Lejos de la sofisticación, el Alentejo, una humilde región del Portugal interior y rural, propone un regreso a los orígenes. Simples y deliciosos guisos a base de legumbres, pescados y animales de caza.

Acompañados por un jugoso pan, y regados por un afrutado vino tinto, los ingredientes de esos guisos tradicionales componen la base de la gastronomía de esa región meridional, la más extensa y con menos densidad de población del país.

“Cozido de grao ou de feijoada” (cocido de garbanzos o de alubias), “Cabeça de porco” (cabeza de cerdo) y “Açorda” (masa de pan casero remojado en caldo caliente de huevo y ajo), son tres de los sencillos y nutritivos menús alentejanos y que más gustan a quienes prueban esta gastronomía portuguesa, como quedó demostrado hace unas semana durante la celebración del Festival de Gastronomía Mediterránea, organizado por segundo año en la ciudad de Beja (una de las principales de la región del Alentejo), para dar a conocer la calidad de sus platos.

“Luis Lavrador, responsable de los menús del futbolista Cristiano Ronaldo y sus compañeros en la selección lusa, es un enamorado de toda la cocina alentejana”.

Para Antonio Ceia da Silva, presidente de Turismo del Alentejo, la humilde estructura socio-económica de la región, formada por pequeñas poblaciones rurales que viven de la agricultura y la ganadería, ha modelado su cocina que, si bien no presume en abundancia de productos, sí se enorgullece de su ingenio para elaborar sabrosos platos.

“Utilizamos como pocos los productos de la tierra, el aceite, el pan o las hierbas aromáticas”, asegura da Silva. El cilantro -omnipresente en la cocina portuguesa-, el orégano y el poleo crecen en abundancia en las interminables planicies del Alentejo interior.

Pan único en el mundo

Sin embargo, el pan, tan básico para la alimentación como denostado en algunas dietas modernas, es el producto estrella de la mesa alentejana.  "Es único en el mundo por su cuidada elaboración, que viene de siglos atrás, y por la calidad de sus ingredientes", cuenta Ceia da Silva.

El jefe de cocina de la selección portuguesa de fútbol, Luis Lavrador, da más pistas sobre una de los pilares de la buena mesa lusa: “Está apenas hecho con harina, agua y procesado con fermentación. Así de fácil, pero sin conservantes, colorantes o ingredientes no naturales".

Lavrador, responsable de los menús del futbolista Cristiano Ronaldo y sus compañeros en la selección lusa, es un enamorado de toda la cocina alentejana. “Es riquísima. Por su enorme costa la región tiene productos de mar maravillosos y, en la zona interior, carnes fantásticas”.

El cerdo y el cordero son las principales y forman también la base de las creaciones culinarias más complejas. Su mejor exponente, para él, es el “porco à alentejana”, una sorprendente combinación de carne porcina con almejas y patatas.

Entre los rotundos sabores alentejanos también sobresale el del queso de oveja, cuyo mejor exponente es de la zona de Évora y las sopas, que se elaboran principalmente con liebre, perdiz y otros animales de caza y están acompañadas siempre con un buen pan.

Calidad y excelencia culinaria

Ceia da Silva apuesta por dinamizar su región, una de las más pobres de Portugal, y convertirla en un destino de “excelencia y calidad”, en contraposición al bullicioso “sol y playa” del vecino Algarve, la zona más turística del país.

Visitar las bodegas de vinos y los lagares aceiteros regados por los 31.152 kilómetros cuadrados de la región -que ocupa el 33 por ciento de la superficie total de Portugal- y disfrutar de los deliciosos quesos y panes en acogedores restaurantes alentejanos son varias de las iniciativas que impulsan las autoridades de la región.

El aceite del Alentejo, una suerte de “oro culinario” por su extraordinario sabor y sus saludables efectos, ya tiene rutas propias.

El norte alentejano, el interior y la orilla izquierda del río Guadiana, fronterizo con la provincia española de Huelva, ofrecen al visitante la posibilidad de explorar olivares, degustar catas de exquisitos productos vírgenes y visitar varios museos y centros temáticos sobre el aceite, la sabia que riega toda la región.

El turismo asociado al vino (enoturismo) es otro filón para el Alentejo. Entre las grandes planicies alentejanas, las áreas de Borba, Reguengos, Évora, Moura y Vidigueira producen afrutados y aromáticos vinos, cada vez más apreciados internacionalmente e ideales para acompañar los contundentes platos de la zona, como las migas, cocinadas con pan, tocino y ajo.

A pesar de su evidente raíz atlántica, el Alentejo, que en portugués significa “más allá (além) del (río) Tajo (Tejo)”, tiene claras influencias de la saludable gastronomía mediterránea, especialmente por el uso del aceite de oliva, las verduras y el pescado, y quiere que su cocina se asocie a esa marca.

Ceia da Silva espera que Portugal (junto con Chipre, Croacia y Argelia) lance una segunda candidatura para que sea integrado oficialmente en el área de la dieta mediterránea, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2010 cuando España, Italia, Grecia y Marruecos solicitaron esa distinción internacional.

En cualquier época del año puede nutrir su hogar de cosas nuevas gracias a los outlets. Excelentes propuestas, a buen precio, de muebles para todos los gustos.

Ninguno de los grandes diseñadores del mundo renuncia a vender sus creaciones ni siquiera fuera de temporada, ¿por qué iba a ser distinto en el caso de los muebles? Los outlets de ropa han llevado de la mano el nacimiento de outlets de mobiliario clásico, actual o colonial, además de todo tipo de complementos para el hogar o el jardín.

En muchas ocasiones, lo que se pretende con este tipo de venta es liberar espacio de tiendas con muebles que se exhiben durante todo el año y a los que se les supone un mínimo deterioro al no provenir directamente de fábrica. Expuestos a la luz y al polvo o a posibles, pero mínimos golpes, bajan su precio de manera notable.

“En los outlets de muebles podemos encontrar diseños de temporada, sin ningún deterioro, perfectamente útiles para decorar hogares con un presupuesto reducido, pero siempre con el estilo que desea”.

Diseños que no están desfasados sirven para decorar hogares con un presupuesto reducido, pero siempre con el estilo que desea y con buen gusto. No existe ninguna relación entre mueble usado con outlets. Los muebles o ropa para el hogar que puede encontrar en este tipo de establecimientos no son de segunda mano.

Son muchas las tiendas de estas características que puede encontrar por internet y en las que incluso puede acceder a venta directa, otras, sin embargo, es imprescindible el paso por tienda.

Los pioneros

Una de las firmas más internacionales de mueble colonial, Becara, con puntos de venta en México, Estados Unidos, China, Turquía, Chile, Italia, Brasil, Emiratos Árabes o Nueva Zelanda, entre otros fue de las primeras en vislumbrar el éxito de los outlets.

Primero lo estableció en una nave industrial y después en uno de los centros de venta de outlets de ropa más importantes y visitados de Madrid (España), Las Rozas Village, donde dispone de una amplia cantidad de metros en los que mostrar artículos de fuera de colección a precios muy distintos a los que tuvieron en su día, sin mácula ni deterioro alguno, durante todo el año.

María José de Blas, relaciones públicas de Becara y responsable del saldillo, afirma que el cliente que acude a un outlet busca “ante todo un buen precio o ese "chollo" que de repente se encuentra, ya que conociendo la marca todo es garantía”, pues es lo que caracteriza a este tipo de muebles “buena calidad a buen precio”.

Se pueden encontrar muebles de hierro, forja, o de maderas nobles, butacas y sofás de cuero, médula de cuerda o tapizados; además de lámparas, apliques, faroles, cuadros, marcos, todo tipo de objetos de decoración, complementos y ropa de mesa, textil, alfombras, cojines o ropa de cama.

En Becara afirman rotundos que “la calidad no se toca. Hablamos de colecciones fuera de stock o piezas únicas antiguas que provienen de nuestro almacén de Antique, y que siempre es una auténtica ganga”, señala de Blas.

De todo como en botica

Virginia, Ohio, Georgia, Nueva York o Texas son algunos de los estados en los que la firma norteamericana Pottery Barn tiene ubicados sus outlets.

Además de ofrecer constantes ofertas en cada uno de sus productos, Pottery Barn, una de las firmas de muebles que más renueva sus colecciones, utiliza los outlets para dar salida al stock de su almacén.

Sillas, mesas, lámparas, vajillas, cojines o tumbonas para el jardín o los días de playa es sólo una pequeña parcela de lo que puede encontrar, aunque ellos aunque siempre sugieren que, si no quieren darse el paseo, para nada comprueben que van a tener aquello que buscan.

Si sabe buscar, en estos espacios puede encontrar todo aquello que se proponga.

“Contamos con mil complementos diferentes, vajillas, cristalerías, cajas, marcos, candelabros, flores, textil en toda su más amplia gama, lámparas, cuadros  y todo aquello que nos podamos imaginar” para decorar una vivienda.

¿Qué tipo de compras suele apartar para hacerlas en outlets?

La belleza de la novia no solo es fruto de la felicidad.

La belleza de la novia no sólo es fruto de la felicidad y del amor, sino que responde a un plan de tratamientos, dirigidos por expertos en una apretada agenda en la que velan para que todo salga perfecto.

El plan de belleza de una novia va mucha más allá de una depilación inmaculada, un peinado resultón,  un maquillaje favorecedor y atractivo y un bronceado envidiable. “La cuenta atrás en empieza como mínimo de tres meses antes del gran día. El objetivo es lucir un aspecto radiante y para ello es necesario una cura de belleza y bienestar”, explica la esteticista Felicidad Carrera.

Al tiempo que se elige el vestido, la novia también debe seleccionar un programa de belleza que se ajuste a las necesidades de la piel. “Lo más importante es evaluar el estado de su piel para empezar a trabajar”, afirma Carrera.

“Si la novia es mayor de 36 años, recomendamos que esta visita sea seis meses antes de la fecha de la boda por si fuera necesario mejorar la figura. En ese momento, aconsejamos dejar las cejas sin depilar durante un tiempo para poder diseñarlas libremente”, cuenta la esteticista.

En opinión de la especialista Maribel Yébenes “los tratamientos para ese día tan especial deben hacer hincapié en el rostro, cuello, escote, brazos y espalda”, aunque reconoce que “no se deben olvidar piernas, manos y pies. Debe ser un tratamiento integro”.

Un mes y medio antes de la boda, se debe hacer la prueba del maquillaje, que aunque aparenta sencillez y naturalidad  es un maquillaje muy trabajado. “Me gustan las novias con el rostro natural, la piel luminosa y toques de luz en los pómulos”,  advierte el maquillador Pedro Cedeño.

“En los maquillajes de novia no hay tendencias, se debe aplicar el color en función del tono de la piel y de los ojos”, advierte el maquillador Pedro Cedeño, quien asegura que “hoy las novias se atreven con colores más subidos y apuestan por labios rojos y ojos rotundos para profundizar la mirada”.

Un mes antes

Un mes antes, se debe realizar una limpieza de piel, paso imprescindible y fundamental para  la penetración de los productos que se administren en los tratamientos, además de ser fundamental para que el maquillaje luzca perfecto. “La limpieza profunda consiste en la realización de un tratamiento para eliminar las impurezas de la piel como células muertas, puntos negros y comedones”, dice Carrera.

Para mantener la piel cuidada hasta el día de la boda es aconsejable utilizar productos de limpieza adecuados a las características de cada piel y aplicar una mascarilla todos los días durante dos semanas, de este modo se conseguirá equilibrar la piel y aportarle luminosidad.

“Un mes antes se debe realizar una limpieza de piel, paso imprescindible y fundamental para  la penetración de los productos que se administren en los tratamientos, además de ser fundamental para que el maquillaje luzca perfecto”.

Dos semanas antes, es recomendable realizar un tratamiento facial de hidratación extrema, “que consiste en la aplicación de luz LED regeneradora o calmante, dependiendo del tipo de piel, emisión de oxígeno puro y principios activos que penetran en las células cutáneas, dejando la piel más fina, firme y elástica. “En una sola sesión este tratamiento aporta a la piel hidratación y salud”, cuenta la esteticista.

“Una semana antes, es el momento de tratar el cabello. Diseñar el corte de pelo, aplicar color mediante ligeros toque de luz con reflejos”, añade el estilista Michel Meyer, quien explica que “es importante que el cabello esté en armonía con las facciones, el velo, la mantilla, tiras, diademas o tacados”.

Cinco días antes, se recomienda la depilación y un tratamiento corporal de hidratación intensivo. Dos días antes, la novia se debe centrar en el diseño de las cejas. “El diseño debe realizarse según las normas del maquillaje, la fisonomía del rostro y las modas, para lucir unas cejas perfectas en un día tan importante. Una opción más para dar protagonismo a la mirada es rizar o realizar una extensiones de pestañas”, detalla Felicidad Carrera.

“El día antes de la boda, la novia debe someterse a una  cura intensiva de belleza de cuatro horas de duración”, recomienda Carrera, quien aconseja “un tratamiento facial con velo de colágeno, un tratamiento corporal hidratante y relajante con aceite de albaricoque para acabar con el estrés y a continuación la manicura y pedicura.

¿Cuál fue vuestra rutina de belleza previa al gran día?