Cuando llega un amplio periodo de vacaciones, como en Navidad, se impone buscar alternativas para mantener entretenidos a los niños. Juegos y fiestas llenan de fantasía el hogar.

Los planes con niños son agotadores. Cuando llega un amplio periodo de vacaciones, como es la Navidad, lo más conveniente es realizar un organigrama de actividades para mantenerles en activo y distraídos.

Sin embargo, es muy cansado estar todo el día en la calle y, por eso, en casa también podemos realizar actividades para convertir el hogar en un espacio de entretenimiento en el que los pequeños se involucren.

“Pequeños electrodomésticos con dibujos infantiles ayudan a que los niños y las niñas sepan que la cocina también es un espacio en el que ellos tienen algo que decir y hacer”.

Si la lluvia arrecia fuera y hay que quedarse sin salir, aproveche para montar una pequeña fiesta con el objetivo de  conocer a los amigos de sus hijos, así sabrá también cómo se comporta su propio vástago de una manera social.

Si para los adultos la Navidad se convierte en un ir y venir de visitas, cenas y comidas con familiares y amigos, ¿por qué no sugerir lo mismo a nuestros hijos, en versión mini? Las tardes pueden ser muy largas, haga que los pequeños anfitriones se impliquen en la elaboración de la merienda. Será divertido y efectivo para ampliar sus responsabilidades en el hogar.

Meriendas divertidas

Pequeños electrodomésticos con dibujos infantiles ayudan a que los niños y las niñas sepan que la cocina también es un espacio en el que ellos tienen algo que decir y hacer.

Mickey Mouse, Dora Exploradora, Bob Esponja o Hello Kitty le ofrecen una variedad importante de pequeños y útiles electrodomésticos con los que preparar una tarde de fiesta.

Si pretende organizar una sesión de cine no olvide los clásicos… en este caso, nos referimos a palomitas y refrescos.

Una vez elegida la película y situados los asistentes, varios boles palomiteros de la firma Princess con sus animados compañeros de viaje le permitirán involucrar a los asistentes para que, antes de comenzar, preparen todo lo necesario para que la diversión sea completa.

Sandwicheras que marcan formas divertidas en el pan de molde y la imagen de su personaje de animación favorito y en las que puede colocar, entre pan y pan, un gustoso contenido energético, apetitoso y adaptado a los gustos de cada consumidor. Los puede preparar de dos en dos y así ahorra tiempo. Todo un hallazgo, que con toda seguridad pueden manejar también sus hijos.

“Implicar a toda la familia en juegos interactivos es una de las principales opciones. Sea ágil o sus hijos acabarán ganándole”.

Consienta en que ellos aporten su dosis de presencia en la mesa e implíquelos en la elaboración del menú y los postres. Olvide que luego tendrá que recoger más accesorios e intente hacer de la cocina un lugar divertido donde conversar y degustar.

Psicólogos expertos en alimentación infantil coinciden al afirmar que los niños que comen mal aprecian más lo que se les sirve cuando participan en su elaboración.

Harina, batir huevos para un pastel, decorar la superficie con caramelos de colores, fundir chocolate o decorar con una manga pastelera formas divertidas, son magníficos alicientes y un entretenimiento garantizado.

Jugar en familia

Implicar a toda la familia en nuevos juegos de videoconsola es otra de las opciones que permitirá tener a todos entretenidos.

La saga “Star the Party! Salva el mundo” regresa con 20 minijuegos en los que pueden participar hasta cuatro jugadores con el mando PS Move.

Interactuar con los objetos que saltan de la pantalla y superar entretenidas misiones para derrotar el Dr. Terrible y así salvar el mundo. Pirañas asesinas, invasiones alienígenas y otros desafíos bajo el agua, serán el campo de batalla al que se enfrente.

Nintendo lanza una campaña con varios retos pendientes, entre ellos dedicarse más a la familia, para lo que  propone una batería de juegos con los que convertir el salón de su casa en una auténtica feria, algunos que dejan ntrar a los personajes de la factoría Disney, para disfrazarse de personajes como Timón, Mickey, Mike (de Monstruos S.A), o Stich.

¿Planes para niños? ¡Seguro que no se aburre!

Abra su mente, aproveche su imaginación. Si tiene la suerte de tener techos altos en su hogar no los desaproveche. En ocasiones, el espacio que se libera a la altura de nuestros ojos no es suficiente y hay que buscar alternativas para guardar ropa de otras temporadas, libros, maletas, archivos… un sin fin de cosas de las que no podemos, ni queremos desprendernos.

 

Librería, cama y sofa, todo en uno.

Con techos de 2,10 metros se consigue espacio, no digamos si disponemos de 3,40 metros o más. Todo un lujo, si sabemos cómo duplicar los huecos. La cuestión es lograr un espacio extra, aunque no sea muy grande, en la zona superior de alguna de las estancias para ganar superficie.

“Si la lectura es uno de sus fuertes, no lo dude, las escaleras serán su lugar de acceso a la cultura”.

El interiorista Héctor Ruiz Velázquez es todo un experto en transformar apartamentos pequeños.  “Cada vez es más caro comprar un apartamento de muchos metros cuadrados en una ciudad”, de ahí que sea necesario agudizar el ingenio “y buscar otras alternativas”, comenta. Según su experiencia, no hay que rendirse ante los inconvenientes y la falta de espacio no debe ser uno de ellos.

Los tradicionales altillos siempre han sido la solución convencional a la falta de espacio. Situados sobre la puerta de entrada, o encima de la del baño, la idea es buscar huecos  donde poder guardar elementos y no agobiarnos.

Todo a medida

Sin embargo, los nuevos diseños de camas y las nuevas propuestas de diseñadores han buscado soluciones actuales a la medida de las necesidades de cada hogar.

Si la lectura es uno de sus fuertes, no lo dude, las escaleras serán su lugar de acceso a la cultura. Olvide las barrocas estanterías de mansiones de otras épocas, rendirse al conocimiento no implica una ubicación clásica. Los nuevos diseños son ligeros, pero lo suficientemente resistentes para aguantar el peso de los libros.

 

Librerías en lo más alto. La escalera es su aliada.

Cubra una pared de repisas donde colocar a sus autores favoritos y no olvide que, en las zonas abuhardilladas, los techos pueden cobijar estantes a medida de manera original y práctica. Ahora sólo falta que coloque su mejor sillón en el lugar más iluminado.

Descanse en paz

Si lo que quiere es habilitar un reducto de paz en el que refugiarse, cerrar los ojos y leer y descansar en soledad, con metros hacia el cielo puede conseguirlo con una plataforma en un techo alto. Con ello se puede convertir un apartamento normal en una vivienda de dos alturas en la que lograr un desahogo.

En este “mini duplex” también puede ubicar un lugar de juegos para los niños. Un área en la que tenerlos cerca, pero lo suficientemente lejos como para no escuchar el primer nivel de alarmas, sirenas de coches, pitidos de consolas o gritos animados durante el juego.

Hector Ruiz Velazquez habilitó la zona de arriba de un apartamento de 50 metros para instalar la cama a modo de tatami.

Por otra parte, cuando crecen necesitan algo más de independencia y así este lugar se convierte en su reducto particular para recibir amigos y amigas en casa y mantener esas conversaciones que en la adolescencia tanto significan.

Las habitaciones de los más jóvenes o de aquellos que han decidido establecer un lugar de trabajo en casa también se transforman. La cama se eleva a las alturas para así dejar un espacio completamente diáfano en la parte inferior y colocar en esa zona un escritorio con algunas estanterías. Para muchos significa una manera de desconectar, de mantener dos ambientes en una misma habitación por pequeña que sea. Arriba y abajo, no se cansará de subir escaleras pero aprovechará el espacio.

¿Tenéis diferentes alturas en vuestra casa? ¿Cómo aprovecháis el espacio?