El palacete de los marqueses de Alhama alberga historias épicas en su interior. Sus techos infinitos y alcobas dieciochescas solían ser lugar de reunión en 1860 para aristócratas madrileños; años más tarde tomó forma de viviendas de lujo, en el siglo XX, época de la que conserva su fachada procedente de la Librería Padrino. Ahora, en pleno siglo XXI este singular edificio de la capital madrileña reencarna su tercera vida, Only You Hotel & Lounge… por fin poder disfrutar de sus inéditos rincones se convierte en un placer universal. Pequeña2 Only You Hotel & Lounge es un proyecto de reconstrucción sin igual, llevado a cabo por el arquitecto Carlos Hernández Carrillo y el interiorista Lázaro-Rosa Violán, ambos firman cada recoveco de manera insigne: 70 habitaciones diferentes (suites de lujo en pleno centro de la ciudad), patio cubierto que hace las veces de restaurante ajardinado y, como no, un espacio reservado al disfrute de los transeúntes convertido en la coctelería de moda de la capital ubicado en lo que fuera la famosa librería del barrio. Pequeña6 Ubicado en la calle Barquillo de Madrid, este edificio singular se ha adaptado al plan de protección integral manteniendo así su estructura única y singular: fachada, patios, cubiertas, escalera y forjados. Si tienes planeada una escapada a Madrid y quieres ubicarte en el epicentro de la ciudad en un lugar con historia sin igual Only You Hotel & Lounge es sin duda el lugar; de lo contrario si ya vives en esta ciudad no dejes de visitar su asombrosa coctelería y degustar exquisitos combinados como su característico Barquillo Boyz.  Pequeña3

Lana, terciopelo, algodón, pelo y fino cashmere son las cálidas texturas que abrigarán nuestro hogar esta temporada. Gris y lavanda son los tonos estrella.

Las fibras y colores  campan a sus anchas esta temporada por los salones y habitaciones como ropa de cama o en forma de cojines, mantas para el sofá o tapicerías para el sillón y se convierten en todo un gusto para sentidos como la vista y el tacto.

Un universo de estilos se conjuga con materiales nobles y colores suaves, como el crudo, el gris y el lila, llegando hasta la intensidad de los fucsias.

Antonio López, jefe de ventas de Paniker, señala que esta temporada la apuesta se centra en los tonos monocolores. “Es una elección segura porque cansan menos a la vista y son reutilizables en otro momento, pues se combinan más fácilmente, aunque se modifique el tono de las pintura de la pared o algún elemento del mobiliario".

El experto también indica que la firma que representa ha optado por esconder los brillos y utilizar tonos neutros que se reutilicen más de una a otra temporada. Entre sus propuestas, la elección de materiales nobles como el algodón y los linos rotos, “que volvemos a recuperar, como las estrellas".

Telas de lujo

El gramaje de las fundas nórdicas aumenta, una circunstancia que también comenta Liliana Kakakis, de Reimatex, quien, continuando con la misma línea de color mezcla, sin embargo,  estampados y lisos para la lencería de cama y añade brillos a cortinas y edredones.

La firma francesa Nobilis presenta variados estilos en cojines, mantas o alfombras. Textiles elegantes como el terciopelo con cierto aspecto desgastado, como si se tratara de una reliquia heredada, dan calidez a cualquier ambiente.

Paula Serrano, responsable de comunicación de la empresa, señala que cada una de las colecciones está indicada para crear un ambiente diferente. “Tonos lisos y discretamente brillantes que proyectan un ambiente más sofisticado, incluso con ligeros relieves y aspecto de encaje, que nos remiten a la imagen de la opulencia del palacio francés de  Versalles".

Para contrarrestar, nada como el toque contemporáneo de la colección “Altitude” que la esta firma europea representa con cuadros mates y telas reversibles, donde la lana, las franelas y las pieles con pelo son las protagonistas.

El tacto de la lana

La firma norteamericana Lexington, por su parte, invita a introducirnos en la casa con la que siempre hemos soñado y a hacerlo con las suaves texturas de la lana y la constante sensación de cubrirse con sábanas recién lavadas.

Su estilo clásico y las mejores calidades son la llave de la nueva colección de esta temporada tanto para ‘lobos solitarios’ como para familias numerosas. Lana, terciopelo y fino cashmere son los materiales en los que confeccionan su colección, centrada como siempre en una acertada combinación de azules y blancos.

“Tonos lisos y discretamente brillantes, que proyectan un ambiente más sofisticado, incluso con ligeros relieves y aspecto de encaje que nos remiten a la imagen de la opulencia del palacio parisino de  Versalles”.

Ka-Internacional crea con los crudos, suaves azules, delicados rosas y fundamentalmente con diferentes todos del gris, una paleta de color que compone en lisos, rayas y dibujos florales para dinamizar el ambiente.

María José de Blas, relaciones públicas de Becara, comenta que "no hay que olvidar que complementos textiles como las mantas de pelo tienen un papel fundamental en el hogar".

“Es un elemento muy cálido y apetecible que se coloca, tanto sobre una butaca como a los pies de la cama”, apunta también de Blas.

“Los colores que proponemos son neutros: piedra, gris, el manchado sigue estando de actualidad o el negro, que marca carácter. Lo bueno de los neutros es que nunca modifican el color de la casa”, dice la experta.

Laura Ashley apunta a los tonos tierra para estores y cortinas, combinados con estampados en azul plomo, muy cercano al gris. Un campo de sueños en frambuesa pone color en el salón desde las tulipas al papel pintado.

Tonos luminosos como el beige, el berenjena y un suave toque dorado crean un triunvirato de luz para los salones más elegantes.