¿Relajar su cuerpo para iluminar su rostro? ¡Pues sí! Cuando el estrés nos gana,  nuestros rasgos faciales se contraen. Consciente de esta situación, la doctora Natalia Ribé acaba de crear un tratamiento que aúna técnicas de relajación para el cuerpo, con un protocolo facial de máxima hidratación para el cutis.

Se trata de un tratamiento de hidratación máxima, denominado “Soin Hydratación Complete”,  que necesita solo noventa minutos de nuestro tiempo para dejarnos una piel hidratada, fresca y luminosa y conseguir una relajación total en el rostro, mediante técnicas de digitopuntura y de osteopatía.

“REALIZADO CON  PRODUCTOS MARINOS Y FLORALES, “EL TRATAMIENTO NO NOS IMPIDE TOMAR EL SOL, NO PRECISA ANESTESIA NI PROVOCA EFECTOS SECUNDARIOS”, ASEGURA LA DOCTORA NATALIA RIBÉ.”

“Las épocas de descanso resultan  ideales para este tipo de tratamientos, especialmente el verano. Se trata de un compuesto a base de  productos de origen marino, floral y botánico, que no nos impide tomar el sol, no precisa anestesia ni provoca efectos secundarios”, argumenta la doctora Natalia Ribé, especialista en Medicina estética, y andróloga.

“Para este tratamiento, de la firma Kanzah, se utilizan extractos de origen marino, florales  y botánicos puros, que se aplican con técnicas manuales de masajes en la piel de la cara, el cuello y el escote, como manzanilla, aloe vera, hamamelis, colágeno marino, un complejo antiestrés y extracto de coral”, explica la doctora Ribé.

La experta también añada que "este tratamiento utiliza también los beneficios extras de la aromaterapia, que contribuye a la relajación total de rostro y cuerpo mediante los sentidos.

Masajes en cuerpo y rostro

Según Ribé, una experta terapeuta enseñará a la candidata a combatir el estrés y le aplicará técnicas cráneo-sacras, desde la cadera a las cervicales, con el ánimo de  alinear la columna vertebral, aliviar la espalda y proporcionar una relajación sin malas posturas ni tensiones.

“A continuación, su  rostro y su cuero cabelludo se liberarán de las tensiones acumuladas con una sesión de acupuntura”, asegura Esther Comellas, terapeuta del Instituto Doctora Natalia Ribé y  especialista  en impartir este tipo de tratamiento.

El “Soin Hydratation Complète”,  es un protocolo hidratante y antiestrés que se inicia con la aplicación en el rostro durante diez minutos de un “peeling” enzimático, con ácido glicólico y extracto de papaína (papaya), para limpiar el rostro de impurezas.

Acto seguido, comienza una gratificante sesión de masajes en el rostro, con un potente complejo hidratante para aportar humedad a la piel, junto con  caléndula, romero y aceites esenciales, "que hacen surgir placenteras sensaciones y llevan a la paciente al relax más absoluto", indica Comellas.

“EL OBJETIVO DEL TRATAMIENTO ES RECUPERAR EL NIVEL DE HIDRATACIÓN NATURAL DE LA PIEL Y APORTAR SUAVIDAD Y FRESCURA, CONSIGUIENDO UNA PIEL SEDOSA Y CON BRILLO PROPIO.”

“El efecto máximo de este protocolo se produce a las 24-48 horas de su aplicación ya que, al ser un tratamiento a caballo entre  la cosmética y la medicina, sus efectos perduran a medio plazo”, argumenta la experta.

El momento ideal

"El tratamiento está recomendado tanto para hombres como para mujeres, siempre que se tengan problemas de deshidratación", indoca la terapeuta Esther Comellas, quien añade que  “cada piel es diferente y será el especialista quien dictamine las necesidades individuales de cada uno”.

Por un precio de 150 euros, los amantes de la relajación total pueden pasar 90 minutos en una camilla y llegar al séptimo cielo mientras una manos expertas relajan el cuerpo y acarician el rostro para conseguir una piel luminosa, hidratante y muy, muy relajada.

“ LOS AMANTES DE LA RELAJACIÓN TOTAL PUEDEN OLVIDARSE DEL ESTRÉS GRACIAS A UNAS MANOS EXPERTAS QUE AFLOJAN EL CUERPO Y DAN MASAJES EN EL ROSTRO PARA CONSEGUIR UNA PIEL LUMINOSA, HIDRATANTE Y MUY, MUY DISTENDIDA.”

El objetivo pretendido es “recuperar el nivel de la hidratación natural y aportar suavidad y frescura, consiguiendo una piel más relajada, sedosa e hidratada y un cuerpo alejado totalmente del estrés”, puntualiza la doctora Natalia Ribé.

 

 

Los cócteles antioxidantes y la cosmética marina llegan en su ayuda para que el cuerpo luzca satinado y perfecto en todas las épocas del año, sin un ápice de deshidratación.

¿Quién no se ha encontrado alguna vez con una piel totalmente reseca al cambiar de estación? El sol beneficia, si duda, pero reseca nuestra piel si no la protegemos convenientemente,  al igual que el aire acondicionado o la calefacción. Nuestra epidermis es muy sensible y nota cualquier cambio, tanto para bien como para mal.

Altas dosis de miel cristalizada

Para reparar e hidratar la piel del cuerpo y  protegerla de los factores externos, el Instituto Vitalis de la ciudad española de Barcelona propone una exfoliación mediante un preparado compuesto de altas dosis de miel cristalizada, que nutren la piel y eliminan las células muertas. A continuación, un baño termal de vapor de diez minutos abrirá los poros, según indican estos expertos, para que el tratamiento haga su efecto en profundidad.

“LOS ACEITES VEGETALES QUE COMPLETAN  EL “ABRIGO DE LA PIEL” SON EL ACEITE DE ROSAL SILVESTRE,  Y EL DE CERA ESENCIAL DE NARCISO, CON PROPIEDADES CALMANTES Y SUAVIZANTES”.

De nuevo en la camilla, la esteticista aplica una mascarilla corporal con un cóctel antioxidante formado por una mezcla de jugo de naranja liofilizado y manteca de karité, durante quince minutos, tiempo en el que se envolverá a la interesada con una manta eléctrica para potenciar los resultados.

“Este `cóctel antioxidante´ está compuesto también por ácido ascórbico, que ayuda al crecimiento y reparación de la piel, produciendo colágeno y aminoácidos y por vitamina E,  contra  los `radicales libres´”, explica la esteticista Anabel Brasero.

“SACIADA CON LA COSMÉTICA MARINA, LA PIEL VUELVE A DESCUBRIR EL SIGNIFICADO DE LAS PALABRAS ELASTICIDAD Y SUAVIDAD, OLVIDANDO LA SENSACIÓN DE TIRANTEZ Y DE INCOMODIDAD.”

A continuación, la esteticista realiza un masaje corporal de treinta minutos con una crema corporal reafirmante intensiva, compuesta por Vitamina C para nutrir, hidratar y reforzar la elasticidad de la piel.

Los beneficios de la cosmética marina

Por otra parte,  la firma Thalgo, especialista en cosmética científica marina desde hace cuatro décadas, ha desarrollado un exitoso protocolo en cabina, concebido específicamente para nutrir, reparar y devolver el confort a las pieles secas y muy secas.

“Para las pieles muy secas, una crema nutritiva e hidratante, enriquecida con manteca de karité, actúa como una auténtica golosina para la piel, devolviéndole toda su suavidad y confort de inmediato”, subraya Elisabeth Parra, portavoz de esta firma de cosmética marina.

A continuación, se aplica una crema reparadora enriquecida con aceites Omega 3 y Omega 6, que aportan a la piel una sensación de confort inédito, y se sigue con una mascarilla que se funde al contacto con la piel, proporcionando un auténtico baño de nutrición.

El "complejo algomega"

Este nuevo principio activo, denominado “Complejo Algomega”, que está compuesto por los aceites Omega 3 y Omega 6 extraídos de dos algas y de una planta hidratante marina, compensa el déficit de ácidos grasos esenciales, mejora la cohesión intercelular, reconstruye la película hidrolipídica de superficie, refuerza la función de barrera de la piel, reduce la pérdida de agua y regula los mecanismos de descamación de la piel.

“ESTE “CÓCTEL ANTIOXIDANTE” ESTÁ COMPUESTO POR TODOS LOS PRINCIPIOS DE LA VITAMINA C,  VITAMINA E Y ALTAS DOSIS DE MIEL CRISTALIZADA, QUE ESTIMULA LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO, EVITA LOS RADICALES LIBRES Y PROPORCIONA UNA MÁXIMA HIDRATACIÓN.”

“Perfectamente saciada, la piel vuelve a descubrir el significado de las palabras elasticidad y suavidad, olvidándose al instante de las sensaciones de tirantez y de incomodidad”, recalca Parra.

Este tratamiento corporal se compone de extractos biomarinos enriquecidos con  extractos de árnica  y de aloe vera, de efectos suavizantes y regeneradores, y de una mascarilla tibia que favorece la acción de los productos sobre la epidermis, para  que la piel quede relajada, más flexible y recupere su bienestar y confort habitual.

Los aceites vegetales que completan el “abrigo de la piel” son el aceite de rosal silvestre, y el de cera esencial de narciso, con propiedades calmantes y suavizantes.