Sabemos que estamos en Galicia cuando el paisaje se torna más verde de lo común. Entre un pasado romano, tradiciones celtas y osados peregrinos, el punto más occidental de la España peninsular ofrece caminos boscosos, campos que parecen infinitos y playas enigmáticas que harán sonreír y crecer a su espíritu.

Galicia se convierte en un destino privilegiado en España todo el año, pero especialmente en los meses calurosos, porque el clima es agradable y da refugio a aquellos turistas  que huyen de las altas temperaturas, además de esperar con los brazos abiertos a todos los que emprenden el famoso “Camino de Santiago”.

Aunque el viajero no puede obviar las grandes urbes de Galicia, para intentar un viaje diferente es recomendable perderse un poco por el camino para conocer las zonas rurales de las cuatro provincias: A Coruña, Lugo, Pontevedra y Orense.

“SANTIAGO DE COMPOSTELA, SU CAPITAL, ES ALGO ASÍ COMO “LA TIERRA PROMETIDA” DE LOS PEREGRINOS QUE SE AVENTURAN EN EL FAMOSO "CAMINO DE SANTIAGO".

Si se viaja en coche, es posible hallar pequeñas casas perdidas entre el verde de los montes. En ellas habitan gentes que crían su ganado, tienen pequeños huertos, fabrican su propio vino, quesos y pan y muchos que curan sus propios jamones.

A los gallegos se les conoce por ser amigables y hospitalarios, y está bien ganada esa fama. Si el viajero tienen suerte y se topa en su camino no convencional con algún agricultor, con seguridad éste le invitará a tomar café y pan.

Tesoros naturales

En un rincón de la costa de Lugo, cuando baja la marea, se develan los tesoros. En la “playa de Las Catedrales” o “playa de Aguas Santas”, es posible ver riscos monumentales que curiosamente aparecen como arcos y cuevas. Estas perforaciones se han formado en los acantilados por los cientos y cientos de años que el agua ha chocado contra ellos. Esa conversación ríspida y constante entre olas y roca ha dejado una vista espectacular donde los turistas acuden a tomar fotos, caminar o nadar entre las cuevas.

Uno de los responsables de que Galicia tenga sus montes siempre verdes es la lluvia. Así como los esquimales tienen decenas de palabras para referirse a la nieve, los gallegos tienen unas setenta propias para nombrar a la lluvia dependiendo de su intensidad, temperatura o forma.

Así, el barruzo, froallo, orballo o babuxa (una lluvia muy fina) suele caer en casi toda la región, por lo que es recomendable llevar calzado adecuado para caminar y un impermeable o paraguas.

“COMER Y BEBER ES UN PLACER, Y ESTA COMUNIDAD, AL NOROESTE DE ESPAÑA, OFRECE UNA GASTRONOMÍA BASADA EN LOS FRUTOS DEL MAR, EL CERDO Y LOS BUENOS VINOS.”

Si se ha aventurado y ha decidido adentrarse en los montes, el viajero puede toparse con algunas cascadas que en su desembocadura forman pequeñas piscinas naturales donde es posible nadar en verano, pero casi imposible en otoño o invierno, cuando la temperatura baja y en las partes más altas, nieva.

Los caminos de los pequeños poblados suelen estar rodeados de flores como hortensias o girasoles, presentes en casi todas las casas de campo al lado de los huertos de maíz, calabaza, lechuga, patata y tomate.

El rincón más lejano

Santiago de Compostela, además de ser la capital de Galicia, es algo así como “la tierra prometida”, al menos para los peregrinos que se aventuran en el famoso "Camino de Santiago", que tiene variantes en el inicio de la ruta, pero todas paran en la catedral de esta ciudad.

Los peregrinos que se refugian cada noche bajo un cielo tapizado de estrellas brillantes tienen entre sus sueños el día en que llegarán al lugar donde se encuentra el sepulcro del apóstol Santiago. Algunos de ellos recorren a pie todo el norte de España y otros más llegan andando desde Francia, aunque esta ruta también se puede hacer a caballo o en bicicleta, por ejemplo.

El Camino puede hacerse por motivos religiosos, como experiencia de supervivencia, como deporte, como un reto personal o por la razón que sea, pero es una tradición que ha acogido Galicia desde la época medieval.

Al entrar al casco viejo y alzar un poco la vista, se percibe la catedral y su fachada barroca, construida a partir de 1075 sobre restos de edificios de periodos anteriores, algunos de ellos de origen romano.

Si se ha perdido entre los edificios de la Universidad de Santiago de Compostela y no encuentra cómo llegar a la catedral, siga las vieiras en el suelo que indican el destino final. Una vez en la plaza del Obradoiro, aparecerán los rostros felices y fatigados de los peregrinos que han cumplido su misión. Ahora es turno de entrar a al edificio y ver dónde han dejado los zapatos, literalmente, estos aventureros.

Idioma y tradiciones

Así como sucede en otras comunidades de España, como el País Vasco o Cataluña, al entrar a Galicia se puede escuchar una lengua distinta al castellano: el gallego. Si se tienen nociones básicas del portugués o italiano y se pone mucha atención, es posible entender a los gallegos, pero casi imposible hablarles en su idioma.

Aunque la mayoría de los gallegos hablan castellano, existen algunos poblados alejados de las grandes urbes donde, sobre todo la gente mayor, casi no habla español.

De acuerdo con datos de la Xunta de Galicia, el gallego es hablado por el 91 por ciento de la población y es tanto la lengua cotidiana como la que se habla en el Parlamento, en las escuelas y en los medios de comunicación.

“Hace más o menos una década, el gallego comenzó a ponerse de moda”, explica Verónica López, oriunda de Mondoñedo en Lugo. “Cuando éramos adolescentes, se veía mal que un gallego no hablara el castellano, pero ahora todos nos sentimos orgullosos de nuestra lengua y aunque sepamos castellano, al llegar aquí, solo existe el gallego”.

“UNO DE LOS MAYORES ATRACTIVOS NATURALES DE GALICIA ES LA “PLAYA DE LAS CATEDRALES”, EN LA ZONA MÁS ORIENTAL DE LUGO, QUE TIENE RISCOS MONUMENTALES CURIOSAMENTE PERFORADOS EN FORMA DE ARCOS Y CUEVAS.”

Y así como cuidan y defienden su lengua, lo hacen con ciertas tradiciones. Lugo tiene sus fiestas medievales, una de las cuales se celebra en la población de Mondoñedo (a 40 minutos de Lugo), donde, año tras año, la segunda semana de agosto, los habitantes levantan un mercado medieval al que acuden todos disfrazados de personajes de aquella época.

La comida, la bebida, las ceremonias, todo está estrictamente controlado para que tanto los habitantes como los turistas experimenten un viaje al pasado.

De Galicia corren muchos rumores, y ninguno tan sabroso como comprobar que sí, que son buenos cocineros. Aunque su especialidad son los frutos del mar (percebes, mejillones, vieiras, pulpo), también saben elaborar buena carne de cerdo en el guiso de zorza, en lacón rebanado o dentro de una empanada.

Los bares ofrecen pequeñas degustaciones de estos platos por medio de las tapas, que son gratis si se pide una bebida. Lo mejor para solicitar para acompañar una comida copiosa es la crema de orujo y los vinos ribeiro y albariño.

En la ciudad de Lugo es imperativo subir y caminar por la muralla romana que circunda la parte vieja. Ésta ofrece una vista panorámica de las iglesias, calles, bares y resulta hasta un poco "vouyerista" porque, desde las alturas, es posible ver a los lugueses decorando y regando sus jardines.

El paso de los celtas por este territorio les ha dejado el misticismo de las brujas. Los turistas suelen maravillarse en las tiendas donde parece haber un Halloween todos los días y se venden brujas de juguete, disfraces y golosinas.

Sin embargo, entre los habitantes, también circulan los rumores de gente que aún practica ritos relacionados con la brujería.

Al menos en cuanto a encanto y seducción por la comida, las tradiciones y las bellezas naturales de la zona, se puede decir que los rumores de que Galicia embruja, son ciertos.

Haití no cede al desaliento. El país caribeño, que en los últimos años ha sufrido epidemias, terremotos y crisis políticas, quiere salir adelante y confía en su patrimonio natural e histórico y en su potencial turístico para relanzar su economía y encarar el futuro con optimismo.

El turismo puede ser una parte de la solución a los problemas del castigado Haití si se consigue atraer inversión y generar empleo para construir una clase media que pueda aportar prosperidad, según afirma la ministra de Turismo, Stephanie Balmir Villedrouin.

"VARIOS INVERSORES HAN ANUNCIADO YA PROYECTOS PARA CONSTRUIR HOTELES EN PUERTO PRÍNCIPE, COMO LAS CADENAS NH, MARRIOT Y BEST WESTERN".

Haití, donde el 80 por ciento de los cerca de diez millones de habitantes vive en situación de extrema pobreza, con menos de dos dólares al día, sufrió en 2010 un terremoto que causó más de 300.000 muertos y 1,5 millones de afectados y, en la actualidad, padece una epidemia de cólera que ha afectado a más de medio millón de personas y matado a más de 7.000.

"Haití no tiene una imagen muy positiva en el exterior, pero este Gobierno está haciendo lo imposible por dar la buena noticia: Que Haití sufrió un terremoto, pero no destruyó todo Haití, como todo el mundo pensaba; que Haití tiene pobres, pero también una clase media y profesionales que quieren ayudar al desarrollo del país", explica.

Magníficas playas y enclaves históricos

Además, el país antillano "tiene sitios feos, como todos los países, pero también sitios bonitos", añade la ministra, quien menciona lugares de magníficas playas como Port Salut y Jacmel, ambas en el sur o Cabo Haitiano, en el norte.

Junto a playas de fina arena, cocoteros y aguas de color azul turquesa, el país antillano posee lugares históricos como La Citadelle Laferrière, cerca de Cabo Haitiano, declarada Patrimonio de Mundial de la Humanidad por la UNESCO, y el Palacio Sans Souci, en Milot (norte), además de ciudades llenas de colorido como Les Cayes, donde se celebra un vistoso carnaval.

Según un informe elaborado en 2011 por la Organización Mundial del Turismo (OMT), el país caribeño dispone de unos recursos naturales, unas playas y un clima comparables a los de los destinos turísticos mejor establecidos del Caribe y cuenta, además, con "una riqueza cultural muy singular" que podría distinguirle de otros países de la región.

"SEGÚN UN INFORME ELABORADO EN 2011 POR LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL TURISMO (OMT), EL PAÍS CARIBEÑO DISPONE DE UNOS RECURSOS NATURALES, UNAS PLAYAS Y UN CLIMA COMPARABLES A LOS DE LOS DESTINOS TURÍSTICOS MEJOR ESTABLECIDOS DEL CARIBE."

Con ese escenario, el Gobierno haitiano se propone crear las bases para un modelo turístico que permita sumar en 2014 hasta 3.500 habitaciones turísticas al millar que existen en la actualidad.

Haití recibe hoy en día unos 300.000 visitantes. "No los llamo turistas, porque un turista es el que viene a pasar sus vacaciones aquí. Haití no está posicionado como un destino turístico de ocio, sino como un destino de negocios", señala Balmir Villedrouin.

400 millones de inversiones para los próximos dos años

Varios inversores han anunciado ya proyectos para construir hoteles en Puerto Príncipe, como las cadenas NH, Marriot y Best Western, lo que puede generar hasta 8.000 empleos directos e indirectos en el sector hotelero, en la agricultura, la artesanía y otras áreas, explicó la ministra, quien anunció más de 400 millones de inversiones para los próximos dos años en infraestructuras e instalaciones hoteleras.

Todos estos objetivos son alcanzables por medio de programas a medio y largo plazo, pero también a corto, como son las primeras acciones emprendidas, que buscan captar turistas entre los cuatro millones de haitianos que viven fuera del país y también en las Antillas Francesas y otras islas de la región caribeña.

En cuanto a su vecino más próximo, la República Dominicana, Haití proyecta poner en marcha un "multidestino" que combina la visita a Puerto Plata (en el norte del territorio dominicano) y a Cabo Haitiano, donde el visitante europeo, al que se ofrecerá esta opción de viaje, "tendrá la oportunidad de conocer dos culturas, dos pueblos, y vivir más experiencias", señala la responsable gubernamental.

A largo plazo, el departamento se plantea elaborar planes de desarrollo para las zonas prioritarias turísticas, que ya están definidas, y trabaja en ello con el asesoramiento del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) de México.

"No estoy diciendo hoy que voy a hacer llegar un millón de turistas. Esto va a tomar tiempo, pero sí tenemos que dar muestras claras de adónde quiere ir el Gobierno", expone la ministra. "Se trata de dar imágenes positivas en el sentido de que tenemos un plan y lo estamos siguiendo", añade.

Con estas políticas, indica Villedrouin, Haití se está "reposicionando en medio del Caribe, con un mercado que recibe 23 millones de turistas al año" y para ello ha aprendido de los errores y los aciertos de otros países a la hora de trazar las líneas de su propio modelo.

Una de las acciones más recientes en las que se ha volcado el ministerio con esa intención ha sido el lanzamiento de un logotipo y del lema turístico "¡Vive la experiencia!" para promocionar la imagen del país.

"HAITÍ NO TIENE UNA IMAGEN MUY POSITIVA EN EL EXTERIOR, PERO ESTE GOBIERNO ESTÁ HACIENDO LO IMPOSIBLE POR DAR LA BUENA NOTICIA: QUE HAITÍ SUFRIÓ UN TERREMOTO, PERO NO DESTRUYÓ TODO HAITÍ, COMO TODO EL MUNDO PENSABA."

El logotipo se compone de la imagen de una flor de hibisco y un sol, elementos que decoran la palabra 'Haití' y que, juntos, evocan "el encanto de la naturaleza y la belleza profunda del país y de su paisaje", según el departamento.

Los objetivos del Gobierno "no son imposibles, si se tiene una visión clara. Lo que sí es muy importante es poner la estructura de base con el sector privado y el sector público para que las inversiones sigan aumentando y se mantengan después del mandato del presidente Michel Martelly", subraya la ministra.

"Ahora bien, ¿cómo va a estar seguro el inversionista de que su inversión está protegida? Ese es nuestro trabajo como Gobierno, darle esa seguridad, acompañarle en el proceso y estabilizar el país para que las noticias que salgan de Haití sean positivas", concluye.

San José, la capital costarricense, es una obra en construcción en busca de una nueva identidad que esté más cercana a la vida urbana moderna y a la cultura, a través de la cual espera recuperar vecinos y atraer visitantes que disfruten de algo más que de sus playas y sus bosques.

El país centroamericano es un destino turístico por excelencia, pero su capital ha sido siempre un lugar de paso hacia sus paradisíacas playas o exuberantes bosques, algo que las autoridades se han propuesto cambiar y que en los últimos años ya ha empezado a ver sus frutos.

De una "ciudad oficina", sucia y sin espacios peatonales, desierta por las noches y sin una oferta destacable de vida nocturna, arte y entretenimiento, San José ha transformado su rostro para volverse más amigable. Ahora destila vida por todos sus poros.

“SEGÚN EL ALCALDE DE LA CIUDAD, JOHNNY ARAYA, HAY INCLUSO SECTORES DE LA CAPITAL DESTINADOS A CONVERTIRSE EN UNA SUERTE DE "CENTRAL PARK" NEOYORQUINO, QUE REUNIRÁ SOBRE TODO A FAMILIAS DE PROFESIONALES JÓVENES DISPUESTOS A DISFRUTAR TODO LO QUE LA CAPITAL TIENE QUE OFRECER”.

No en vano fue designada "la quinta ciudad del futuro en América Latina" por el periódico Financial Times debido a la inversión extranjera directa que ha recibido en la última década, a su clima de negocios, el potencial económico, el clima, la infraestructura y, sobre todo, la calidad de vida.

El primer puesto en la región latinoamericana lo tiene Santiago de Chile, seguida de Lima, Bogotá y la mexicana Monterrey.

La capital costarricense es, además, de acuerdo con la consultora internacional Mercer, la novena ciudad más segura de Latinoamérica y la octava con mejor calidad de vida.

Vestirse de luces

Cafés, tiendas, bares, restaurantes, bulevares, mercados y un variado menú de actividades artísticas y culturales marcan ahora la pauta en esta ciudad centroamericana, cuyo casco urbano, lo que se conoce como el "centro de San José", no sobrepasa los 12 kilómetros cuadrados.

Hace poco más de 10 años, los habitantes y vecinos de San José evitaban pasar mucho tiempo en sus calles y avenidas, pues la basura en las vías, la gran cantidad de indigentes y la falta de espacios públicos hacía prácticamente imposible la convivencia.

En una década San José ha logrado despojarse de su traje gris y atraer de nuevo a comerciantes y artistas, así como destacar por una variada oferta de actividades que satisfacen los más diversos gustos.

“HOY, SAN JOSÉ CUENTA CON ARTERIAS COMPLETAS ADOQUINADAS, EXCLUSIVAS PARA LA GENTE Y NO PARA LOS AUTOMÓVILES, LO QUE LE HA DADO UN NUEVO AIRE Y HA FACILITADO LA APERTURA DE NUEVOS CAFÉS Y RESTAURANTES”.

Según el alcalde capitalino, Johnny Araya, la construcción de bulevares peatonales ha sido clave en este esfuerzo.

Hoy, San José cuenta con arterias completas adoquinadas, exclusivas para la gente y no para los automóviles, lo que le ha dado un nuevo aire y ha facilitado la apertura de nuevos cafés, restaurantes y bares que reúnen a las nuevas generaciones otra vez en sus calles.

Además, parques, plazoletas y hasta iglesias y monumentos han sido remozados para volver a brillar y engalanar la ciudad.

Con estas obras poco a poco los ciudadanos se ven tentados a volver a vivir en la capital. En las cercanías del Parque Metropolitano La Sabana, el más importante de San José, abundan ahora modernas torres de apartamentos cuyos precios podrían parecer astronómicos para muchos.

El nuevo Central Park Tiko

Este sector, según Araya, está destinado a convertirse en una suerte de "Central Park" neoyorquino, que reunirá sobre todo a familias de profesionales jóvenes dispuestos a disfrutar todo lo que la capital tiene que ofrecer. Araya destaca que de una oferta nula en actividades de convivencia, la capital ofrece en la actualidad festivales artísticos y deportivos gratuitos todo el año, además de conciertos y exposiciones de la más diversa índole.

Por ejemplo, el año pasado la capital costarricense acogió una exposición mundial sobre la obra de Leonardo Da Vinci, pero sus museos y galerías han mostrado en los últimos años grabados de Rembrandt y pinturas de Picasso, al lado de creaciones de jóvenes artistas modernos de todo el mundo.

El popular "Cow Parade", que ha llenado de vacas pintadas las ciudades más importantes del mundo, también tuvo su parada en San José, al igual que los más destacados músicos internacionales, con figuras de todos los géneros, como Elton John, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Iron Maiden, Metallica, Calle 13 o Allan Parson.

"La cultura ha venido floreciendo en la capital precisamente porque debe ser uno de los principales componentes y articulaciones de la renovación urbana que venimos impulsando en los últimos años", asegura el alcalde.

Para Araya, "San José ha venido recuperando su identidad. Muchos años fue apenas un destino de paso, un cruce de caminos, pero San José tiene que ser el gran punto de encuentro de la sociedad costarricense, además de un destino turístico y cultural por excelencia".

"Enamórate de tu ciudad"

Bohemios cafés con artistas en las terrazas se asoman por las esquinas de la capital, rondando el tradicional Teatro Nacional, joya arquitectónica de Costa Rica, algo impensable hace apenas una década.

Familias enteras se congregan cada fin de semana en el Paseo Colón, la principal vía capitalina, para disfrutar de los "Domingos sin humo", un espacio dedicado al deporte en el que está prohibido fumar y la avenida se cierra para los vehículos y se deja en poder de los peatones, bicicletas, patines y patinetas.

Cada sábado, además, los artesanos y artistas muestran su arte en el festival "Enamórate de tu ciudad", que se funde con otros festivales como "Transitarte" y el "Festival Internacional de las Artes (FIA)", el más importante de Centroamérica.

“EL FINANCIAL TIMES CLASIFICA SAN JOSÉ DE COSTA RICA COMO LA “QUINTA CIUDAD DEL FUTURO DE AMÉRICA LATINA”.

La Alcaldía de San José está determinada a convertir a esta pequeña ciudad en un punto de desarrollo en Centroamérica y sobre todo, en un espacio agradable y de disfrute para sus habitantes.

El alcalde reconoce que la mayor tarea pendiente en este momento es remediar el pesado tránsito en las calles josefinas, pues más de un millón de personas atraviesan la capital de lunes a viernes para dirigirse a su trabajo y una flotilla de 500.000 automóviles particulares ingresa diariamente al casco central.

Para mejorar esta situación, muchas veces caótica, se pretende desarrollar una red de tranvía urbano apoyado por el Gobierno de Francia.

Con el tranvía, asegura Araya, se logrará descongestionar el corazón de San José y hacer a la ciudad aun más amigable, aunque todavía no hay fecha para el inicio de este proyecto. A la vez se trabaja con programas de rescate y rehabilitación para la población indigente y se refuerza la Policía Municipal, para mantener a raya a los delincuentes que gustan de asaltar a los viandantes.

Mientras tanto, San José sigue ampliando su oferta: en febrero de 2012 se inició la construcción de un Barrio Chino, con la colaboración del Gobierno de Pekín, para dotar de aun más vida y colorido a esta capital que sigue afinando su rostro para sonreírle al mundo.

Un entorno único con naturaleza en estado puro y unos estándares de calidad en el servicio son los ingredientes que ofrece la costa este de Uruguay. Los visitantes no dudan en vaciar sus billeteras para cabalgar por praderas, hacer surf en playas salvajes o tomar un cóctel en una glamurosa terraza con música “chill out”. Y todo en un mismo día.

La cara más visible del fenómeno es la cantante colombiana Shakira, pero cada vez son más los potentados europeos, estadounidenses, argentinos y brasileños que apuestan por este destino.

Aunque la referencia inevitable sigue siendo Punta del Este, a unos 140 kilómetros al este de Montevideo, otros destinos del departamento de Maldonado, donde se encuentra el famoso balneario, como José Ignacio y Laguna Garzón, marcan la pauta en los últimos años.

“LA PENETRACIÓN DE BRASIL ES PALPABLE CON LA EDIFICACIÓN DEL FASANO, UN HOTEL DE LA CADENA BRASILEÑA DEL MISMO NOMBRE, CUYOS PRECIOS DE LAS HABITACIONES EN TEMPORADA ALTA OSCILAN ENTRE LOS 900 Y LOS 1.300 DÓLARES LA NOCHE”.

“Las dos tendencias que se están generando (en la zona) son hacia dentro, hacia el campo, donde se pueden realizar actividades rurales muy próximas al mar, y hacia el este sobre la costa, en dirección a Brasil”, afirma en una entrevista Juan Irala, consultor de la inmobiliaria Terramar Christie's.

En pleno verano austral, Irala recibe a Efe en su oficina de José Ignacio, una villa costera famosa por su faro y donde solo quedan dos lotes en venta sin edificar de 1.000 metros cuadrados y a 5 millones de dólares cada uno.

José Ignacio, donde Shakira tiene una finca a la que acudía con su ex pareja, el argentino Antonio de la Rúa, es la viva imagen de la respuesta al imparable desarrollo inmobiliario de Punta del Este en las últimas décadas, marcado sobre todo por altos edificios de apartamentos. Sin darle totalmente la espalda al balneario, las nuevas corrientes apuestan más por espacios que aseguren una mayor superficie de terreno y, sobre todo, una mayor privacidad.

“Lo que antes, en un primer momento, fue un lugar de veraneo típicamente argentino en el extranjero después fue incorporando otros amigos”, explica Irala. Según el experto, “en los últimos años ha habido un fenómeno muy interesante a partir de los jugadores de polo argentinos, que siempre han veraneado en Punta del Este y su relación con los patrones de ese elitista deporte en Europa, sobre todo en el Reino Unido y Francia. Eso ha despertado el interés de ricos europeos que tienen propiedades en otros lugares como Saint Bars, Mónaco”.

“JOSÉ IGNACIO ES UNA VILLA COSTERA FAMOSA POR SU FARO DONDE SOLO QUEDAN DOS LOTES EN VENTA SIN EDIFICAR DE 1.000 METROS CUADRADOS Y A 5 MILLONES DE DÓLARES CADA UNO. RECIBE LA VISITA DE CELEBRIDADES COMO LA MODELO ISRAELÍ BAR REFAELI, EL GUITARRISTA BRITÁNICO RON WOOD, DE LOS ROLLING STONES, O EL HIJO PEQUEÑO DE CAROLINA DE MÓNACO, PIERRE CASIRAGHI”.

Por otro lado se ha producido también “el (esperado) descubrimiento por parte de Sao Paulo y Río de Janeiro de este destino, que hoy sin duda (los brasileños) han adoptado ya”, agrega el  representante de Terramar Christie's, una empresa uruguaya afiliada a la rama inmobiliaria de famosa casa de subastas británica.

Minimalismo, golf y caviar

La penetración de Brasil no solo es palpable por el crecimiento del turismo procedente de ese país vecino, sino también por emprendimientos como el Fasano, un hotel de la cadena brasileña del mismo nombre, complementado con un desarrollo inmobiliario impulsado por la también brasileña JHSF.

Los precios de las habitaciones en temporada alta oscilan entre los 900 y los 1.300 dólares la noche. Y sin embargo se llena. “La primera quincena explota todo, hubo mucha ocupación”, detalla a Efe Elizabeth Hazi, relaciones públicas del hotel. El Fasano abrió en 2010 y cuenta con 180 empleados para 32 habitaciones diseñadas en forma de bungalós por el prestigioso arquitecto brasileño Isay Weinfeld con un estilo minimalista que se integra con el paisaje.

Al restaurante del hotel acuden celebridades argentinas, como los presentadores de televisión Susana Giménez y Marcelo Tinelli, pero también de otros puntos del globo, como la modelo israelí Bar Refaeli, el guitarrista británico Ron Wood, de los Rolling Stones, o el hijo pequeño de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi.

En la selecta carta del establecimiento, ubicado en el punto más alto de la propiedad, con impresionantes vistas de la finca, sobresale un plato de caviar uruguayo (producto obtenido en unos criaderos de esturión del Río Negro, en el interior del país), acompañado de blinis (una pasta rellena rusa), por casi 500 dólares, y una botella de vino francés Chateau Leoville Las Cases de 1988, a un precio de 1.050 dólares.

El hotel, donde el DJ francés David Guetta se alojó en enero cuando dio un exclusivo concierto en la zona, ocupa 30 de las 480 hectáreas del desarrollo inmobiliario, que en 2011 vendió 27 lotes sin edificar de entre 5.000 y 8.000 metros cuadrados, por entre 1 millón y 1,6 millones de dólares. Durante un recorrido de exhibición de los lotes en venta, Jimmy Fowler, otro consultor de Terramar Christie's, explica a Efe que en el recinto se está construyendo un campo de golf de nueve hoyos, diseñado por el ex golfista estadounidense Arnold Palmer.

“LA REFERENCIA INEVITABLE SIGUE SIENDO PUNTA DEL ESTE, A UNOS 140 KILÓMETROS AL ESTE DE MONTEVIDEO, PERO OTROS DESTINOS DEL DEPARTAMENTO DE MALDONADO, DONDE SE ENCUENTRA EL FAMOSO BALNEARIO, COMO JOSÉ IGNACIO Y LAGUNA GARZÓN, MARCAN LA PAUTA TURÍSTICA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS”.

En un momento de la conversación, Fowler alardea de haber tenido este año de cliente a Sean Parker, uno de los fundadores de Facebook. Parker y su novia alquilaron en José Ignacio una casa durante 10 días por 150.000 dólares. “Trataron bien a los empleados, con buenas propinas y con educación”, detalla el consultor, que tuvo que fletar un avión privado para dos de sus invitados que llegaban de Buenos Aires.

Según estimaciones de la prensa uruguaya, el aeródromo de El Jagüel, de Punta del Este, ha recibido este verano 10 helicópteros y 50 aviones privados, sumado al del más de medio millar de yates que anclaron en la marina de la localidad. Estas cifras contrastan con la austera forma de vivir del presidente del país, el ex guerrillero José Mujica, que por decisión propia ha convertido en residencia presidencial una chacra (granja) en la que cultiva flores y hortalizas, y con el salario mínimo en esta pequeña nación de poco más de 3 millones de habitantes, que asciende a 7.600 pesos (unos 380 dólares).

Entre Wyoming y Saint Tropez

El otro hotel más exclusivo de la zona es en realidad dos en uno, Estancia Vik y Playa Vik, ambos ubicados a pocos minutos de distancia en coche, en José Ignacio. El mayor de ellos es Estancia Vik, inaugurado en 2008 por el noruego Alexander Vik, descendiente de un embajador uruguayo en Oslo, y su mujer estadounidense Carrie. A través del hotel, el empresario escandinavo pretende “comunicar el Uruguay al resto del mundo” como una suerte de tributo a sus ancestros, explica el gerente de la estancia, Agustín Leone.

Sus clientes, el 90 por ciento de los cuales son europeos o estadounidenses, pagan entre 1.000 y 1.200 dólares la noche por alojarse en un recinto diseñado al estilo de las viejas estancias rioplatenses y decorado con obras de los más importantes artistas uruguayos contemporáneos, como Pablo Achugarri, Marcelo Legrand, Marcelo Daglio, Águeda Dicancro, Ricardo Pascale o Alejandro Turell.

Así, al despertarse, el huésped puede gozar de un hermoso cuadro que solamente encontraría en una galería de arte en plena ciudad y, con solo girar la cabeza, ver un hermoso caballo pacer a través del cristal de la puerta de la terraza de la suite. “Los Vik siempre destacan que en el este uruguayo es posible encontrar el océano y el campo en tan solo 15 minutos, pasar de Saint Tropez (Francia) a Wyoming (Estados Unidos)”, agrega Leone.

Otro atractivo son los paseos en bicicleta de montaña y las cabalgatas por las 1.500 hectáreas de la estancia, bañada por las aguas de la Laguna José Ignacio, donde es posible navegar en canoa y kayak, así como los glamorosos partidos de polo que de vez en cuando se organizan.

Además, si los clientes de Estancia Vik quieren mar, pueden acercarse al otro hotel de la empresa, Playa Vik, a pocos minutos de allí, para disfrutar de sus piscinas de fondo infinito y sus atardeceres interminables. Como no, rodeados también de las más valiosas obras de arte uruguayo.

Setai y Rocha, el futuro

En medio de tanto lujo y abundancia, es inevitable preguntarse por la crisis. Según Irala, no solo no se ha sentido en la zona, sino que incluso ha beneficiado al sector, pues los inversores europeos buscan “activos sólidos en los que refugiarse” y la costa este uruguaya “no tiene una ganancia explosiva, pero es una inversión segura”.

“Uruguay es un país seguro, tiene una democracia muy bien establecida e instituciones sólidas”, agrega Fowler. Ante semejante escenario es lógico que los proyectos se multipliquen como panes.

Uno de ellos es el Setai, considerado el producto estrella de Terramar Christie's, porque se está construyendo en primera línea de mar en José Ignacio. Se trata de un lujoso hotel que podría estar listo en 2013, complementado -como en el caso del Fasano- con 40 lotes de 2.000 metros cuadrados que se van a vender por entre 3 y 5 millones de dólares.

Aunque el mayor desarrollo, según el experto, tendrá  lugar con “la incorporación en los próximos años de los 30 kilómetros de costa más próximos a José Ignacio en Rocha”, un departamento fronterizo con Brasil que hoy en día vive del turismo ecológico y de ciertos tintes hippies.