Kiev será la capital de la Eurocopa en junio. Cientos de miles de turistas viajarán a Ucrania para animar a sus equipos, pero también para conocer una de las ciudades más acogedoras y, al mismo tiempo, más desconocidas de Europa del Este.

La capital de la eslava Ucrania es una joya arquitectónica que no se abrió de par en par al visitante occidental hasta su independencia de la Unión Soviética en 1991. Sólo entonces los turistas pudieron comprobar que Kiev sólo es superada en Europa Oriental por las metrópolis imperiales (Praga, Budapest y San Petersburgo).

Kiev es una ciudad jardín, inundada por frondosos bulevares, iglesias ortodoxas con incontables cúpulas doradas de todas las formas y tamaños, ideal para el aficionado a las largas caminatas urbanas.

“CIUDAD QUE NO LLEGA A LOS TRES MILLONES DE HABITANTES, KIEV SORPRENDE AL VISITANTE POR SUS CONTRASTES Y EL AIRE FESTIVO Y EL CARÁCTER ABIERTO DE SUS GENTES”.

Ciudad que no llega a los tres millones de habitantes, Kiev sorprende al visitante por sus contrastes y el aire festivo y el carácter abierto de sus gentes. El pasado comunista aún está presente en algunos monumentos paradigmáticos del realismo socialista, pero pesa mucho más el modernismo y los edificios clásicos de corte zarista.

Patria chica de grandes escritores (Gogol, Bulgákov y Ajmátova), Kiev es al mismo tiempo eslava y romántica, apasionada y ortodoxa, oriental y occidental, apacible de día y salvaje de noche.

El centro de la ciudad

En Kiev todos los caminos llevan a la céntrica Kreschátik, una espaciosa avenida que se convierte en un paseo peatonal durante los fines de semana. Es un homenaje al modernismo y, en menor medida, al constructivismo soviético.

Hoteles, bancos, teatros, centros comerciales, edificios oficiales y de viviendas con numerosos restaurantes, boutiques, pastelerías y cafés en sus plantas bajas integran su alegre paisaje urbano.

A lo largo de sus 1.200 metros se cuentan tres plazas y el colorista mercado de abastos de Besarabia, donde se pueden probar las delicias locales, desde miel, pescado ahumado, embutidos o requesón.

Los visitantes están de enhorabuena, ya que esta calle será peatonal desde el 28 de mayo al 4 de julio. De hecho, una de las zonas de asueto (fan zone) para los aficionados será habilitada en uno de los tramos de este bulevar que está flanqueado a ambos lados por una hilera de castaños, una de las señas de identidad de la ciudad. Se dice que en verano el visitante puede pasear por la ciudad protegido constantemente por la sombra de los árboles.

Esta calle es un buen lugar para el descanso del guerrero, ya que sus restaurantes -Dva Gusiá (Los dos gansos), Kazázskaya Uteja (Consuelo Cosaco) o Puzata Jata (Casa Barriga)- ofrecen la clásica cocina ucraniana, en la que destaca sobre todo el "borsch" (la sopa de remolacha), los "varéniki" (pasta rellena de requesón o frutas, principalmente guindas), el "salo" (tocino), las "kotlety po kievski" (pechugas de pollo empanadas rellenas de mantequilla) y los "verguní" (buñuelos dulces). El mismísimo boxeador ucraniano Vitali Klitschkó ha animado a los turistas a probar la "gorilka", el vodka local.

En medio de la avenida uno se topa con la legendaria plaza de la Independencia (Nezalézhnosti), cuna de la Revolución Naranja, movimiento de protesta pacífico que cautivó al mundo a finales de 2004, ya que logró sin apenas incidentes violentos que las autoridades anularan los resultados de las fraudulentas elecciones presidenciales.

“KIEV ES UNA CIUDAD JARDÍN, INUNDADA POR FRONDOSOS BULEVARES, IGLESIAS ORTODOXAS CON INCONTABLES CÚPULAS DORADAS DE TODAS LAS FORMAS Y TAMAÑOS, IDEAL PARA EL AFICIONADO A LAS LARGAS CAMINATAS URBANAS”.

Más conocida como Maidán (plaza), en 2001 fue retirada el gigantesco monumento de Lenin tallado en roca y en su lugar erigida una gran columna con una mujer en su cumbre, símbolo de la recién conquistada independencia ucraniana. Nadie duda de que esta espaciosa plaza, que acogerá la segunda fan zone, será el corazón de las celebraciones de la Eurocopa.

Para desplazarse por la ciudad está el metro, que se hunde bajo la tierra hasta causar claustrofobia al turista poco avezado, aunque no cubre ni mucho menos toda la ciudad, por lo que uno puede recurrir a los encantadores tranvías o a los espaciosos trolebuses.

Bulgákov y Kiev

"No hay en el mundo ciudad más bonita que Kiev", dijo el escritor Mijaíl Bulgákov, autor de una de las novelas en ruso más famosas del siglo XX (El Maestro y Margarita). El rastro del literato oriundo de Kiev nos lleva hasta la Cuesta de Andrés (Andréyevskiy Spusk), uno de los lugares más pintorescos de la capital ucraniana. Literalmente ésta calle-museo es una cuesta empedrada en la que los pintores y artesanos locales exponen sus obras de arte que recuerda los tiempos de la bohemia del siglo XIX.

Entre otros tesoros, alberga la iglesia de Andrés construida por encargo de Catalina la Grande, el Castillo de Richard, un edificio neogótico lleno de misterio, y la casa-museo del propio Bulgákov, varios cafés para bohemios (Artcafé y Panorama) y un museo dedicado sólo a la calle, sus inquilinos y su historia. Ah, y también la famosa nariz y su ondulado bigote -que recuerdan a otro legendario escritor ucraniano, Nikolái Gógol-, escultura de bronce pegada a una de las paredes que es buscada, tocada y fotografiada por uno de cada tres turistas que visitan la ciudad.

“LA CAPITAL DE LA ESLAVA UCRANIA ES UNA JOYA ARQUITECTÓNICA QUE NO SE ABRIÓ DE PAR EN PAR AL VISITANTE OCCIDENTAL HASTA SU INDEPENDENCIA DE LA UNIÓN SOVIÉTICA EN 1991”.

Kiev es también conocida y con razón como la capital de las cúpulas doradas, ya que uno sólo tiene que levantar la vista para avistar iglesias ortodoxas por doquier, cada cual más espectacular.

De visita obligada es el Pechórskaya Lavra (Monasterio de los Cuevas), patrimonio de la humanidad de la UNESCO. El monasterio, al que los muros hacen parecer una fortaleza inexpugnable y que es el más antiguo de Europa del Este, se encuentra en un alto, lo que convierte al monasterio en un inmejorable mirador.

Uno de sus atractivos es la red de túneles subterráneos o catacumbas en las que residían y oraban sus primeros inquilinos, monjes que llegaron a Kiev hace casi mil años, y que albergan criptas, celdas, pequeñas capillas con iconos y una necrópolis de santos ortodoxos.

Otro patrimonio de la humanidad es la Catedral de Santa Sofía, construida hace casi mil años con estilo bizantino y que está coronada por cúpulas verdes. En su interior se exponen varios iconos que datan del siglo XI y frescos medievales. El templo fue construido precisamente para glorificar la cristianización del territorio.

También merecen una visita Mijáilovski Sobor (La Basílica de San Miguel), famosa por su cúpulas doradas, cuyo brillo en los días soleados se puede ver desde varios kilómetros de distancia; Andréevskiy Tserkov (Iglesia de San Andrés), y la gótica Kostel Sviatovo Nikolaya (catedral de San Nicolás), que fue construida en el siglo XX, justo antes de la revolución bolchevique, para atender a la comunidad católica.

Un poco de historia

Kiev, ciudad con más de 1.500 años de historia, fue la capital del primer reino eslavo oriental que fue fundado en el siglo IX por los descendientes del jefe vikingo Rurik. Es lo que ha pasado a la historia como Rus, reino que abarcaba desde el mar Negro hasta el Báltico. Hasta que fue destruida en el siglo XIII por los mongoles, Kiev fue una de las ciudades más pobladas del mundo.

Las Puertas Doradas, una fortaleza del siglo XII, es una de las pocas huellas de esos tiempos. El mejor ejemplo de la era zarista es el Palacio Marinski, antigua residencia de Catalina la Grande construida a mediados del siglo XVIII, que es actualmente una de las residencias del presidente de Ucrania.

Kiev vivió una especie de renacimiento arquitectónico a finales del siglo XIX y principios del XX. Uno de sus ejemplos más singulares es la Casa con Quimeras, un edificio modernista cuyo exterior está cubierto de figuras hipertrofiadas de animales, desde culebras a águilas, elefantes y delfines, antílopes y rinocerontes. En resumen, un festín surrealista para la vista.

Los interesados en el pasado comunista de Kiev deben obligatoriamente cruzar a la orilla derecha del Dniéper para ver la gigantesca estatua de titanio Ródina Mat (La Madre Patria), el mejor ejemplo de realismo socialista de la ciudad.

En la ciudad también se pueden encontrar monumentos del fundador de la URSS, Lenin, pero no se pueden comparar con esta estatua de 62 metros de altura y casi 500 toneladas de peso, erigida en 1981 sobre un pedestal de 40 metros. El monumento incluye un ascensor y un mirador a una altura de 36 metros.

La Madre Patria es parte de un complejo conmemorativo que acoge el museo nacional de historia de la Gran Guerra Patria contra la Alemania nazi (1941-45), la llama eterna en memoria del soldado desconocido y la Avenida de los Héroes, que contiene numerosas esculturas que describen la lucha contra las fuerzas hitlerianas. Recordemos que Ucrania y Kiev, en particular, fueron escenario de crudas batallas durante la Segunda Guerra Mundial.

Sus ríos

Kiev está serpenteada por varios cursos fluviales, aunque ninguno como el Dniéper, parte de la conciencia colectiva ucraniana, como el Volga para los rusos, y que parte la ciudad en dos.

Las mejores vistas de este caudaloso río de más de 2.200 kilómetros de largo se encuentran en la Colina de Vladímir, donde el visitante se topa con una estatua del príncipe y santo del mismo nombre con una cruz, ya que fue él quien firmó el decreto que convirtió el reino de Rus al Cristianismo, y en otros altos, Krasni Dvor (la Puerta Roja), a los que se puede llegar en funicular. Además, si el calor aprieta se pueden utilizar las playas fluviales repartidas por sus numerosas islas, como Venetsianski, o el parque Peremohy (Victoria).

Y cómo no, Kiev cuenta con varios estadios de fútbol, como el histórico Valeri Lobanovsky, donde juega sus partidos el Dinamo de Kiev y que fue rebautizado en 2002 en honor del histórico seleccionador soviético e ucraniano.

Con todo, la estrella de la Eurocopa será el Estado Olímpico (1923), que acogerá la final el próximo 1 de julio. Este estadio fue cerrado por obras durante cinco años y reabierto en 2011. Ahora, tiene capacidad para 70.000 espectadores y cuenta con un techo retráctil que cubre todas las gradas. Su aspecto recuerda al nido de los Juegos Olímpicos de Pekín y sus características técnicas al estadio del Ajax de Amsterdam.

El inglés Fred Finn, considerado oficialmente el mayor viajero del mundo, ya que ostenta el récord mundial de millas recorridas en avión (150 millones y 139 países), está enamorado de Kiev y asegura que la capital de la Eurocopa es la ciudad más bonita del continente, tanto por la hospitalidad de sus gentes, como por la belleza de sus mujeres -famosas en el mundo entero-. Pasen y vean si el viajero inglés está en lo cierto, dicen los kievitas.

Los cigarros puros elaborados en la isla de Cuba con hoja de la planta de este país, un producto al alcance de pocos bolsillos, se resisten a la crisis económica y a las prohibiciones antitabaco: sus ventas internacionales crecieron un nueve por ciento en 2011, siguiendo la tendencia al alza del sector del lujo.

Sibaritas, expertos, "gourmets" o aficionados no parecen dispuestos a renunciar al humo de los puros cubanos, elaborados a mano siguiendo una tradición centenaria y cuya hoja se cultiva con mimo y dedicación en unas vegas consideradas privilegiadas para este producto.

“EL PURO SE COMPONE DE VARIAS PARTES Y TIPOS DE HOJA: LA TRIPA (COMPUESTA POR HASTA 4 HOJAS DISTINTAS), EL CAPOTE, PARA ENVOLVER LA TRIPA Y LA CAPA, QUE DA LA APARIENCIA FINAL AL PURO”.

Fe de ello ha dado el XVI Festival del Habano celebrado en la capital cubana, donde más de 1.500 invitados y aficionados procedentes de 70 países pudieron conocer, no solo los últimos lanzamientos de las mejores marcas de puros, sino acercarse a los secretos de su cultivo, elaboración y degustar sofisticados maridajes con café, ron o vino oporto portugués.

Los apasionados defienden que un buen habano es un producto único cuya elaboración es un arte, y su degustación, un ritual y un placer para los sentidos.

Hojas mimadas y torcidas a mano

Las vegas de Vuelta Abajo, en la provincia occidental de Pinar del Río, tienen la fama de ser las mejores tierras del mundo para cultivar tabaco: son las únicas donde se producen todos los tipos de la hoja y atesoran una tradición centenaria.

Los experimentados cosecheros de la zona comienzan cada año su tarea en los meses de julio y agosto con la preparación de los semilleros. Tres meses después se recoge la cosecha y las hojas se depositan en las "casas de tabaco" destinadas a la "cura" (secado bajo techo) de las hojas antesala de su próximo paso, la fábrica.

El puro se compone de varias partes y tipos de hoja: la tripa (compuesta por hasta 4 hojas distintas), el capote, para envolver la tripa y la capa, que da la apariencia final al puro.

Hay un tipo de hoja que se cultiva abiertamente expuesta al sol y se usa como tripa y capote, y otro denominado tabaco "tapado" que crece protegido de los rayos bajo toldos de tela blanca transparente y sus hojas solo se destinan a la delicada capa.

“LAS VEGAS DE VUELTA ABAJO, EN LA PROVINCIA OCCIDENTAL DE PINAR DEL RÍO, TIENEN LA FAMA DE SER LAS MEJORES TIERRAS DEL MUNDO PARA CULTIVAR TABACO: SON LAS ÚNICAS DONDE SE PRODUCEN TODOS LOS TIPOS DE LA HOJA Y ATESORAN UNA TRADICIÓN CENTENARIA”.

La técnica de torcer (elaborar) un habano requiere de una especial destreza, delicadeza y también cierta dosis de energía. Es un trabajo que, según los maestros, puede aprenderse, si se afronta con "empeño", en poco menos de un año.

El torcido de los puros se hace "totalmente a mano" desde hace más de 200 años y en ese proceso artesanal el maestro "ligador" es "clave" en la tarea de reunir en cada vitola y marca características específicas como aroma, color y sabor.

Para ello solo cuentan con su experiencia, la habilidad de sus manos y como herramientas: la chaveta, una tabla, la guillotina, resina de pegar incolora y sin sabor, moldes y una prensa.

En síntesis se trata de liar las hojas de la tripa, prensarlas y colocar el capote: el torcedor corta y ajusta la capa con la guillotina, la enrolla y termina el habano sellando la hoja con la goma.

De eso sabe y mucho el tabaquero cubano José Castelar Cairo, conocido en el mundo del tabaco como "Cueto", quien recibió este año el premio "Hombre Habano" en el área de las comunicaciones.

"Cueto" ha quedado en cinco ocasiones registrado como el autor de los puros más largos del mundo en el libro de récords "Guinness": el mayor de sus puros lo confeccionó en 2011 con una medida de 81,80 metros de longitud.

Con más de cincuenta años en el oficio, este torcedor explicó a Efe el momento más difícil cuando se elabora un habano "es darle la forma" con el requisito indispensable de "ligar bien y evitar que la tripa se tuerza".

Explicó que cuando ha trabajado largas horas durante varios días en la elaboración de sus enormes puros se le inflaman las manos y sufre dolores en los brazos por la fuerza que deben realizar los músculos en el acto de torcer las hojas del tabaco.

De hecho, los tabaqueros "estrella" en un sólo día llegan a confeccionar entre 60 y 150 habanos dependiendo del tamaño y la forma de la pieza, indicaron expertos a Efe.

Marcas y ritos

Corporación Habanos S.A., fundada en 1994 y centrada en la comercialización de los puros "premium" que se elaboran en Cuba, es fruto de la sociedad participada al 50 por ciento por la empresa estatal cubana Cubatabaco y Altadis, perteneciente al grupo inglés Imperial Tobacco Group PLC.

Entre las 27 marcas que produce esta empresa Habanos, figuran algunas tan codiciadas como "Cohíba", "Montecristo", "Partagás", "Romeo y Julieta", "Hoyo de Monterrey" y "H.Upmann", como las más demandadas en establecimientos de los 150 países donde comercializan la variedad de su productos "premiun" (torcidos a mano).

Dentro de su portafolio los "Cohíba" sumaron este año la vistosas vitolas "Pirámides Extra", de dimensiones únicas, que además añade una nueva anilla para "poner barreras" de seguridad ante las falsificaciones que provoca la marca insignia de los puros habanos.

“LOS APASIONADOS DEFIENDEN QUE UN BUEN HABANO ES UN PRODUCTO ÚNICO CUYA ELABORACIÓN ES UN ARTE, Y SU DEGUSTACIÓN, UN RITUAL Y UN PLACER PARA LOS SENTIDOS”.

Por su parte, la "Romeo y Julieta" estrenó su primera "Reserva" denominada "Churchill Cosecha 2008", elaborada con hojas envejecidas un mínimo de tres años y presentada como una producción exclusiva de solo 5.000 estuches.

"El rey del mundo", "La Gloria Cubana", "Sancho Panza", "San Cristóbal de La Habana", "Diplomáticos" o "Vegas Robaina", son otros sugestivos nombres que engrosan el catálogo.

Un inveterado fumador español afirma que se requieren cuatro de los cinco sentidos a la hora de elegir un Habano, aunque el "mayor placer" se lo reserva "sin duda" al acto de fumar.

El corte y el encendido son el prólogo para obtener el mejor resultado. Por ello se recomienda un corte justo sobre la línea donde se une el "gorro" a la capa, creando una apertura lo suficientemente amplia como para asegurar un tiro adecuado y evitar que se desprenda la capa. Y sobre todo "jamás" retirar la anilla.

Para "prender" el puro se aconseja utilizar un encendedor de gas o un fósforo de madera y hacerlo girar hasta que la superficie quede prendida por uniformemente por la llama.

El punto final será colocar el puro entre los labios y aspirar suavemente hasta que el humo llegue a la boca y permita disfrutar el gran placer de fumar un puro.

A prueba de crisis

Las ventas de puros cubanos elaborados a mano crecieron un nueve por ciento en 2011 al alcanzar una facturación de 401 millones de dólares, según Habanos S.A., cuya cuota de mercado se mantiene en un 80 por ciento a nivel mundial.

Europa occidental acapara el 53 por ciento de las ventas, las Américas el 15, Asia Pacífico representa el 13, el Medio Oriente compra el 12 por ciento, mientras algunos países de Europa del Este y África registran el 5 y 2 por ciento, respectivamente.

En América el mercado líder está dentro de las fronteras de Cuba, seguido de México, Brasil, Argentina, Perú y Canadá.

Los responsables de la compañía no ocultan que la crisis económica y de consumo afecta sus ventas, fundamentalmente en España -su principal mercado- y Grecia.

Sin embargo consideran que han tenido una evolución "positiva" otros mercados europeos como Alemania, Suiza y Reino Unido, a los que se suman otros "emergentes" en Asia Pacífico y Medio Oriente, Rusia y Brasil, que "compensan" los decrecimientos de los citados.

Las restricciones a los consumidores que desde hace varios años están vigentes en algunos países es otro de los inconvenientes que afectan al sector.

Para hacer frente a ello, la compañía ha optado por fabricar puros de formatos más pequeños que permiten a sus clientes una fumada "corta".

Un entorno único con naturaleza en estado puro y unos estándares de calidad en el servicio son los ingredientes que ofrece la costa este de Uruguay. Los visitantes no dudan en vaciar sus billeteras para cabalgar por praderas, hacer surf en playas salvajes o tomar un cóctel en una glamurosa terraza con música “chill out”. Y todo en un mismo día.

La cara más visible del fenómeno es la cantante colombiana Shakira, pero cada vez son más los potentados europeos, estadounidenses, argentinos y brasileños que apuestan por este destino.

Aunque la referencia inevitable sigue siendo Punta del Este, a unos 140 kilómetros al este de Montevideo, otros destinos del departamento de Maldonado, donde se encuentra el famoso balneario, como José Ignacio y Laguna Garzón, marcan la pauta en los últimos años.

“LA PENETRACIÓN DE BRASIL ES PALPABLE CON LA EDIFICACIÓN DEL FASANO, UN HOTEL DE LA CADENA BRASILEÑA DEL MISMO NOMBRE, CUYOS PRECIOS DE LAS HABITACIONES EN TEMPORADA ALTA OSCILAN ENTRE LOS 900 Y LOS 1.300 DÓLARES LA NOCHE”.

“Las dos tendencias que se están generando (en la zona) son hacia dentro, hacia el campo, donde se pueden realizar actividades rurales muy próximas al mar, y hacia el este sobre la costa, en dirección a Brasil”, afirma en una entrevista Juan Irala, consultor de la inmobiliaria Terramar Christie's.

En pleno verano austral, Irala recibe a Efe en su oficina de José Ignacio, una villa costera famosa por su faro y donde solo quedan dos lotes en venta sin edificar de 1.000 metros cuadrados y a 5 millones de dólares cada uno.

José Ignacio, donde Shakira tiene una finca a la que acudía con su ex pareja, el argentino Antonio de la Rúa, es la viva imagen de la respuesta al imparable desarrollo inmobiliario de Punta del Este en las últimas décadas, marcado sobre todo por altos edificios de apartamentos. Sin darle totalmente la espalda al balneario, las nuevas corrientes apuestan más por espacios que aseguren una mayor superficie de terreno y, sobre todo, una mayor privacidad.

“Lo que antes, en un primer momento, fue un lugar de veraneo típicamente argentino en el extranjero después fue incorporando otros amigos”, explica Irala. Según el experto, “en los últimos años ha habido un fenómeno muy interesante a partir de los jugadores de polo argentinos, que siempre han veraneado en Punta del Este y su relación con los patrones de ese elitista deporte en Europa, sobre todo en el Reino Unido y Francia. Eso ha despertado el interés de ricos europeos que tienen propiedades en otros lugares como Saint Bars, Mónaco”.

“JOSÉ IGNACIO ES UNA VILLA COSTERA FAMOSA POR SU FARO DONDE SOLO QUEDAN DOS LOTES EN VENTA SIN EDIFICAR DE 1.000 METROS CUADRADOS Y A 5 MILLONES DE DÓLARES CADA UNO. RECIBE LA VISITA DE CELEBRIDADES COMO LA MODELO ISRAELÍ BAR REFAELI, EL GUITARRISTA BRITÁNICO RON WOOD, DE LOS ROLLING STONES, O EL HIJO PEQUEÑO DE CAROLINA DE MÓNACO, PIERRE CASIRAGHI”.

Por otro lado se ha producido también “el (esperado) descubrimiento por parte de Sao Paulo y Río de Janeiro de este destino, que hoy sin duda (los brasileños) han adoptado ya”, agrega el  representante de Terramar Christie's, una empresa uruguaya afiliada a la rama inmobiliaria de famosa casa de subastas británica.

Minimalismo, golf y caviar

La penetración de Brasil no solo es palpable por el crecimiento del turismo procedente de ese país vecino, sino también por emprendimientos como el Fasano, un hotel de la cadena brasileña del mismo nombre, complementado con un desarrollo inmobiliario impulsado por la también brasileña JHSF.

Los precios de las habitaciones en temporada alta oscilan entre los 900 y los 1.300 dólares la noche. Y sin embargo se llena. “La primera quincena explota todo, hubo mucha ocupación”, detalla a Efe Elizabeth Hazi, relaciones públicas del hotel. El Fasano abrió en 2010 y cuenta con 180 empleados para 32 habitaciones diseñadas en forma de bungalós por el prestigioso arquitecto brasileño Isay Weinfeld con un estilo minimalista que se integra con el paisaje.

Al restaurante del hotel acuden celebridades argentinas, como los presentadores de televisión Susana Giménez y Marcelo Tinelli, pero también de otros puntos del globo, como la modelo israelí Bar Refaeli, el guitarrista británico Ron Wood, de los Rolling Stones, o el hijo pequeño de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi.

En la selecta carta del establecimiento, ubicado en el punto más alto de la propiedad, con impresionantes vistas de la finca, sobresale un plato de caviar uruguayo (producto obtenido en unos criaderos de esturión del Río Negro, en el interior del país), acompañado de blinis (una pasta rellena rusa), por casi 500 dólares, y una botella de vino francés Chateau Leoville Las Cases de 1988, a un precio de 1.050 dólares.

El hotel, donde el DJ francés David Guetta se alojó en enero cuando dio un exclusivo concierto en la zona, ocupa 30 de las 480 hectáreas del desarrollo inmobiliario, que en 2011 vendió 27 lotes sin edificar de entre 5.000 y 8.000 metros cuadrados, por entre 1 millón y 1,6 millones de dólares. Durante un recorrido de exhibición de los lotes en venta, Jimmy Fowler, otro consultor de Terramar Christie's, explica a Efe que en el recinto se está construyendo un campo de golf de nueve hoyos, diseñado por el ex golfista estadounidense Arnold Palmer.

“LA REFERENCIA INEVITABLE SIGUE SIENDO PUNTA DEL ESTE, A UNOS 140 KILÓMETROS AL ESTE DE MONTEVIDEO, PERO OTROS DESTINOS DEL DEPARTAMENTO DE MALDONADO, DONDE SE ENCUENTRA EL FAMOSO BALNEARIO, COMO JOSÉ IGNACIO Y LAGUNA GARZÓN, MARCAN LA PAUTA TURÍSTICA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS”.

En un momento de la conversación, Fowler alardea de haber tenido este año de cliente a Sean Parker, uno de los fundadores de Facebook. Parker y su novia alquilaron en José Ignacio una casa durante 10 días por 150.000 dólares. “Trataron bien a los empleados, con buenas propinas y con educación”, detalla el consultor, que tuvo que fletar un avión privado para dos de sus invitados que llegaban de Buenos Aires.

Según estimaciones de la prensa uruguaya, el aeródromo de El Jagüel, de Punta del Este, ha recibido este verano 10 helicópteros y 50 aviones privados, sumado al del más de medio millar de yates que anclaron en la marina de la localidad. Estas cifras contrastan con la austera forma de vivir del presidente del país, el ex guerrillero José Mujica, que por decisión propia ha convertido en residencia presidencial una chacra (granja) en la que cultiva flores y hortalizas, y con el salario mínimo en esta pequeña nación de poco más de 3 millones de habitantes, que asciende a 7.600 pesos (unos 380 dólares).

Entre Wyoming y Saint Tropez

El otro hotel más exclusivo de la zona es en realidad dos en uno, Estancia Vik y Playa Vik, ambos ubicados a pocos minutos de distancia en coche, en José Ignacio. El mayor de ellos es Estancia Vik, inaugurado en 2008 por el noruego Alexander Vik, descendiente de un embajador uruguayo en Oslo, y su mujer estadounidense Carrie. A través del hotel, el empresario escandinavo pretende “comunicar el Uruguay al resto del mundo” como una suerte de tributo a sus ancestros, explica el gerente de la estancia, Agustín Leone.

Sus clientes, el 90 por ciento de los cuales son europeos o estadounidenses, pagan entre 1.000 y 1.200 dólares la noche por alojarse en un recinto diseñado al estilo de las viejas estancias rioplatenses y decorado con obras de los más importantes artistas uruguayos contemporáneos, como Pablo Achugarri, Marcelo Legrand, Marcelo Daglio, Águeda Dicancro, Ricardo Pascale o Alejandro Turell.

Así, al despertarse, el huésped puede gozar de un hermoso cuadro que solamente encontraría en una galería de arte en plena ciudad y, con solo girar la cabeza, ver un hermoso caballo pacer a través del cristal de la puerta de la terraza de la suite. “Los Vik siempre destacan que en el este uruguayo es posible encontrar el océano y el campo en tan solo 15 minutos, pasar de Saint Tropez (Francia) a Wyoming (Estados Unidos)”, agrega Leone.

Otro atractivo son los paseos en bicicleta de montaña y las cabalgatas por las 1.500 hectáreas de la estancia, bañada por las aguas de la Laguna José Ignacio, donde es posible navegar en canoa y kayak, así como los glamorosos partidos de polo que de vez en cuando se organizan.

Además, si los clientes de Estancia Vik quieren mar, pueden acercarse al otro hotel de la empresa, Playa Vik, a pocos minutos de allí, para disfrutar de sus piscinas de fondo infinito y sus atardeceres interminables. Como no, rodeados también de las más valiosas obras de arte uruguayo.

Setai y Rocha, el futuro

En medio de tanto lujo y abundancia, es inevitable preguntarse por la crisis. Según Irala, no solo no se ha sentido en la zona, sino que incluso ha beneficiado al sector, pues los inversores europeos buscan “activos sólidos en los que refugiarse” y la costa este uruguaya “no tiene una ganancia explosiva, pero es una inversión segura”.

“Uruguay es un país seguro, tiene una democracia muy bien establecida e instituciones sólidas”, agrega Fowler. Ante semejante escenario es lógico que los proyectos se multipliquen como panes.

Uno de ellos es el Setai, considerado el producto estrella de Terramar Christie's, porque se está construyendo en primera línea de mar en José Ignacio. Se trata de un lujoso hotel que podría estar listo en 2013, complementado -como en el caso del Fasano- con 40 lotes de 2.000 metros cuadrados que se van a vender por entre 3 y 5 millones de dólares.

Aunque el mayor desarrollo, según el experto, tendrá  lugar con “la incorporación en los próximos años de los 30 kilómetros de costa más próximos a José Ignacio en Rocha”, un departamento fronterizo con Brasil que hoy en día vive del turismo ecológico y de ciertos tintes hippies.