sentimental, laboral o social quizá venga a culminar un deseo latente de cambio del que no éramos conscientes y que, sin embargo, se nos desata ante la idea de que con una imagen diferente a la que tenemos, nuestra actitud para enfrentar las cosas cambiará.

Cuando Lucía  se dejó caer sobre el sillón de su estilista habitual, con aire cansado, ojeras y el cabello revuelto, era evidente de que algo no marchaba bien. Una nueva discusión con su pareja había llevado a la ruptura definitiva de la relación.

“¡Quiero cambiar de imagen!”, espetó cuando le consultaron de manera rutinaria: ¿Te corto como siempre?”.

Una conversación nada baladí y muy común, según los profesionales de la peluquería. Corte, extensiones, mechas, cambios de color... Las variables se abren al infinito cuando se quiere poner fin a una etapa.

Una actitud que, según los profesionales de esculpir la imagen, está más vinculada a mujeres que a hombres, pertenecientes a una amplia franja de edad que va desde los 25 a los 60 años.

Juan Belmonte, estilista y director del centro Juan, Por Dios!, afirma que “sin lugar a dudas, cuando estamos de ‘bajón’ vamos a donde nos mimen un poco y nos hagan sentir más guapos y guapas. Sobre todo buscamos que ese cambio nos sorprenda a nosotros mismos y que además lo noten los de alrededor”.

Ricard Sorio, psicólogo clínico y coordinador de la unidad de psicología de la Clínica Londres de Madrid (España), por contra, señala que no siempre ante un momento de debilidad emocional se quiere cambiar de imagen.

“La experiencia clínica nos demuestra que cuando las personas presentan un estado emocional bajo o sintomático desde el punto de vista anímico, lo más frecuente es que exista lo que llamamos una "anhedonia". Traducido  al lenguaje coloquial, significaría que la persona pierde la capacidad para experimentar placer, con una falta de ilusión  general, con lo cual ante estados depresivos a nivel conductual puede darse un abandono del cuidado físico y  personal que puede conllevar a la persona a un incremento de peso, falta de ejercicio, despreocupación general”.

El psicólogo añade que existen otros perfiles diferentes de personas “en las que la presencia de un determinado factor de estrés  podría influir negativamente sobre su vida como, por ejemplo, la pérdida de su trabajo, una ruptura sentimental, un cambio social”.

Estos actuarían como factores desencadenantes en la necesidad de iniciar un cambio vital, como podría ser el cambio físico y de la propia imagen corporal.

Reforzar la autoestima

La doctora Susana Rodríguez de Cos, especialista en estética, del Instituto Médico Láser (IML) reconoce que hay un pequeño porcentaje de pacientes que acuden a la clínica buscando un cambio que les permita reforzar su estado psicológico.

“Hay pacientes que acuden a nosotros con un cierto síntoma depresivo o cuando se ha producido un cambio en su situación sentimental, pero no quieren ser otros, quieren mejorar su aspecto físico, porque consideran que eso puede revertir en una mejora de la situación psicológica en la que están en ese momento”, afirma Rodríguez de Cos.

Para el doctor Sorio, las causas que precipitan el deseo de querer un cambio físico "están vinculadas a: querer romper con el pasado e iniciar un proceso nuevo vital; la ilusión de iniciar una nueva relación afectiva sentimental; un cambio laboral donde consideremos que es importante mejorar nuestra imagen corporal; querer mejorar más nuestra autoestima donde el físico cabe destacar que lo va a potenciar y, algo que siempre estará presente, el canon de belleza actual de la sociedad".

Imagen y actitud

Juan Belmonte considera que la imagen condiciona la actitud y ayuda a reforzar la autoestima. “Por eso el trabajo de un peluquero es tan difícil y gratificante a la vez. Si fuésemos pintores sería como hacer el cuadro que cada cliente quiere en ese momento, para ese estado de ánimo. Nuestra imagen es todo lo que proyectamos de nosotros. Lo que queremos o no queremos que vean, generalmente, lo comunicamos con el pelo en su conjunto: corte, color, peinados o, incluso, se establece una comunicación real jugueteando con él”.

La doctora Rodríguez de Cos explica que, antes de comenzar un tratamiento, siempre se realiza una “valoración individualizada del paciente, tanto física como psicológica”. Y añade que “nunca podría aconsejar un cambio drástico en una situación de duelo o conflicto emocional intenso, pero pequeños cambios positivos que ayuden al paciente a estar mejor, por supuesto que sí”.

“Es normal que cuando nuestro futuro paciente se plantea un cambio físico, ya sea de estética o de peso corporal, suele haber detrás un malestar psicológico que generó un sufrimiento y un deseo de cambio que iría seguido por un estado motivacional para conseguir el objetivo de cambio: adelgazar, mejorar un rasgo físico. Cuando, por el contrario, encontramos un estado depresivo severo, nos deberíamos de plantear primero  el tratamiento del estado emocional y conseguir mejorarlo para recuperar la motivación al cambio físico”, señala el psicólogo clínico Ricard Sorio.

Ajustar las expectativas

Rodríguez de Cos explica que, normalmente, los pacientes que acuden para mejorar su físico ya pensaban hacerlo antes de llegar a una situación emocional de fragilidad, y no asegurara que estos cambios están vinculados sólo a “rupturas amorosas”.

Los principales cambios que solicita un paciente que está “atravesando un bache”, según la doctora, están vinculados a aspectos faciales y corporales.

“Solicitan tratamientos que les mejoren la calidad de la piel, la luminosidad, el tono, la firmeza, arrugas o manchas”. Y,  a nivel corporal  deciden quitarse los kilos que le sobran, “reducir volumen, mejorar la textura de la piel que suelen llevar hasta la celulitis  o la  flacidez”.

“Las variables se abren al infinito cuando se quiere poner fin a una etapa. Una actitud que, según los profesionales de esculpir la imagen, está más vinculada a mujeres que a hombres, pertenecientes a una amplia franja de edad que va desde los 25 a los 60 años”.

La mejor recomendación es seguir siempre el consejo profesional y no dejarnos llevar por los consejos o las opiniones de la gente que tenemos más cerca.

"Será el profesional (médico, cirujano, psicólogo) quien valore al paciente y lo asesore para llevar a cabo la mejora de su  físico, si es que lo necesita, o para aconsejarle cuándo sería el momento clave  para  llevarlo a cabo”, comenta Sorio, quien apunta lo importante que es tener unas expectativas reales de cambio “ya que unas expectativas irreales pueden generar mayor frustración en la persona, siendo por eso muy importante seguir un buen consejo médico”.

Para concluir, Juan Belmonte recuerda que el cambio más radical que ha llevado a cabo fue el que le solicitó su amiga Rocío, que lucía una larga melena “del estilo de la cantante Isabel Pantoja” y salió con un corte a la altura del lóbulo de la oreja y con flequillo. “Fue ella quien me dio mi nombre profesional -cuenta entre sonrisas-: ¡Juan, Por Dios!”.

¿Cuándo fue la última vez que optó por un cambio estético para ayudar a cambiar un estado emocional?

Diez emprendedores sociales han sido los elegidos para formar parte de un programa de asesoramiento para que sus empresas, de marcado carácter social, den el salto definitivo y se consoliden como proyectos de futuro. Su actividad, vinculada a sectores tan diversos como el textil, agroalimentario, servicios o vivienda, es de las pocas que está creando empleo en tiempos de crisis. El emprendimiento social se afianza como motor económico y de integración.

Los emprendedores sociales marcan un antes y un después en el acceso al empleo de personas con discapacidad y enfermedades mentales. Su labor, intensa y activa en la creación de empleo, es en parte soterrada, desconocida, por aquellos que no conviven día a día con quienes tienen dificultad para integrarse en un mundo demasiado exigente y competitivo.

Pocos saben de su ilusión, de sus problemas, de su trabajo diario, de su dedicación y, sobre todo, de su actividad empresarial, consolidada pero con las dificultades propias, y añadidas, de cualquier centro productivo en los tiempos que corren.

De la colaboración entre el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) y la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE) ha nacido Momentum Project, una iniciativa dirigida a impulsar el emprendimiento social, con el fin de dar un ‘empujón’ empresarial, promoviendo su crecimiento, a proyectos que sin este apoyo les costaría más avanzar, a pesar de tratarse de empresas prometedoras.

Según el director de Responsabilidad Corporativa de BBVA, Antoni Ballabriga, “el emprendimiento social todavía no está suficientemente estructurado; queda mucho por hacer”. Es por ello que Momentum Project “busca identificar y reconocer a los líderes emprendedores y crear un ecosistema que contribuya a la creación de empleo y riqueza”, comenta.

Jaume Vallè, director comercial de BBVA en Cataluña, de donde proceden la mayor parte de los emprendedores seleccionados, reconoce que Momentum Project ha nacido con “una vocación de permanencia y global, pues como experiencia piloto se está llevando a cabo también en cinco países de América Latina: Perú, Colombia, Venezuela, México y Argentina".

La razón de esta apuesta viene determinada porque, según explica, “el emprendimiento social es una auténtica revolución hoy en día”. De ahí que quiera contribuir a “intentar que esos proyectos seleccionados crezcan y sean exitosos”.

Trabajos y retos

Alfred Vernis, director de Programas Universitarios de ESADE, comenta que están “convencidos que estos proyectos pueden crear nuevos puestos de trabajo en nuestra sociedad y contribuir a abordar retos sociales en momentos de dificultad. Buscamos innovar en el mundo empresarial y en el social”.

Los representantes de los emprendimientos seleccionados han finalizado la primera etapa de formación especializada de ESADE, en la que durante una semana han recibido el asesoramiento de directivos de BBVA, marketing e innovación y empresas asociadas al proyecto y una preparación específica para presentar sus proyectos ante potenciales inversores en un “Social Investment Day”. Como mentores de los emprendedores han estado estudiantes seleccionados del "Master in Business Administration"(MBA) de ESADE.

En la selección de las diez empresas, el Comité ha valorado positivamente aspectos como un tipo de organización transparente y comprometida con el emprendimiento, una repercusión social demostrada en la resolución de problemas sociales, una participación activa en la economía de mercado, unos ratios de riesgos viables y sostenibles en el tiempo,  una destacada capacidad de innovación y liderazgo, y un potencial de escalabilidad, entre otros.

Las empresas seleccionadas son: Catering Solidario, una sociedad que ayuda a la integración laboral de mujeres maltratadas;  DAU, con casi 20 años de experiencia en Cataluña, es la primera empresa de  Integración Social de Minusválidos (CEE) español que obtiene la autorización legal como laboratorio farmacéutico fabricante en España, además de fomentar la autonomía e inclusión social de personas con trastornos mentales graves; Gran Vallès Assistencial surge en 2006 para dar apoyo laboral a mujeres mayores de 50 años con poca formación; Hornos Lamastelle tiene como misión la integración laboral de personas con discapacidad a través de la fabricación y venta de empanadas y productos de repostería en todo el territorio español.

La Tavella, asociación que fomenta la creación de empleo para personas con discapacidad intelectual y personas con trastorno mental severo a través de actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería ecológica; Moltacte pretende la integración socio-laboral de personas con trastorno mental severo (TMS), en la industria textil; Naturix se dedica a la producción, transformación y distribución de productos ecológicos de la acuicultura, con una gestión comprometida con la sostenibilidad ambiental.

Roba Amiga, fomenta la inserción laboral de personas con riesgo de exclusión en actividades de recogida de ropa usada y otros residuos textiles; Sostre Cívic nace con la intención de ofrecer una vivienda digna a todos los sectores de la población evitando el sobreendeudamiento de las familias, a través de inmuebles medioambientalmente sostenibles y Teixidors, una cooperativa dedicada a la elaboración de tejidos artesanales, formando a personas con discapacidad en el arte de tejer a mano.

El día a día de un proyecto

Isabel Llorens, se encarga de los servicios de atención a las personas de DAU, indica que son pocos los clientes que conocen que su actividad la llevan a cabo personas con discapacidad. “No es necesario, somos serios y cumplimos los plazos marcados y el contrato con el cliente como cualquier otra empresa”.

Añade que su objetivo como empresa es “crear negocio", pero también, fundamentalmente, "crear empleo a personas que no están integradas en el ámbito laboral debido a su enfermedad mental".

El 75 por ciento  de la plantilla de DAU son personas con discapacidad. Empezaron en un pequeño almacén, “pero el negocio necesitaba crecer si no queríamos quedarnos estancados, y nos trasladamos a una nave mayor”. Ahora, con la alianza entre ESADE y BBVA y el programa Momentum Project confían en dar el estirón definitivo hacia un crecimiento mayor, poniendo en práctica nuevas estrategias y los conocimientos aprendidos.

El entusiasmo de Jaume Plana, responsable de finanzas y recursos humanos de Moltacte, es desbordante. Está deseando poner en práctica todo aquello que les beneficie para el crecimiento de su empresa, que nació con la intención de ser una cadena de tiendas. “Somos lo más distante a una empresa ordinaria, pero no queremos ser sólo una empresa social”.

“Damos mucha importancia al modelo de negocio”, pero no están aislados, y mantiene que su objetivo es tanto “económico como social”.

Juan Ruiz, otro de los emprendedores sociales, confiesa el valor que le está dando al curso, que le ha servido para darse cuenta de “lo desfasado que estaba y al mismo tiempo hasta qué punto estoy abierto a nuevas iniciativas”.

Para todos ellos resulta un reciclaje fundamental, una experiencia enriquecedora y un reconocimiento al hecho de que el sector social se ha modernizado y tiene que utilizar las estrategias del mercado a su alcance.

Y tú, ¿cuál es tu proyecto?

La música se ha convertido en la protagonista imbatible de los videojuegos sociales. Herederos del mítico karaoke, los títulos de ocio interactivo aumentan sin cesar y ya no sólo proponen cantar, ahora la competición se centra en seguir los pasos de baile al ritmo del rey del pop, aporrear la batería para emular a las grandes bandas de rock o girar el plato de la mesa de mezclas para sentir la emoción de un dj.

Social, sencillo y divertido. Esas son las características que ha de ofrecer cualquier videojuego musical que se precie. Desde los primeros karaokes interactivos, el género ha evolucionado a un ritmo vertiginoso incluyendo las opciones de baile, batería, guitarra e incluso mesa de mezclas, pero para lograr el éxito todos han de ser fáciles de usar, atractivos y disfrutables en grupo gracias a modos multijugador. Fue Sony, con "Singstar", la compañía que descubrió en 2004 las posibilidades del juego social musical. Desde su lanzamiento, se han vendido más de 21 millones de copias de las diferentes versiones para PlayStation 2 y PlayStation 3 y se han descargado más de 10 millones de canciones del servicio "online", según el responsable del producto en España, Ángel Fernández. La compañía nipona defiende que "todo el mundo quiere tener la posibilidad de cantar su canción favorita", pero consciente de que el mercado se agota ha añadido al karaoke la posibilidad de bailar y tocar la guitarra en sus últimos lanzamientos. Los títulos interactivos musicales experimentan un "boom". En 2010 han visto o verán la luz numerosas novedades que abarcan muy diversos estilos musicales. "DJ Hero 2", "Rock Band 3", "Guitar Hero: Warriors of Rock", "Disney Sing it", "Just Dance 2", "Buzz! El concurso musical definitivo", "Michael Jackson: The Experience", "U-Sing 2", "Dance on Broadway", "Jam with the band", "Singstar Dance", "Singstar Guitar", "Dance Central", "Musiic Party" o "Dance!" son sólo algunos de ellos. El acceso de un público general a consolas como Wii ha sido clave para que el género haya experimentado este auge. El usuario que recurre a este tipo de títulos es joven, de entre 16 y 35 años, y busca echar una partida rápida el sábado en casa con los amigos. Las chicas son las que "llevan la voz cantante", mientras que ellos prefieren ponerse a los mandos de algún instrumento porque son más vergonzosos. "DJ Hero" o "Rock Band" son más apreciados por los hombres, mientras que títulos como "SingStar" causan furor entre las mujeres. Alternativas para todos Los más pequeños, ajenos a pudores y ridículos, también han sido el objetivo de la industria interactiva. En concreto, el título "Disney Sing it" es un karaoke interactivo con las canciones más significativas de "La bella durmiente", "El rey león", "Aladdin", "La sirenita" o "El libro de la selva". Como en el clásico protagonizado por Mowgli, el sector busca con ansia lo más vital, lo que ha de precisar para sorprender a la audiencia y aumentar sus ganancias en un mercado cada vez más saturado. La segmentación de los productos ha alcanzado límites insospechados: desde música dance y el rock más duro, orientados a los amantes de esos estilos, hasta productos temáticos centrados en distintas décadas o en grupos como The Beatles, Green Day, ABBA, Queen o Mecano. Pero sin duda el lanzamiento musical más esperado de la temporada ha sido "Michael Jackson The Experience". Año y medio después de su muerte, el rey del pop sigue aumentando el halo de su leyenda, incluso en el universo del videojuego. El punto fuerte del título es que invita a los jugadores a imitar las complejas coreografías de "Jacko", eso sí, incluye distintos niveles de dificultad porque si de algo huye el género de los videojuegos musicales es de la frustración. Además de bailar, los usuarios pueden cantar temas como "Beat it", "Black or white", "Billie Jean" o "Thriller". La industria musical llama a la puerta En un primer momento, la industria musical fue reticente a prestar sus canciones para que formaran parte de los videojuegos, pero la situación ha cambiado, según el diseñador jefe de "SingStar", John Foster, quien asegura que ahora son las compañías discográficas, inmersas en cierto "declive", las que solicitan participar en el ocio interactivo. La comunidad "online" cobra cada vez más fuerza en este género (en realidad, en todos los géneros de ocio interactivo): retar a otros jugadores en red o compartir tus logros a través de las redes sociales ya son opciones que están a la orden del día. Por supuesto, la jugabilidad tiene que satisfacer al usuario, en el sentido de que, aunque no esté más que tocando botones de plástico, ha de sentir que su forma de tocar se traduce en la música real que aparece en la pantalla. Ahora bien, la posibilidad de incluir instrumentos reales a videojuegos musicales es remota -aunque hay algunos experimentos en marcha, pero gozan de poco éxito-, ya que rompen la premisa de que el título debe ser fácil de jugar.