Dormir bien regenera la piel y regula el metabolismo, un secreto de belleza que acompañado con una cosmética idónea preserva la belleza de la piel.

El sueño es vital para el organismo, pero no siempre es fácil conciliarlo, los buenos hábitos y la disciplina horaria son fundamentales para descansar. Durante el sueño, la piel descansa y se relaja, es el momento de reparar los daños ocasionados durante el día para que a la mañana siguiente se muestre luminosa e hidratada.

“ES IMPORTANTE QUE SE MANTENGA UNA DISCIPLINA CON LOS HORARIOS DEL SUEÑO. ACOSTARSE Y LEVANTARSE A HORAS SIMILARES Y EVITAR LAS SIESTAS DE MÁS DE TREINTA MINUTOS”.

Los expertos apuntan que las mujeres necesitan más horas de sueño que los hombres, ya que los varones son más rápidos en la reparación celular.  Es importante saber que la hormona del crecimiento, responsable también de la regeneración celular, se segrega durante las 3 o 4 primeras horas de sueño, periodo de la noche imprescindible para reparar y restaurar la dermis.

"Es entonces cuando el ADN se restaura y se produce la síntesis de colágeno" afirma el doctor Tom Mammone, director ejecutivo de Investigación y Desarrollo de la firma Clinique.

En ese periodo de tiempo, la piel se encuentra menos cansada, es el momento en el que todas las bondades de las fórmulas cosméticas penetran en la piel y regeneran un nuevo tejido conectivo, borran los signos de fatiga y estrés y reducen las irritaciones. "Pero, antes de acostarse es necesario limpiar, tonificar e hidratar la piel", apunta la esteticista Maribel Yébenes.

“MIENTRAS SE DUERME, LA BARRERA NATURAL DE LA PIEL SE VUELVE MÁS PERMEABLE Y, POR TANTO, ES MÁS RECEPTIVA A LA ABSORCIÓN DE INGREDIENTES”.

Sabiendo que la falta de sueño produce radicales libres y causa el envejecimiento prematuro de la piel, se deben tomar medidas para disfrutar de un sueño tranquilo para lucir una piel fresca y radiante. Los expertos también advierten de que durante la noche la dermis sufre cambios, entre ellos aumenta su temperatura y pierde hidratación, aunque es más permeable y absorbe mejor los productos.

Según el doctor Daniel Maes, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de Estée Lauder, "si se aplican las formulas cosméticas bastante antes de la media noche, se les dan  más de 8 horas para que penetren y realicen su cometido".

Mientras se duerme, la barrera natural de la piel se vuelve más permeable y, por tanto, es más receptiva a la absorción de ingredientes, así, conscientes de que la noche es el momento ideal para utilizar tratamientos específicos que cubran las necesidades de cada piel, la industria cosmética ha lanzado una serie de productos que trabajan cuando el hombre y la mujer duermen. Antes de empezar a soñar, elige el que más necesitas.

“SABIENDO QUE LA FALTA DE SUEÑO PRODUCE RADICALES LIBRES Y CAUSA EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO DE LA PIEL, SE DEBEN TOMAR MEDIDAS PARA DISFRUTAR DE UN SUEÑO TRANQUILO PARA LUCIR UNA PIEL FRESCA Y RADIANTE”.

En el mercado existe productos nocturnos que velan por la salud de las uñas, reparan las células, combaten la celulitis,  se ocupan de frenar las arrugas del rostro, el cuello y el escote, además de luchar contra el acné suavizar e hidratar las manos y los pies.

Cuando se duerme bien también descansa la vista, lo que evita amanecer con las anti estéticas ojeras. Aunque parezca increíble, un sueño reparador también tiene gran influencia sobre el cabello, ya que al estar relajado el cuero cabelludo se frena la caída del pelo. De la misma manera que ocurre con la piel, la noche es el momento privilegiado en la que la fibra capilar está más receptiva que nunca a los tratamientos y tiene mayor capacidad para regenerarse y reconstruir sus defensas naturales.

Protocolo para un dulce sueño

Si está atravesando momentos difíciles que le quitan el sueño, es importante seguir un sencillo protocolo con el fin de que Morfeo sea su mejor compañía nocturna. Como el estrés y las preocupaciones  se ocupan de restar horas de sueño, procure irse a la cama tranquila y desestima realizar tareas que impliquen actividad mental como contestar el correo electrónico, navegar por Internet, ver la televisión o leer.

No ayuda a conciliar el sueño ingerir sustancias estimulantes como la cafeína, la teína o el alcohol. Si tiene el sueño ligero, evite las cenas copiosas y tardías, así como cambiar de habitación.

Es importante que se mantenga una disciplina con los horarios del sueño. Acostarse y levantarse a horas similares y evitar las siestas de más de treinta minutos. Muchos especialistas aconsejan realizar un ritual que introduzca al sueño como tomar infusiones relajantes, un masaje relajante, una ducha o un baño de agua caliente, dar un paseo o escuchar música tranquila.

Otro detalle a tener en cuenta es la habitación y su entorno. Procure que la estancia sea agradable, esté ordenada, mantenga una temperatura adecuada, no haya ruidos y que el colchón y la almohada sean cómodas.

¿Quieres una piel de terciopelo? La hidratación es lo que prima porque restaura la elasticidad del estrato córneo, además reforzarla y mejorar su aspecto. Una vez nutrida exhibe un aspecto más joven y sano.

"La hidratación cutánea tiene como objeto restaurar el contenido hídrico de la piel mediante el aporte de lociones, cremas o pomadas que contienen sustancias capaces de captar el agua del ambiente exterior y retenerla en la epidermis o de evitar la evaporación del agua que normalmente contiene la piel", explica el dermatólogo Onofre Sanmartín Jiménez, miembro de la Academia Española de Dermatología.

“EXISTEN DOS TIPOS DE HIDRATACIÓN. POR UNA PARTE LA PASIVA QUE IMPIDE LA PÉRDIDA DE AGUA EN LA CAPA CÓRNEA Y POR OTRA LA ACTIVA MEDIANTE LA APLICACIÓN DE COSMÉTICOS HIDRATANTES”.

La capa córnea es la estructura esencial para conservar el agua en la piel. Esta capa está formada por unos 20 estratos de células epidérmicas, que forman una barrera cutánea que impide la deshidratación del organismo y la entrada de sustancias exteriores en la piel.

"En situaciones normales, debe contener entre un 10 y un 15 por ciento de agua y cuando esta concentración disminuye, aparece la sequedad cutánea", dice el dermatólogo Onofre Sanmartín, quien advierte "que la piel seca es más frágil, áspera y está expuesta a enfermedades cutáneas como eccemas o infecciones, además de hacer más visible las arrugas".

La piel tiene un mecanismo natural con el que se hidrata, un sistema formado por un conjunto de moléculas hidrosolubles que están presentes en el estrato córneo y en la superficie libre de la piel.

"Estas sustancias se forman fundamentalmente a partir de la llamada filagrina, una proteína esencial en la formación adecuada de la queratina de la epidermis que permite que los filamentos de queratina se adhieran unos a otros, dando una estructura compacta", explica el doctor.

"Actualmente se sabe que los defectos genéticos en la función de la queratina están en el origen de la dermatitis atópica, una enfermedad muy frecuente en la que la sequedad cutánea es un síntoma fundamental", añade el experto.

La importancia de la hidratación

El cuidado básico de la piel es la hidratación, "por eso lo más importante de un cosmético es que sea hidratante", señala el miembro de la Academia Española de Dermatología.

La hidratación restaura la elasticidad del estrato córneo, con lo que la piel aparece más firme, fuerte y con un aspecto suave, además de sano y rejuvenecido.

“LA PIEL TIENE UN MECANISMO NATURAL CON EL QUE SE HIDRATA, UN SISTEMA FORMADO POR UN CONJUNTO DE MOLÉCULAS HIDROSOLUBLES QUE ESTÁN PRESENTES EN EL ESTRATO CÓRNEO Y EN LA SUPERFICIE LIBRE DE LA PIEL”.

La integridad de la barrera cutánea se ve dañada en numerosas situaciones, lo que provoca la pérdida de agua en la piel. "El objetivo es incrementar o mantener el nivel hídrico en la capa córnea, para ello se emplean los cosméticos hidratantes", explica el dermatólogo Sanmartín.

Existen dos tipos de hidratación. Por una parte la pasiva que impide la pérdida de agua en la capa córnea y por otra la activa mediante la aplicación de cosméticos hidratantes. ¿Cuándo se debe aplicar un producto hidratante? Lo ideal es hidratar después de la ducha o el baño para aprovechar el aporte exterior de agua obtenido.

Los pasos para un rostro perfecto

La mayoría de las mujeres desean tener un rostro joven, bello, radiante y sin imperfecciones. Sin embargo en muchas ocasiones intervienen factores como el paso del tiempo, las agresiones externas y el abuso de maquillaje que derivan en desordenes celulares que hacen que la piel del rostro pierda su belleza y surjan las arrugas.

El primer objetivo para una buena cara luminosa y radiante es la limpieza. Con ella se consigue que la piel se libere y respire con agilidad, siendo capaz de absorber de manera más efectiva los activos de las cremas hidratantes que se aplican acto seguido.

Según la firma cosmética "Secretos del agua", que no contiene parabenes, siliconas ni sustancias sintéticas derivadas del petróleo, las aguas micelares se deben utilizar antes que el limpiador habitual para acabar con el maquillaje y la suciedad.

Una vez eliminada las impurezas de la piel,  es vital utilizar un serum antiedad, puesto que numerosos estudios han demostrado que el proceso de envejecimiento empieza a los 25 años. A continuación, en función de la edad y del tipo de piel, se debe aplicar una hidratante o una nutritiva que aporte flexibilidad y luminosidad a la dermis.

En cuestiones de belleza, la crioterapia es un tratamiento que se basa en el aprovechamiento  de las bondades del frío para reducir la grasa, reafirmar la dermis  y luchar contra la flacidez y la celulitis.

El rejuvenecimiento de  la piel y la disminución de la celulitis son otras de las bondades de la crioterapia, además de solventar la artritis, el eczema, el estrés, el insomnio y la depresión.

A base de compresas frías, masajes con hielo, pulverizaciones refrigerantes o la aplicación de geles se baja la temperatura corporal, ya que las bajas temperatura contraen las fibras elásticas, lo que ayuda a mejorar el contorno de aquellas zonas en las que la grasa se siente muy cómoda como son los glúteos, las caderas y la tripa.

Eliminar la grasa con frio

Cuando se aplican sobre la piel temperaturas inferiores a la de cuerpo humano,  37º centígrados,  lo primero que ocurre es la  vasoconstricción, es decir, el estrechamiento de los vasos sanguíneos como acto reflejo, lo que estimula la aceleración de la circulación para poder elevar la temperatura.

“Así se produce un gasto calórico y un aumento en la velocidad con la que los glúcidos y las grasas se metabolizan y, al mismo tiempo que se destruye el tejido adiposo, se tensa la piel y se endurecen los músculos”, explica Leticia B. Carrera, responsable del centro Felicidad Carrera.

“Cuando la temperatura desciende por debajo de los 0ºC, el agua en el interior de las células pasa a estado sólido y se forman cristales de hielo que rompen las células”.

El tejido graso del organismo humano está compuesto por células grandes que acumulan lípidos –grasa- en forma de almacén. Estas células llamadas adipositos son muy frágiles y cualquier cambio de temperatura hace esas células puedan morir.

“Cuando la temperatura desciende por debajo de los 0ºC, el agua en el interior de las células pasa a estado sólido y se forman cristales de hielo que rompen la célula”, añade la experta.

“Por este motivo, la Criolipólisis es una novedosa manera de eliminar la grasa sin tener que pasar por el quirófano. Basta con aplicar un frío de manera controlada sobre la superficie de la piel”, explica Leticia B. Carrera. Corría el año 2008 cuando prestigiosos dermatólogos estadounidenses descubrieron que un enfriamiento controlado descomponía las células grasas sin dañar el resto de tejidos.

“Fue entonces cuando prestigiosos dermatólogos americanos descubrieron que el enfriamiento controlado del tejido adiposo desde el exterior de la piel descomponía las células grasas sin dañar el resto de tejidos”, añade Leticia B. Carrera

Durante dos años se desarrollaron exitosos estudios preclínicos con animales y seres humanos que determinaron la eficacia del tratamiento con frío. “Se seleccionaron personas que tenían grasa localizada - michelines, cartucheras y tripa- y se les aplicó sesiones a temperatura de 4º centígrados. Todas las personas redujeron su tejido graso”, dice la experta.

Ante estos estudios la compañía Milesman desarrollo Criolipo, un aparato con láser diodo de alta potencia, capaz de eliminar la grasa localizada de forma segura, indolora y eficaz en determinadas zonas corporales sin necesidad de una dura dieta de varios meses o una intervención quirúrgica con anestesia tumescente como la liposucción.

¿Cómo funciona? Antes de nada se selecciona la zona a tratar y se mide el grosor del pliegue. A continuación, mientras el cliente permanece tumbado en la camilla escuchando música o leyendo, se aplica un gel conductor y se masajea la zona durante 30 o 35 minutos con el cabezal que succiona y enfría a la vez. “Es importante resaltar que la succión es esencial para conseguir unos resultados satisfactorios”, cuenta Leticia B. Carrera.

“El frío y los grados bajo cero son auténticos aliados de la belleza, ya que cumplen una función descongestiva y anestésica y provocan la exfoliación y el recambio de la piel”, explica el centro H&H Medicina Estética, que asegura que con una sola sesión de Criolipo, según unos estudios de la Universidad de Harvard, se ven resultados satisfactorios en el cien por cien de los casos.

La crioterapia está contraindicada en personas hipersensibles a las bajas temperatura, a las que sufren problemas circulatorios severos y las que padecen enfermedades reumatológicas.