Las aguas cristalinas de las playas de México atraen a tantos visitantes como las procesiones. Acapulco, en el Pacífico, o la península del Yucatán en el Caribe, son dos de los destinos emblemáticos para disfrutar del sol, la arena blanca y el ocio sin perder de vista culturas milenarias.

El paraíso existe y tiene forma de playa. Son muchos los que sueñan con tumbarse en una hamaca, leer un libro, tener cerca un expendedor de daiquiris, crema bronceadora y una banda sonora compuesta de brisa y gaviotas. Convertir esa quimera en realidad es posible en México.

Según la Comisión Nacional de Turismo (CNT), México espera más de 23 millones de turistas a lo largo de este año. Más de 10 podrían llegar en Semana Santa a los destinos más demandados. Por su parte, Estados Unidos reconoce que en las zonas turísticas no existe el mismo nivel de violencia que en las zonas fronterizas.

“CON NUESTRAS CAMPAÑAS, BUSCAMOS QUE LA SEGURIDAD FAVOREZCA LA INVERSIÓN. EN MÉXICO CONTAMOS CON 2.450 MUNICIPIOS Y ESTAMOS MEJORANDO LA PERCEPCIÓN QUE SE TIENE DE ELLOS CON NUMEROSAS ACCIONES QUE FOMENTEN EL TURISMO”.

Durante las fiestas de Semana Santa los destinos preferidos de los mexicanos y de muchos extranjeros, son las playas. Según las cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), un 55% de nacionales viajó el año pasado a algunos de estos puntos. Todo apunta a que la previsión para estas fechas será muy parecida.

Esta entidad afirma que el destino por excelencia es Acapulco (en el estado de Guerrero) con un 19.2% de previsión de ocupación hotelera, seguido de Veracruz (en el Estado homónimo), con un 14.5%, Cancún (estado de Quintana Roo) con 9.3% y las maravillosas Bahías de Huatulco (estado de Oaxaca), con 5.2%.

Sol, playa y cultura

Desde el sector turismo recomiendan ser previsores y reservar las vacaciones con un mes de antelación. Los porcentajes elaborados por Profeco para 2011 fueron de un 79% de viajeros con preferencias en destinos nacionales y un 33% que eligió Cancún, en concreto, para vacacionar.

Este último dato coincide con el que da Viajes El Corte Inglés México, empresa que reporta un incremento de ventas respecto a 2010, siendo las playas el destino predilecto de los turistas. En conversación con EFE Reportajes, fuentes del tour operador comentan que “Quintana Roo encabeza la lista, seguida de la Riviera Maya, Jalisco, Oaxaca, Baja California, Veracruz y Yucatán, reportando únicamente de este rubro más de $200 millones de pesos en ventas a nivel nacional”.

El grupo de negocios español reporta que uno de los paquetes turísticos que más vendió en 2011 fue el de carretera Villahermosa-Huatulco y Chiapas-Huatulco, siendo la renta de coche y reservación de hotel all-inclusive o únicamente all-inclusive lo más elegido.

En opinión de Gastón Ramos, Director General de Desarrollo y Productos Turísticos de la Secretaría de Turismo (SECTUR): “En México tenemos mucho más que sol y playa. Un ejemplo es Cozumel (Caribe), un lugar bellísimo con joyas arqueológicas, edificios de interés arquitectónico o buceo como actividad adicional”.

El funcionario de la SECTUR recuerda además el valiosísimo legado de Huatulco (Oaxaca), con 36 playas de arena blanca. “Es algo extraordinario”, enfatiza Ramos, quien recuerda que en el estado oaxaqueño se espera un crecimiento turístico muy importante por Semana Santa”.

México estuvo presente este año en FITUR (Madrid) y en la ITB de Berlín, ambas ferias internacionales donde cada país enseña su amplia gama de viajes, destinos, operadores turísticos, sistemas de reservas, transporte, hoteles y todo lo que esté relacionado con el descanso vacacional.

A pesar de la inseguridad

Recientemente el diario USA Today publicó un artículo con este titular: “Más allá de las zonas peligrosas, el país es abundante en maravillas”, en el que reconoce a Puerto Vallarta y Riviera Nayarit como dos de los destinos turísticos mexicanos más importantes e ideales para visitar y conocer en el país.

Una afirmación que le hace un gran favor a México, últimamente muy azotado por la violencia, ya que según el experto en Desarrollo y Productos de SECTUR, Gastón Millán, “los estadounidenses son los turistas que más vienen a nuestro país, por lo que con base a nuestras campañas, buscamos que la seguridad favorezca la inversión. En México contamos con 2450 municipios y estamos mejorando la percepción que se tiene de ellos con numerosas acciones que fomenten el turismo”.

El servidor público añade que “el objetivo de la institución estatal es posicionarse como uno de los cinco primeros destinos turísticos y transformarlo así en un país más seguro y más próspero con un tejido social más fuerte”. Pero no solo se cuida al ciudadano norteamericano.

Desde Viajes el Corte Inglés México coinciden y comentan que se sigue apostando por incentivar a los turistas extranjeros y nacionales para que visiten nuestros destinos. “A pesar de las noticias que a nivel internacional se han manejado en cuestión de seguridad, México ofrece un gran abanico lleno de riquezas turísticas que hay que conocer y dar a conocer: playas, ciudades, pueblos mágicos y otros”, dicen.

La esmeralda del Pacífico

Según la Secretaría de Turismo, la playa de Manzanillo (estado de Colima) es el segundo destino turístico más seguro del país. Conocido como la Esmeralda del Pacífico por sus brillantes playas de arena blanca y sus hermosos paisajes verdes con vegetación de palmeras, el atractivo de Manzanillo reside también en su parte arquitectónica y gastronómica.

Y para gustos algo diferentes: Barra de Navidad y Melaque, ambas en la Bahía de Navidad en el Estado de Jalisco, donde se podrá disfrutar de una playa no tan concurrida y donde el pescado y las bebidas típicas saciarán el hambre con espléndido sabor.

Zipolite (estado de Oaxaca) es famosa por ser la primera playa nudista del país. En la costa del Pacífico destacan, asimismo, Loreto, Los Cabos, Puerto Vallarta, Riviera Nayarit y en la Península de Yucatán, Cancún y la Riviera Maya.

Otros destinos solicitados por los turistas son Chiapas por su esplendorosa riqueza natural; Guanajuato con su increíble arquitectura; Puebla; San Luis Potosí, Querétaro; Tabasco y la Ciudad de México, todos ellos referentes para turistas nacionales y extranjeros.  Eso sí, allí tendrán que sustituir el mar por las piscinas y las palmeras por las jacarandas.

Los principales gastos del presupuesto doméstico provienen del hogar y el automóvil, por lo que todo ahorro bien calculado y racional, sobre todo en los apartados de combustibles, alimentación, servicios de agua, gas y electricidad, repercutirá positivamente en nuestros bolsillos.

Recortes, crisis, deudas, intereses al alza... En épocas de ‘vacas flacas’ como las actuales la ‘tijera de recortar gastos’ está más activa que nunca en muchos hogares y familias. Pero realmente, ¿se puede gastar menos sin sacrificar calidad de vida?.

Para los expertos en economía del consumo en la mayoría de los casos en que la escasez de recursos no ha llegado a límites insostenibles, es posible ahorrar de forma que no perjudique nuestro bienestar: La clave del éxito radica en que los ‘ajustes’ se hagan con sentido común y una razonable planificación.

Una de las principales partidas del gasto de las familia es el relativo al vehículo automotor personal, de acuerdo a un informe de la red social Comuto (www.comuto.es), especializada en organizar viajes con el coche compartido, una modalidad que va en aumento en muchos países, debido al factor económico.

“Conducir el coche de forma eficiente, sin cargarlo en exceso, arrancando el motor sin pisar el acelerador, eligiendo la marcha adecuada, viajando a una velocidad constante o usar el motor como freno, puede reducir el consumo de combustible un 15 por ciento”.

Comuto dispone de una base de miles de usuarios registrados, quienes proponen viajes de media y larga distancias como conductor o pasajero, acceden a las ofertas propuestas y finalmente eligen la opción que mejor cumple sus necesidades.

Esta comunidad de usuarios, basada en internet, señala que compartir el coche puede representar un ahorro de hasta el 75 por ciento en los gastos mensuales de transporte, y que en un trayecto de su casa al trabajo, un conductor puede ahorrar unos 2.500 dólares anuales alternando coches en una distancia de 20 kilómetros.

Para ahorrar con el coche también, y disminuir el consumo de carburante, hay que conducirlo de forma eficiente: sin cargar en exceso el maletero, arrancando el motor sin pisar el acelerador, eligiendo la marcha adecuada, no forzando los cambios, viajando a una velocidad constante o usar el motor como freno.

Con estas sencillas medidas, el consumo de gasolina puede reducirse hasta un 15 por ciento, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) español.

Gastar menos, economizar siempre

Además de compartir el coche, para gastar menos Comuto recomienda adquirir las denominadas ‘marcas blancas’, de menor precio y calidad similar, que según algunos estudios puede reducir el presupuesto destinado a la compra en el supermercado hasta un 40 por ciento, e incluso más si se eligen los comercios que ofrecen precios y ofertas más baratos.

Otras opciones para ahorrar, consisten en llevar al trabajo nuestra propia comida desde casa en un ‘tupper’, comprar y adquirir productos usados o de segunda mano y aprovechar los descuentos en internet que ofrecen los outlet on-line, las tiendas virtuales o las páginas webs de comparación de precios.

Para mejorar la economía doméstica, el grupo Eroski en colaboración con el IDAE aconseja aprovechar la iluminación natural, usar colores claros en las paredes y techos para que esa fuente de luz haga más efecto, y apagar los equipos eléctricos y electrónicos (ordenadores, radio-cadenas y televisores) en vez de dejarlos en posición “stand by” (en espera) si no se utilizan.

“Aprovechar la iluminación natural, usar colores claros en las paredes y techos para que esa fuente de luz haga más efecto, y apagar los ordenadores, radiocadenas y televisores, en vez de dejarlos en posición “stand by” (en espera) si no se utilizan”.

Para economizar electricidad en la casa también se puede recurrir a las bombillas de bajo consumo, ajustar los termostatos del frigorífico (seis grados centígrados en la parte central y dieciocho grados bajo cero en la zona de congelación), llenar al máximo el lavavajillas, utilizar el microondas en vez del horno convencional y usar todo lo posible la olla a presión o “exprés”.

Apagar la calefacción por la noche y no encenderla a  la mañana siguiente hasta después de haber ventilado la casa durante diez minutos, realizar un buen mantenimiento de la caldera, “purgar” los radiadores de la calefacción una vez al año, no dejar los grifos abiertos al cepillarse los dientes o afeitarse, y ducharse en vez de bañarse, son otras recomendaciones de Eroski-IDEA.

Asimismo, comparar distintas tarifas de teléfono móvil y elegir la más adecuada al uso real que se hace de este dispositivo, permite ahorrar hasta un 30 por ciento en la factura, ha señalado Fátima Elidrissi, ‘community manager’ de  la red social Comuto.

Las nuevas campanas extractoras se encargan de eliminar el mínimo rastro de humo de la cocina, pero además la decoran.

Lo que antes era un electrodoméstico más, las campanas extractoras, se han convertido en un potente elemento de decoración en la cocina. Ya no basta con que eliminen el humo y con ello los olores a cualquier precio ahora, su forma, aleación y su capacidad para emitir el menor ruido posible, se convierte en un plus para elegir la mejor.

Las posibilidades que ofrece el mercado en este ámbito son amplias. Lineales y mínimas, para cocinas pequeñas, integradas entre los muebles, en la pared; para cocinas más amplias en la que lucirlas con tubos hasta el techo, o bien para modelos de cocina en isla.

Conseguir el menor impacto ecológico, gracias al proceso de producción, y mantener un compromiso con el medio ambiente, al lograr un consumo reducido de la energía, son algunas de las máximas de estos electrodomésticos y sus fabricantes.

Buena prueba de la renovación que se opera en el sector, es que una firma internacional como Miele, lanza su campaña de campanas extractoras centrada en la innovación tecnológica y el diseño como arte. El nombre lo dice todo “Aura”, que dispone de una geometría elíptica, sin chimenea, y permite la utilización de materiales como cristal negro y aluminio.

“Lineales y mínimas. Para cocinas tradicionales, para espacios pequeños o grandes dimensiones, incluso con isla central. Sofisticados diseños combinan el deseo de preservar el medio ambiente y mantener la cocina sin humos ni ruidos.”

Los filtros de estas nuevas campanas son de carbón activado NoSmell que, gracias a su dotación catalítica, “atrapan en sus microporos las moléculas del olor, descomponiéndolas en moléculas neutras”, señalan los responsable de Miele.

Los ajustes de cada función se realizan a través de sensores integrados en el cristal y contienen una capa de aislamiento acústico en el interior.

Uno de los apartados, a veces considerado como secundario, pero vital para la cocina, es la iluminación de las extractoras.

La campana DA 6290 W de Miele ha sido galardonada en la última edición de los premios “Red Dot Design Award” por su innovador concepto de iluminación, pues mediante un canto de cristal integrado en la visera de la campana, permite que mediante LED se ilumine eligiendo el color (blanco, azul, verde y rojo), de acuerdo al estilo decorativo de la cocina. De esta manera se crea ambiente en la cocina.

Comunicación directa

Además, este modelo de última generación es capaz de comunicarse automáticamente con la placa vitrocerámica, de modo que la potencia extractora de la campana se adapte siempre a la situación conveniente en la placa vitrocerámica.

Las campanas extractoras de AEG de su colección “Neue Killektion”, “Street” y “Backstein”, disponen de un sensor que permite ajustar la potencia gradualmente para que la campana funcione en todo momento con la fuerza necesaria para despejar los vapores de la cocción.

La tecnología con motor trifásico garantiza un funcionamiento muy silencioso, incluso cuando se encuentre a la máxima potencia.

La firma tiene varios modelos de los denominados grupos filtrantes, una campana extractora que sólo se ve mientras se utiliza.

“Se integra perfectamente en la cocina y puede esconderse cuando no se usa. La chimenea se puede instalar en el interior del armario del techo, y deslizar la campana por debajo. Cuando quiera usar el extractor, bastará con que tire de la campana hacia fuera y la extienda por completo”, explican los comerciales de AEG.

La capacidad de extracción es más eficaz al combinar un potente motor con un sistema de extracción de aire perimétrico. El sistema perimétrico de extracción dirige la corriente de aire hacia los bordes externos de la campana, esta combinación garantiza que los humos y olores se extraigan de la forma más eficaz.

El filtro de grasa de aluminio, con diseño de cartucho, se  puede lavar y reutilizar, lo que significa que la saturación del filtro de grasa nunca causará problemas de funcionamiento en la campana extractora.

Según la Fundación Naciones Unidas, los humos tóxicos de la cocina contribuyen al desarrollo de enfermedades crónicas y otros problemas de salud agudos, como bronquitis o problemas cardiovasculares. Unos datos a tener en cuenta para prevenir enfermedades en la familia. Opte por una buena extractora, su salud lo merece.

Criaturas fantásticas o soldados de tiempos pretéritos dispuestos para el combate. Dos ejércitos, un reglamento, unos dados y cierta visión estratégica son los componentes básicos del juego. La guerra está sobre la mesa.

Un puñado de soldados alemanes resiste en el interior de un cuartel abandonado, a la espera de refuerzos. Las tropas norteamericanas rodean el edificio y el tiroteo no se hace esperar.

Los americanos sufren la primera baja entre sus filas pero, en este caso, no hay que lamentar la pérdida. El difunto apenas mide tres centímetros y volverá a estar disponible para la próxima partida.

En esta ocasión, los jugadores han elegido enfrentarse en una batalla de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, los aficionados a los juegos de guerra con miniaturas pueden escoger distintos ejércitos de una gran variedad de épocas históricas.

“Egipcios, romanos, cartagineses, macedonios o napoleónicos son sólo algunas de las opciones”, señala Rafael Gómez, responsable de la tienda Atlántica Juegos de Madrid, un establecimiento especializado en juegos de estrategia.

La antigüedad, la Edad Media, el Renacimiento, el periodo napoleónico, los años del colonialismo inglés, las dos guerras mundiales y la guerra moderna son, a grandes rasgos, los principales escenarios en los que se desarrollan la mayoría de las contiendas entre ejércitos de miniaturas, explica Rafael.

Para enfrentarse en una batalla, los contrincantes deben elegir bandos opuestos dentro de una misma época. Existe un reglamento para cada uno de estos periodos que sienta las bases del enfrentamiento.

Dicho reglamento y la suerte que el jugador tenga con los dados, determinan si puede abrir fuego y abatir a su oponente o si su rival logrará rechazar el ataque y salvar la vida de sus hombres.

En algunas modalidades, el libro de reglas y los dados establecen la distancia que puede avanzar cada soldado y los jugadores los desplazan ayudados por una cinta métrica.

Sin embargo, estas distancias varían dependiendo del tamaño de las miniaturas. Las medidas más comunes son 15 mm. y 28 mm., afirma Rafael.

Algunos reglamentos disponen que cuando las figuras sean de 28 mm. la distancia que deben avanzar se mida en pulgadas, mientras que cuando se trate de miniaturas de 15 mm., se haga en centímetros, añade.

No obstante, antes de entablar combate los jugadores han pintado cada uno de los soldados que componen su ejército. Se trata de un proceso minucioso en el que intentan plasmar con la máxima fidelidad posible los uniformes y las armas de una época concreta.

“Con un poco de atención, cualquiera puede aprender a pintar miniaturas”, indica Rafael.

“Las miniaturas más pequeñas resultan más fáciles de pintar porque tienen menos detalles”, asegura.

“Quienes juegan con figuras de fantasía heroica suelen ser más jóvenes que aquellos que optan por los ejércitos históricos”.

Incluso hay quienes pintan sus ejércitos con el coleccionismo como único propósito, dejando a un lado el juego propiamente dicho.

Modos de juego

Quienes sí juegan tienen dos maneras de hacerlo. Pueden recrear la situación inicial de una batalla histórica concreta, donde es posible que un ejército sea más numeroso que otro. Aunque el resultado final dependerá de la suerte y de la visión estratégica de los contendientes.

Sin embargo, cuando se trata de que la partida esté equilibrada, los jugadores establecen un número de puntos y construyen su ejército en función de ello.

Cada figura tiene un valor en puntos y la suma de todo el ejército no debe superar la cifra acordada. Esta es la modalidad que se emplea en los torneos.

De este modo, es posible que, por ejemplo, griegos y persas se enfrenten en igualdad de condiciones.

“Algunos aficionados pintan sus ejércitos con el coleccionismo como único propósito, dejando a un lado el propio juego”.

Aunque no siempre quienes entablan combate son seres de este mundo. Orcos, zombis, enanos y vampiros son sólo algunas de las criaturas fantásticas con las que se puede disputar una batalla.

En el ámbito de la fantasía heroica, los ejércitos más comunes son los de la serie Warhammer. Se trata de criaturas fantásticas “con cierta estética medieval”, comenta Aarón, empleado de una de las tiendas Games Workshop de Madrid.

También existe la saga Warhammer 40.000, compuesta por ejércitos “con un aire futurista”, explica.

Quienes se embarcan en el mundo de las miniaturas de fantasía suelen ser más jóvenes que aquellos que optan por los ejércitos históricos.

“No falta quien se aficionó al Warhammer en la adolescencia y de adulto mantiene el hobby”, señala Lolo, el encargado del establecimiento.

Lolo afirma que este es un entretenimiento con muchas características educativas. “Al pintar las miniaturas, los chicos aprenden arte. Además, utilizan las matemáticas para aplicar las reglas del juego y se socializan, pues es imprescindible tener un compañero con el que jugar”, apunta.

La lectura es otro de los componentes básicos de esta afición. Más allá de los reglamentos y del libro que define las características de cada ejército, hay una gran cantidad de novelas que dan vida a las criaturas del juego y recrean sus escenarios.

Cómics, videojuegos y revistas especializadas completan el universo fantástico que gira alrededor del juego.