Acabamos de estrenar año, es el momento de mejorar los puntos débiles para poder lucir un cuerpo sino de sobresaliente, de notable. Con disciplina y la ayuda de productos cosméticos se puede conseguir.

Mejorar los puntos débiles para poder lucir un cuerpo notable es posible gracias a la nueva cosmética, los aparatos, la gimnasia y la cirugía. Hay algunas zonas de la anatomía femenina que genéticamente está programadas par almacenar grasa. Y es por ello que se tornan más resistentes a las dietas, el ejercicio y los tratamientos.

Pero no todo está perdido, con buenos hábitos alimenticios, disciplina, paciencia y mucha constancia se pueden conseguir resultados espectaculares.

El pecho en su sitio

La piel del pecho se debe cuidar a diario con mimo, ya que actúa como sostén natural. El escote y el pecho, que cuenta con un alto poder de seducción, es una de las zonas del cuerpo que más acusa el envejecimiento prematuro.

"El paso del tiempo, los malos hábitos alimenticios, los penosas consecuencias de las dietas yo-yó, la lactancia y los descontrolados baños de sol en topless sin protección se encargan de deteriorar el busto", explica la prestigiosa esteticista Felicidad Carrera, quien asegura que "mantener el pecho en sus sitio requiere una rutina de belleza y el uso de una lencería adecuada".

Hidratar la zona a conciencia con cosméticos hidratantes y reafirmantes una o dos veces al día. Utilizar siempre sujetador, y si se practica algún deporte es imprescindible escoger un modelo que sujete bien. Procurar mantener la postura erguida y fortalecer los músculos pectorales son algunos de los requisitos para prevenir el deterioro y el descolgamiento de los senos, sin olvidar someterse una o dos veces al año a un tratamiento de electroestimulación para mejorar su firmeza y tonicidad.

Caderas en proporción

Las caderas protagonizan el toque sexy de la mujer. Sin embargo, la mayoría desea tener una silueta sin poderosas curvas que sujeten los pantalones. Cuando se tiende a ensanchar, resulta imprescindible una dieta rica en frutas y verduras y practicar deporte como pilates, montar en bicicleta, step y ejercicios sobre el suelo que trabajen la zona.

“Cuando se tiende a ensanchar, resulta imprescindible una dieta rica en frutas y verduras y practicar deportes como pilates, bicicleta, step y ejercicios sobre el suelo que trabajen la zona”.

"No se debe confundir la obesidad y el sobrepeso con los acúmulos grasos en la cadera", explica Felicidad Carrera, quien advierte que uno de los lugares favoritos donde también se asienta la celulitis son las caderas, que hoy se combate con la mesoterapia.

Según un estudio de la firma de cosméticos Vichy, el 69 por ciento de las mujeres, bien sea por defecto o por exceso, no están contentas con su retaguardia, es decir, con su trasero, zona donde se suele acumular la flacidez y la celulitis, independientemente si se tienes unos kilos de más o se está delgada.

Los tratamientos a seguir dependerán de la forma de glúteo. Si es voluminoso, Felicidad Carrera recomienda seguir un protocolo de "cavitación", mientras que si se trata de un glúteo caído la experta apuesta por "una combinación de radiofrecuencia y vacío por succión".

Cintura de avispa

Después de un embarazo y una vez cumplidos los 40 años son muy habituales los michelines, eso rollitos de grasa que se agudizan con la menstruación y la retención de líquidos. Deshacerse de ellos no es sencillo, requiere tiempo y esfuerzo.

Beber dos litros de agua al día, evitar el estreñimiento, la grasa y los azúcares y hacer una tabla diaria de abdominales o someterse a la gimnasia antigravity -disciplina que combina gimnasia, acrobacia, danza, pilates y yoga- son los principios básicos para combatirlos. Si esto no es suficiente, es el momento de ponerse en mano de especialistas.

La criolipolisis- tratamiento indoloro mediante un sistema frío que elimina las células grasas de forma selectiva-, el láser, la radiofrecuencia o la lipoabdominoplastia, cirugía que elimina la grasa y esculpe la cintura- son algunas de las técnicas para deshacerse de los impertinentes michelines, conocidos vulgarmente como flotadores.

Lograr que nuestra casa sea ese lugar con el que siempre soñamos, a pesar de que le falten muchas cosas de las en su día utilizamos, es factible si tenemos en cuenta algunas ideas de decoración para convertirla en ese sitio confortable al que nos encanta volver, incluso después del viaje más maravilloso.

En una buena planificación se halla la clave de todo. Planificar el espacio, el presente y el futuro. Es importante no limitarse ni crearse expectativas irreales. Piense en el presente, en lo que le gustaría tener ahora, pero también en las necesidades que su vida le plantearía en el futuro próximo. Así evitará hacer frente a obras constantes.

Distribuir la casa hacia la luz, hacia el exterior, le permitirá iluminar sin esfuerzo cualquier habitación.

"En una buena planificación se halla la clave de todo. Planificar el espacio, el presente y el futuro. Es importante no limitarse ni crearse expectativas irreales."

La luz modifica el color y proyecta calidez, sea cual sea el tono del que tenga pintadas las paredes. En este sentido, intente unificar la paleta de color para crear un estilo base en todos los revestimientos.

La madera del pavimento se alía con la luz y con la calidez. Apueste por ella.

Cuando los metros son escasos gane centímetros a terrazas o miradores incorporándolos a la estancia general. Ganará en luz y en amplitud. Reduzca el perfil de los cerramientos y así añadirá continuidad. Los acabados en blanco le añadirán un plus de claridad.

Un buen cerramiento le permitirá también conseguir una buena climatización tanto en invierno como en verano.

 

OJO A LOS MUEBLES.

Si además consigue colocar los muebles y armarios más altos y voluminosos hacia la pared logrará sin esfuerzo su objetivo, pues hará que el espacio resulte mayor.

En este sentido lo ideal es elegir los muebles de un tamaño proporcional al espacio del que dispone. Si no tiene mucho piense que no podrá almacenar todo lo que desea y así le será más fácil optar por los muebles más adecuados.

"Elija los muebles de un tamaño proporcional al espacio del que dispone. Si no tiene mucho, piense que no podrá almacenar todo lo que desea y así le será más fácil optar por los muebles más adecuados."

También puede errar al adquirir un mueble pequeño para un espacio grande en el que se ve perdido ante la amplitud.

En el salón coloque el sofá de frente a la ventana y compartimente poco. En definitiva, como en otras parcelas de la vida, menos es más. Aunque el número de estancias se reduzca conseguirá que los metros con los que cuenta parezcan mayores.

 

DELIMITAR ESPACIOS.

Las piezas bajas son un instrumento ideal para delimitar espacios, los elementos móviles de estas características incluyen la versatilidad que les imprime poder colocarlos en distintas áreas, según las necesidades.

Los muebles sin traseras, como algunas estanterías, también ayudan a partir zonas y las mesas con cristal se alían con la ligereza en los espacios.

Aunque sean algo más caras, apueste por tapicerías duraderas con tratamientos antimanchas, en tejidos lisos que soportan más el paso del tiempo.

"Se yerra tanto al colocar una pieza grande para un espacio pequeño, como al adquirir un mueble pequeño para un espacio grande en el que se ve perdido ante la amplitud."

En este sentido también puede prescindir de puertas interiores: la cocina y el comedor no tienen porqué estar separados; de la misma manera que en el dormitorio pueden quedar unidos el baño y la habitación principal.

En cada uno de los casos evite que los muebles dificulten el acceso de entrada a una estancia ni la circulación de una a otra.

Con pequeños detalles conseguirá que la casa se adapte a sus necesidades y a sus gustos. En definitiva, tendrá un hogar a su medida.