Ya inaugurada la temporada de piscinas y dispuestas las vacaciones; puede que tu destino no sea playero pero en verano si hay algo que no falta es una buena dosis de agua fría con la que refrescar los pensamientos del día.  Aquí las mejores alternativas en materia de traje masculino de esta primavera/verano: 1. Chucs El fundador de Chucs, el Sr. Charles Finch, procede de una familia de exploradores. Es precisamente esa premisa la que sirve de inspiración, estilo y filosofía de esta marca de trajes de baño. Dicha filosofía se lleva al terreno práctico incorporando tejido de secado rápido; como en el caso de este bañador  que además cuenta con un bolsillo abotonado útil y lados elásticos; su estampado en ondas y corte recto lo convierte en una auténtica reliquia de estilo años ’70.  (199,65 €) Chucs 2. Etro Fundada en 1968, Etro sigue siendo una marca de gestión familiar donde todavía se incorpora la rica herencia de la marca en sus diseños. Impreso con estampado colorido, estos pantalones cortos de natación son un ejemplo elegante de la utilización de la firma de la empresa de diseño. (150 €) Etro 3. Hartford Cuando Yves Chareton descubrió ropa americana de los años ‘40 y ‘50 en un mercado de pulgas francés, llegó la inspiración y el resultado fue la estética retro de Hartford. Con una mirada casi descolorida por el sol, estos shorts de hibiscos impresos evocan fiestas hawaianas de mediados de siglo.  (105 €) Hartford 4. Orlear Brown Fundada en 2007, Orlebar Brown ha allanado el camino para un enfoque personalizado y contemporáneo de trajes de baño. Utiliza también tejidos de secado rápido, sus print geométricos garantizan un elegante look playero.  (160 €) Orlebar Brown 5. Robinson Les Bans De corte años ‘50, la longitud del corte de Robinson les Bains rezuma elegancia masculina asegurada. Sus impresiones de inspiración francesa Toile de Jouy, recrean actividades atléticas modernas. Su tejido elástico es de secado rápido.  (115 €) Robinson Les Bans Los encontrarás todos en Mr. Porter.

El verano es una estación muy especial; vacaciones, sol, calor. Un momento para que, sin alejarse de los fogones y de una alimentación sana y nutritiva, optemos por una cocina sencilla. Rápida pero con todos los hidratos, proteínas y vitaminas necesarios para nuestro organismo.

Los pequeños electrodomésticos están ideados para hacernos la vida más fácil. En un abrir y cerrar de ojos, gracias a una plancha eléctrica, puede prepararse una deliciosa carne a la plancha o un pescado.

“CON RALLADORES Y CORTADORES CONSEGUIRÁ PRESENTAR LOS PLATOS DE UNA MANERA ATRACTIVA, DE FORMA QUE ASÍ RESULTEN MÁS APETITOSOS”.

Los guisos los hemos dejado atrás pero no por ello las legumbres. Las solicitadas y frescas ensaladas se pueden enriquecer con alubias, garbanzos, e incluso lentejas, de la misma manera que también podemos incluir frutas, como la piña o la manzana.

Presentar los platos de una manera atractiva no es solo elegir bien la vajilla donde servirlos, también tiene que ver con su corte y su distribución. Sin pretender llegar a un servicio de chef cinco estrellas, puede lograr grandes avances con unos pocos detalles.

Apueste por un robot multifunción con el que conseguir rallados y formas de una manera rápida. El Express de Moulinex ha sido especialmente diseñado para rallar y cortar todo tipo de verduras y hortalizas de la manera más fácil y rápida, listas para servir directamente al plato.

Además incorpora un juego de ralladores y cortadores cónicos de colores, fáciles de montar e intercambiar, que ofrecen cinco funciones diferenciadas: fina, gruesa, ondulada o rallar queso, que hace de la cocina un perfecto lugar en el que habitar.

Nuestro cuerpo nos pide alimentos y frutas para hidratarse, refrescarse y hacer llevadero el verano. Tanto para los adultos como para los niños es muy conveniente una buena dosis de vitaminas licuadas como son las frutas, a las que se les puede añadir leche para convertirlas en un apetitoso batido.

“ESTAR A DIETA NO ES LA ÚNICA RAZÓN PARA ELABORAR LA COMIDA SIN GRASAS. LAS NUEVAS PLANCHAS DE COCINA SE LO PONEN FÁCIL”.

Moulinex pretende que nos acostumbremos a ello gracias a la batidora de vaso, Faciclic Cristal, con ella es muy sencillo preparar las cremas más refrescantes.

Pero no solo las frutas tienen la posibilidad de transformarse gracias a ella, también puede preparar un puré de calabacín o una crema de calabaza, al controlar la finura deseada del resultado final.

Todo a la plancha

Estar a dieta no es la única razón para preparar la comida a la plancha. Desechar la grasa y condimentar para que el verdadero sabor de los alimentos no se pierda es una de las cualidades de este electrodoméstico al realizar una elaboración homogénea.

Además, ocupa poco espacio y se puede instalar tanto en el exterior como en el interior y, algunos modelos, se pueden desmontar y lavar en el lavavajillas.

La firma Tefal propone comidas informales con la Raclette Deco, redonda, ocupa poco espacio en la mesa, e incorpora cuencos para salsas, a pesar de no tratarse de una fondue, en las que este tipo de accesorios son habituales.

En definitiva, cocina fácil, se acabaron las horas de cursillos para iniciados.

No es necesario estar invitado a la boda del príncipe Alberto II con la sudafricana Charlene Wittstock para visitar Mónaco: un Principado de dos kilómetros cuadrados, enclavado en la Costa Azul, famoso por su casino y por la mediática familia Grimaldi.

Cerca de siete millones de turistas acuden cada año a esta pequeña ciudad Estado, destacado lugar de residencia de deportistas de alto nivel y de hombres de negocios, piezas de un puzzle de casi 120 nacionalidades en apenas 35.600 habitantes.

De ellos, unos 7.600 figuran entre los más privilegiados: los que gozan de la nacionalidad monegasca, transmitida de padres a hijos, y que además del derecho a voto concede beneficios como el acceso preferencial al empleo o ayudas al alojamiento cercanas al 70 por ciento.

Incluso en el más pequeño de los comercios los dependientes son capaces de atender al recién llegado en inglés, francés o italiano, y con esta boda se pretende consumar no solo la unión de una pareja, sino mostrar al mundo esa cara amable de un lugar copado durante años por el estereotipo de ser una de las capitales del juego y la evasión fiscal.

El Casino, un must

El turista que llegue a Mónaco, y que con toda probabilidad gozará del buen tiempo que ofrecen sus casi 300 días de sol al año, no puede obviar, cierto, la vista al Casino y Ópera de Monte-Carlo, construido en 1863.

Por diez euros (unos 13 dólares) y en los 40 minutos de visita, ciudadanos con costumbres y posibilidades más mundanas pueden pasearse por sus salones decorados con espectaculares vidrieras, esculturas y pinturas alegóricas, principal escenario de una actividad que sin embargo no representa en la actualidad más que un 4 por ciento de la cifra estatal de negocios.

Y llamados por el glamur de la familia Grimaldi y por las fotografías de los tradicionales saludos desde los balcones del Palacio en las fiestas nacionales, otra clásica parada debe realizarse en el mismo, erigido sobre el emplazamiento de una antigua fortaleza levantada por los genoveses en 1215.

Frescos del siglo XVI, una chimenea del Renacimiento en la Sala de Trono, el patio de Honor y sus escaleras del siglo XVII de mármol de Carrare adentran al visitante en el interior de la familia soberana, lanzada a su pesar a las portadas de la prensa por sus matrimonios fracasados, muertes trágicas y escándalos internos.

La repercusión de este nuevo enlace sobre el Principado, tanto en notoriedad como desde un punto de vista económico, todavía no puede ser cuantificada, pero sí ha resultado palpable en el número de gente que ha acudido a algunas de las competiciones internacionales más destacadas que tienen lugar en el mismo.

“Tiene casi trescientos días de sol al año y acuden a visitar el Principado cada temporada unos siete millones de turistas”.

El Gran Premio de Fórmula 1 y el torneo de Tenis de Monte Carlo han registrado desde el anuncio del compromiso, en junio de 2010, ventas "históricas" de entradas, y la cantidad de gente que asiste por ejemplo a ver el cambio de guardia se ha duplicado a simple vista, según indica la Oficina nacional de Turismo.

Invitados o no, de los tres días de fiesta popular organizada con motivo del enlace podrá ser partícipe de hecho todo el mundo por la cobertura garantizada por los cerca de 1.500 periodistas acreditados.

Una oportunidad publicitaria que se quiere aprovechar para mostrar, según el Principado, la "verdadera cara" de ese lugar, y su capacidad para ofrecer "la mejor prestación posible a una clientela mundial".

Reinventarse una vez más

Lo cierto es que desde que Alberto II asumió en marzo de 2004 la regencia del Principado y que desde tras la muerte de su padre, el 6 de abril de 2005, se convirtió en príncipe reinante, Mónaco ha tomado la velocidad de crucero en su intención por reinventarse.

De la fiebre constructora a partir de los años cincuenta bajo el mandato del príncipe Rainero, se ha apostado por convertirse en el reino de la innovación bancaria, tecnológica y cultural, con el medio ambiente en lo alto de sus prioridades.

Consciente de sus limitaciones geográficas, sus planificadores han conseguido ganar al mar el 20 por ciento de su territorio, ambición expansiva que no ha cesado en la actualidad, pero que se lleva a cabo con un mayor respeto medioambiental y, también, mayor vigilancia de los grupos ecologistas.

Ese muestra de poder en un oasis de calma, paraíso de los bon vivant, encuentra un nuevo ejemplo en el "Hôtel de Paris", a cuyo salón de belleza acudían a peinarse en la época dorada estrellas como Ava Gardner o Liz Taylor, y hasta la propia Grace Kelly.

Y los nostálgicos de estampas clásicas en el mundo del corazón pueden dirigirse hasta la catedral, edificio de estilo romano-bizantino construido en piedras blancas en 1875, en el que se celebró en 1956 la boda del Rainiero con la desde entonces princesa Gracia.

Alberto II y la sudafricana Charlene Wittstock celebrarán el próximo 2 de julio la ceremonia religiosa en la plaza del Palacio, pero al igual que entonces, la novia acudirá a depositar su ramo a la capilla de Santa Devota, construida en el siglo XI y dedicada a la patrona del Principado y a la familia principesca.

Quien acuda movido por los decorados retransmitidos en un acontecimiento menos mediático que enlaces como el del príncipe Guillermo de Inglaterra y Catalina Middleton, pero de igual alcance planetario, se cruzará con participantes en alguno de los casi 500 salones, congresos y conferencias organizados al año, que hace que la ciudad se autoproclame regularmente "capital" de alguna cosa.

Y si opta por cerrar su recorrido con otros de los puntos turísticos más reclamados, acabará en el Museo Oceanográfico, inaugurado en 1910 por su fundador, Alberto I, o en el "Fort Antoine", fortaleza construida a principios del siglo XVIII, y usada en la actualidad a modo de teatro al aire libre.

No faltan posibilidades en apenas dos kilómetros cuadrados de territorio a los pies de los Alpes y frente al Mediterráneo, estampa perfecta en la que yates de todo tamaño recuerdan el poderío económico de quien la ha elegido como lugar de residencia o veraneo.