¿Le gusta mirar? Seguro que en más de una ocasión se ha sentido identificado con James Steward en “La ventana indiscreta” (“Rear window”), de Alfred Hitchcock, en la que mientras convalecía, con una pierna escayolada, observaba la vida cotidiana de sus vecinos a través de una lente fotográfica.

Quedarse extasiado mientras contempla las estrellas o se desvanece el atardecer es una de las mejores ocupaciones que puede realizar, eso sí, sentado cómodamente.

Desde esa posición de ‘voyeur’ ocasional, lo que necesita es un buen asiento sobre el que reclinarse a descansar, a leer un buen libro o, simplemente, a dejar pasar las horas de meditación o de divertida vigilancia.

“LA SERIE LANE RELAX CON ESTRUCTURA METÁLICA, PATAS CROMADAS Y ASIENTO DE ESPUMA DE POLIURETANO, OFRECE UN ELEMENTO PRÁCTICO A TENER MUY EN CUENTA: ES TOTALMENTE DESENFUNDABLE”.

Butacas, sillones, incluso sillas, confortables, listas parar provocar un relajo absoluto o mantener, pese al descanso, una actitud alerta. Ideales para consultar los últimas noticias sobre la tableta, para reponerse de una comida copiosa e, incluso, para ponerse ante el portátil para realizar un trabajo ocasional.

Asientos individuales que se incorporan a la zona de ocio para compartir una charla o ver su serie favorita en la televisión.

Este tipo de butacas son ideales para complementar un área en el que no desee abrumar con gran cantidad de mobiliario, además de resultar ideales para salones de metros reducidos en los que desee instalar un lugar para el reposo, sin atomizar el espacio.

Su mejor característica es que se puede desplazar dentro del hogar sin dificultad y así dar distintas opciones de uso.

Imaginación y diseño

El modelo "Voyager", de la firma Stressless, conjuga la imaginación en el diseño, pero además se reinventa con ingenio en la búsqueda del confort y la funcionalidad de sus productos, transformándose año tras año.

En este nuevo sillón reclinable destaca la forma aerodinámica de su respaldo y el acolchado de todo su diseño para dar apoyo al cuerpo. Las opciones de tapizado van, desde la tela o el cuero, y también se pueden cambiar las maderas e incluso el tamaño, médium o large, con un reposapiés adaptado y móvil, de forma que puede incluso colocarlo frente a un sofá. Mobiliario casi como un traje a medida.

Las butacas que ofrece La Oca son cómodas, móviles, con diseños atrevidos y tapizados de colores intensos como el fucsia o el morado, como ese el caso de la gama Lane Relax que,  con estructura metálica, patas cromadas y asiento de espuma de poliuretano, ofrece un elemento práctico a tener muy en cuenta: es totalmente desenfundable.

“LAS BUTACAS QUE OFRECE LA OCA SON CÓMODAS, MÓVILES, CON DISEÑOS ATREVIDOS Y TAPIZADOS DE COLORES INTENSOS COMO EL FUCSIA O EL MORADO”.

Si es de los que les gusta ir de un lado a otro para tomar perspectiva son moverse del asiento, elija los giratorios como el Tao, su nombre oriental le dará una idea de que se trata de un lugar especial para la meditación. Sus patas de metal son un soporte perfecto y seguro para girar sobre sí mismo.

El clasicismo de Pottery Barn se decanta por los orejeros, sin marcar formas excesivas y elegantemente tapizados, e incluye la novedad en ratán para interiores informales, toda una tendencia en la que los diseños de los años ’20 para jardín se trasladan dentro del hogar.

No deseche los diseños de otra época que tenga en casa, una buena elección de tapicería, atrevida, sin ser electrizante, le renovaran cualquier propuesta, por muy antigua que sea.

La bella ciudad colonial de Granada, en el sureste de Nicaragua, pretende que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la declare Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Conocida como la "Gran Sultana" por su aire morisco y andaluz, Granada fue una de las primeras ciudades fundadas por los españoles en tierra firme americana en 1524.

Erigida por "El Capitán Conquistador", como era conocido el español Francisco Hernández de Córdoba -en cuyo reconocimiento Nicaragua otorgó el nombre a su moneda oficial, el "Córdoba"-, Granada se caracteriza por su robusta estructura colonial con sus calles señoriales, y ha sido siempre centro de una gran tradición cultural.

“La ciudad, que se puede recorrer en coches tirados por caballos y fue asediada en el pasado por piratas ingleses y filibusteros estadounidenses, ha conseguido el apoyo de España para ser declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad”.

Granada está ubicada entre el poblado indígena de Xalteva, el Lago Cocibolca, Gran Lago o Mar Dulce (único en el mundo que posee tiburones) y el volcán Mombacho, de 1.345 metros, lleno de misterio y cuentos de brujas.

"La Gran Sultana" conserva sus largas calles, algunas aún empedradas, caserones coloniales de paredes gruesas y pesados techos construidos con tejas de barro, y muchos edificios con la arquitectura que imprimía la Corona española.

Asediada por piratas y filibusteros

En el centro de Granada, como en muchas otras ciudades coloniales de América Latina, se encuentra el Parque Central, alrededor del cual se asientan los edificios de mayor importancia de la localidad y en donde se ofrecen artesanías, música y platos típicos, entre ellos el popular vigorón (preparado a base de yuca y chicharrón de cáscara, y una ensalada con chile, y es servido en hoja de chagüite o plátano).

Esta ciudad concentra la mayor atracción turística del país y fue desde el siglo XVI un activo centro de comercio, como principal acceso al mar Caribe, y sus riquezas fueron saqueadas por los piratas ingleses, uno de los cuales llegó a incendiarla en parte.

Como parte y eje de la historia de Nicaragua, Granada fue quemada en 1856 por orden expresa del filibustero estadounidense William Walker al ser derrotado y expulsado, después de que la hubiera convertido en sede de su gobierno y cuartel general, y desde donde pretendía apoderarse de Centroamérica.

“Con su ambiente y arquitectura colonial, Granada fue de las primeras ciudades en ser fundadas por el conquistador español Francisco Hernández de Córdoba, a inicios del siglo XVI, y entre sus riquezas naturales figura el Gran Lago de Nicaragua con varias isletas y tiburones de agua dulce”.

Granada ha dado ilustres hijos a Nicaragua, desde presidentes a dirigentes de negocios, políticos e intelectuales, y casi todos dicen haber nacido “en la Calle Atravesada”, que data de la colonia, y en la que habita la “rancia” sociedad granadina.

Sede del festival de poesía

El Festival Internacional de Poesía, que anualmente se celebra en Granada y reúne a cientos de poetas de todo el mundo, ha solicitado a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), desde 2005, que designe a esa ciudad como Patrimonio de la Humanidad.

Durante la inauguración del  Festival Internacional de Poesía, el entonces presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños (2002-2007), abogó por que la colonial ciudad de Granada sea para la poesía lo que la ciudad francesa de Cannes es para el cine.

“Granada, ubicada 45 kilómetros al sureste de Managua es uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua así como uno de los enclaves con mayor riqueza histórica y cultural de este país centroamericano”.

El presidente del festival, el poeta Francisco de Asís Fernández explicó a EFE Reportajes que uno de los objetivos de ese evento es lograr que Granada sea declarada Patrimonio de la Humanidad y que esa ciudad participe del circuito turístico cultural de las ciudades coloniales de América.

Respaldo de España

España ha ofrecido a las autoridades nicaragüenses su cooperación en asesoría técnica para formular la candidatura de Granada como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO.

“A España le une el compromiso con Nicaragua de colaborar en la recuperación del valor de la ciudad de Granada y para que el casco antiguo de esta ciudad sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO”, dijo el embajador de España en Managua, León de la Torre Krais, en una declaración escrita enviada a EFE Reportajes.

El embajador español en Nicaragua afirma que el casco antiguo de la ciudad reúne “todos los requisitos” por su riqueza cultural y su valor histórico.

“Se ha hecho mucho, pero queda ese paso que queremos dar. Nos queda la última recta, vamos a llegar a la meta para que Granada sea Patrimonio de la Humanidad”, promete de la Torre Krais.