Para minimizar el paso del tiempo y restar años no es necesario recurrir exclusivamente al botox, basta con mimar la piel, crear un maquillaje favorecedor y apostar por un corte de pelo atractivo y rejuvenecedor.

Ante la llegada del buen tiempo, es el momento de mimar la piel. El cansancio, la falta de sueño, el estrés, las preocupaciones y los momentos de crispación que se viven fomentan que la piel envejezca con mayor rapidez y que los rasgos faciales no se relajen.

Además existen otras alteraciones en la dermis a causa de los malos hábitos entre ellos, el abuso del sol sin protección, la mala alimentación y el consumo de alcohol y tabaco.

"Para que la piel se muestre jugosa y tersa en necesario hidratarla con minuciosidad", explica la doctora Mar Mira, de la clínica Mira+Cueto, quien asegura que las claves para mostrar una piel uniforme, con luz y una mirada sin ojeras ni bolsas pasa por perfeccionar su cuidado diario".

"Limpiar, tonificar y exfoliar la piel son los pilares básicos para minimizar el paso del tiempo, una labor que debe comenzar en la pubertad", dice la esteticista Felicidad Carrera.

Una vez que la piel este inmaculada es el momento de hidratarla, una tarea que varía en función de la calidad de la piel y de la edad. En ocasiones, la nutrición de la piel no basta, se necesita la ayuda de mascarillas purificantes e iluminadoras, ampollas con efecto "flash", iluminadores y correctores de tono.

“A PARTIR DE LOS 30 AÑOS LAS ARRUGAS Y LAS MANCHAS DEJA SU HUELLA SOBRE LA PIEL, POR ELLO LA MUJER DEBE RECURRIR A PRODUCTOS MÁS COMPETITIVOS QUE SE OCUPEN DE ESTIMULAR LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO”.

Y más adelante, "con la menopausia llega la bajada de estrógenos y la piel pierde más de un 1% de su grosor, es el momento de no perder la paciencia y ponerse en manos de profesionales que estudien la dermis y pauten un tratamiento combativo contra las arrugas y los pliegues de la piel", afirma la doctora Mar Mira.

LOS OJOS, ESPEJO DEL ALMA.

En torno a los ojos, en la llamada área periocular, el tiempo va dejando sus huellas en forma de bolsas en los párpados, patas de gallo, arrugas en el entrecejo y ojeras, "en definitiva signos de envejecimiento que tienen diferentes soluciones", explica el doctor Javier Moreno Moraga, del Instituto Médico Láser.

El estado de una buena cara lo dicta una mirada sin bolsas ni ojeras. Las bolsas pueden ser de dos tipos. Las primeras producidas por acumulación de grasa, cuya solución pasa por ponerse en manos de un cirujano.

"Se trata de una sencilla intervención quirúrgica que permite extirpar el exceso de piel sobrante de los párpados, tanto del superior como del inferior, así como las acumulaciones de grasa de ambos párpados", detalla el doctor Moreno.

Y las segundas pueden ser provocadas por un acumulo de líquidos, "que tratándolas con una drenaje linfático desaparecen", añade el doctor.

"EL TRATAMIENTO DE LA OJERA ES MÁS COMPLICADO Y MINUCIOSO", APUNTA EL DOCTOR, QUIEN ASEGURA QUE "HOY POR HOY LO MÁS EFECTIVO PARA BORRARLAS SON LA LUZ PULSADA Y LOS LÁSERES FRACCIONADOS".

EL MAQUILLAJE, COLORES QUE CAMUFLAN.

“UN BUEN MAQUILLAJE ES CAPAZ DE BORRAR LOS SIGNOS DE FATIGA, CAMUFLAR LAS ARRUGAS E IMPERFECCIONES Y MOSTRAR UNA CARA LUMINOSA Y FRESCA. "PERO UN MAQUILLAJE MALO POTENCIA LOS SIGNOS DE ENVEJECIMIENTO", DICE CHARO PALOMO, MAQUILLADORA DEL PRESTIGIOSO SALÓN MICHEL MEYER”.

Según como se aplique, la máscara de pestañas, los lápices de colores, las sombras de ojos, los correctores y el 'eyeliner' pueden borrar el estrés y el cansancio de la mirada", dice Gregorio Ros, maquillador de Max Factor, quien siempre apuesta por aportar luz a la mirada.

"La boca bien perfilada y coloreada con tonos tan favorecedores como los fresas, frambuesas corales y rojos siempre resulta atractiva", añade Ros.

Y por último el cabello. La mayoría de las mujeres anhelan lucir un pelo que simplemente con lavarlo esté perfecto. Pero ese tipo de cabello escasea, la mayoría debe recurrir a las bondades de la cosmética capilar para domarlo a su gusto.

"La base de un buen pelo radica en un corte perfecto que se ajuste a la fisonomía del rostro y que aporte juventud", apunta el estilista Michel Meyer.

Más allá de las tijeras, está la destreza de la mujer para peinar su cabello todo los días. "El secreto: escoger los productos adecuados para cada tipo de cabello y necesidad", concluye el peluquero Cebado.

La belleza de la novia no solo es fruto de la felicidad.

La belleza de la novia no sólo es fruto de la felicidad y del amor, sino que responde a un plan de tratamientos, dirigidos por expertos en una apretada agenda en la que velan para que todo salga perfecto.

El plan de belleza de una novia va mucha más allá de una depilación inmaculada, un peinado resultón,  un maquillaje favorecedor y atractivo y un bronceado envidiable. “La cuenta atrás en empieza como mínimo de tres meses antes del gran día. El objetivo es lucir un aspecto radiante y para ello es necesario una cura de belleza y bienestar”, explica la esteticista Felicidad Carrera.

Al tiempo que se elige el vestido, la novia también debe seleccionar un programa de belleza que se ajuste a las necesidades de la piel. “Lo más importante es evaluar el estado de su piel para empezar a trabajar”, afirma Carrera.

“Si la novia es mayor de 36 años, recomendamos que esta visita sea seis meses antes de la fecha de la boda por si fuera necesario mejorar la figura. En ese momento, aconsejamos dejar las cejas sin depilar durante un tiempo para poder diseñarlas libremente”, cuenta la esteticista.

En opinión de la especialista Maribel Yébenes “los tratamientos para ese día tan especial deben hacer hincapié en el rostro, cuello, escote, brazos y espalda”, aunque reconoce que “no se deben olvidar piernas, manos y pies. Debe ser un tratamiento integro”.

Un mes y medio antes de la boda, se debe hacer la prueba del maquillaje, que aunque aparenta sencillez y naturalidad  es un maquillaje muy trabajado. “Me gustan las novias con el rostro natural, la piel luminosa y toques de luz en los pómulos”,  advierte el maquillador Pedro Cedeño.

“En los maquillajes de novia no hay tendencias, se debe aplicar el color en función del tono de la piel y de los ojos”, advierte el maquillador Pedro Cedeño, quien asegura que “hoy las novias se atreven con colores más subidos y apuestan por labios rojos y ojos rotundos para profundizar la mirada”.

Un mes antes

Un mes antes, se debe realizar una limpieza de piel, paso imprescindible y fundamental para  la penetración de los productos que se administren en los tratamientos, además de ser fundamental para que el maquillaje luzca perfecto. “La limpieza profunda consiste en la realización de un tratamiento para eliminar las impurezas de la piel como células muertas, puntos negros y comedones”, dice Carrera.

Para mantener la piel cuidada hasta el día de la boda es aconsejable utilizar productos de limpieza adecuados a las características de cada piel y aplicar una mascarilla todos los días durante dos semanas, de este modo se conseguirá equilibrar la piel y aportarle luminosidad.

“Un mes antes se debe realizar una limpieza de piel, paso imprescindible y fundamental para  la penetración de los productos que se administren en los tratamientos, además de ser fundamental para que el maquillaje luzca perfecto”.

Dos semanas antes, es recomendable realizar un tratamiento facial de hidratación extrema, “que consiste en la aplicación de luz LED regeneradora o calmante, dependiendo del tipo de piel, emisión de oxígeno puro y principios activos que penetran en las células cutáneas, dejando la piel más fina, firme y elástica. “En una sola sesión este tratamiento aporta a la piel hidratación y salud”, cuenta la esteticista.

“Una semana antes, es el momento de tratar el cabello. Diseñar el corte de pelo, aplicar color mediante ligeros toque de luz con reflejos”, añade el estilista Michel Meyer, quien explica que “es importante que el cabello esté en armonía con las facciones, el velo, la mantilla, tiras, diademas o tacados”.

Cinco días antes, se recomienda la depilación y un tratamiento corporal de hidratación intensivo. Dos días antes, la novia se debe centrar en el diseño de las cejas. “El diseño debe realizarse según las normas del maquillaje, la fisonomía del rostro y las modas, para lucir unas cejas perfectas en un día tan importante. Una opción más para dar protagonismo a la mirada es rizar o realizar una extensiones de pestañas”, detalla Felicidad Carrera.

“El día antes de la boda, la novia debe someterse a una  cura intensiva de belleza de cuatro horas de duración”, recomienda Carrera, quien aconseja “un tratamiento facial con velo de colágeno, un tratamiento corporal hidratante y relajante con aceite de albaricoque para acabar con el estrés y a continuación la manicura y pedicura.

¿Cuál fue vuestra rutina de belleza previa al gran día?