La periodista argentina Alicia Gallotti  nos adentra en  los testimonios más ocultos de la infidelidad femenina gracias a las confesiones reales de cincuenta mujeres, fruto de sus  años de dedicación a la sexología.

Autora del ensayo “Soy infiel, ¿y tú?”, con una página en Internet en donde acuden sus  lectoras  para preguntarle sus cuitas sobre sexo,  y portavoz del portal de citas virtuales para personas casadas o con pareja estable que buscan una aventura  “Victoriamilan.es”,  Galloti domina el mundo de la sexualidad femenina y sus sentimientos,  aunque no se jacte de ello.

- ¿Cuál es la orientación de este ensayo sobre la infidelidad femenina?

-- Mi pretensión es sacar a la luz esta realidad mediante el testimonio anónimo de muchas mujeres, porque la infidelidad femenina es aún una gran desconocida y nada aceptada entre la sociedad actual. El libro no está, ni a favor ni en contra de ella.

"UNA MUJER PUEDE ENGAÑAR A SU PAREJA POR SER ADICTA A LA SEDUCCIÓN, PORQUE ASÍ SE LIBERA; POR  VENGANZA;  POR ESTAR EN CRISIS;  PORQUE SE DEJE LLEVAR, O PORQUE BUSQUE SOLO SEXO…"

- ¿Existen más mujeres infieles en la actualidad que en el siglo XX?

-- Yo creo que no. La gran diferencia entre el pasado y el presente es que la infidelidad femenina está aflorando públicamente, pero ahora solo se acepta si la mujer se enamora de otro hombre, rompe con su pareja y se casa con él.

Causas de la infidelidad femenina

- ¿Y usted cree que el amor hacia otro hombre es la principal causa de  infidelidad femenina?

-- Yo opino que “si las mujeres tuvieran relaciones sexuales solo cuando se sienten presa del amor, la mayoría moriría célibe", como dice una frase de mi libro, atribuida  a un autor anónimo.

- Como portavoz de una  página de citas virtuales, con más de un millón  de usuarios en todo el mundo ¿a qué conclusiones llega?

-- Una encuesta de esta página constata que el  45 por ciento de las personas  que acceden a las citas virtuales son mujeres de entre los 25 y los 60 años y que el 25 por ciento de ellas solo “chatea”, sin llegar a establecer ningún contacto.

- ¿Y de las infidelidad de las mujeres en el mundo real?

-- Una encuesta de la Facultad de Sociología  de la Universidad de Florencia especifica que  el 58 por ciento de las mujeres confiesan haber sido infieles al menos una vez en su vida, el 65 por ciento haber tenido una aventura de una noche y el 10 por ciento haber simultaneado la relación del  marido con el amante.

- Creo que también hay estadísticas sobre la infidelidad en el trabajo…

-- Si, en el mundo laboral, el 81 por ciento de las mujeres confiesa que coquetea con sus compañeros de trabajo y, dos de cada tres mujeres, asegura haber tenido tener fantasías con sus compañeros. Un 40 por ciento de solteras confiesa haber tenido alguna aventura con algún compañero.

Adictas a la seducción

- ¿Y por qué suele engañar una mujer a su marido?

-- La mujer puede engañar a su pareja por ser adicta a la seducción; porque así se libera; por compensar;  por venganza;  porque la pareja esté en crisis o porque se deje llevar; algunas, porque buscan solo sexo, al igual que los hombres. Como dice Woody Allen, "solo existen dos cosas importantes en la vida: la primera, el sexo y la segunda…, no me acuerdo".

"CREO QUE LA INFIDELIDAD PUEDE TENER UN EFECTO POSITIVO EN LAS PAREJAS Y REAVIVAR LA ANTIGUA PASIÓN, AL SENTIRTE DE NUEVO DESEADA Y REFORZAR ASÍ TU AUTOESTIMA"

- ¿Entonces es que la fidelidad está en crisis?

-- Lo que actualmente está en crisis es la pareja monógama, porque la sociedad ha cambiado y el concepto de pareja sigue siendo el mismo de siempre.  En mayo del 68, se propugnó la pareja abierta, pero la sociedad no estaba preparada ni lo está hoy en día.

- ¿Y qué sería necesario?

--  Para que las parejas abiertas funcionaran en 2012, se necesitaría cambiar la mentalidad de la sociedad: modificar el sentido de la propiedad en la pareja, el concepto de "es mío-es mía".

La habilidad femenina en el engaño

- ¿Somos más hábiles las mujeres engañando?

--  Sí, y eso es lógico, porque venimos de siglos de aprendizaje, en donde la historia nos ha hecho aprender a  navegar entre dos aguas. Como dice el cantautor español Joaquín Sabina, "los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor" De todos modos, un proverbio chino aconseja que "si no quieres que se sepa, no lo hagas".

"LAS MUJERES SOMOS MUCHO MÁS HÁBILES EN EL ARTE DEL ENGAÑO PORQUE VENIMOS DE SIGLOS DE APRENDIZAJE, Y LA HISTORIA NOS HA HECHO APRENDER A NAVEGAR ENTRE DOS AGUAS"

- ¿Puede ser positiva la infidelidad en algún momento?.

-- Creo que la infidelidad puede tener un efecto positivo en tu mente y puede reavivar la pasión hacia tu pareja: al sentirte de nuevo deseada,  dentro del "mercado amoroso", tu  autoestima se refuerza. Pero, !ojo!, el periodista y escritor español Severo Catalina ya decía en el siglo XIX que "la mujer perdona las infidelidades, pero no las olvida y que el hombre olvida infidelidades, pero no las perdona".

- ¿Cuáles son las pautas para mantener el amor de la pareja?.

-- Hay que aprender a decir tus sentimientos y saber leer entre líneas los suyos. Si te gusta tu pareja, intenta entenderle y no intentes cambiar su personalidad para que sea como tú quieres que seas. Así podrás degustar el amor en su totalidad.

- ¿No es éste un planteamiento un poco reaccionario?

--  Este planteamiento no es arcaico ni convencional, porque los hombres no son muy dados a la charla,  pero existen otras muchas fórmulas de comunicación no verbal, como los gestos, las caricias y ahí está la sensibilidad cada mujer para apreciarlo.

Hombres, ¡a utilizar más la imaginación!

- ¿Y qué les diría a los hombres para que su matrimonio estuviera libre de infidelidades?

--  A los hombres les aconsejo que dejen salir su parte femenina,  que lloren, si así se lo pide el cuerpo, y que se porten como una persona de carne y hueso, que  no se preocupen tanto por ser superiores y usen más la imaginación: eso, a las mujeres, nos gusta.

- ¿Y que es lo que no se puede perdonar en una infidelidad femenina?

-- Lo que nunca se puede tolerar si una mujer engaña a su pareja es que lo haga porque alguien le obligue, porque ella se lo imponga o porque su marido se lo proponga, que también hay casos. Todo lo demás, está permitido. Como dijo Marilyn Monroe, "el sexo forma parte de la naturaleza y yo me llevo de maravilla con la naturaleza..."

Alicia Gallotti, autora de una colección de libros de orientación sexual publica sus obras en quince países y siempre ha abordado sus temas desde una vertiente educativa, práctica y psicológica.

Nos guste o no el vino, el enoturismo se ha consolidado como una modalidad de ocio que conjuga alta gastronomía, paisajes idílicos y arquitectura vanguardista. Los mejores caldos envejecen en auténticas catedrales diseñadas por Frank Gehry, Santiago Calatrava o Norman Foster.

La cultura del vino, con siglos a sus espaldas, no deja de reinventarse. El enoturismo es un concepto de viaje, cada vez con más adeptos, que conjuga vino, con alta gastronomía y pasajes idílicos, ecuación en la que no pueden faltar las grandes bodegas, que han apostado por la modernidad y el respeto al entorno poniéndose en manos de los mejores arquitectos.

Santiago Calatrava, Frank Gehry, Norman Foster, Herzog & Meuron o Zaha Hadid son algunos de los arquitectos que han puesto su arte al servicio del vino con resultados tan rompedores como bellos, pero sin restar solera ni tradición.

Entre los viñedos de la Rioja, tradicional tierra de vinos en el norte de España, despuntan los grandes nombres de la arquitectura internacional, una ruta enológica que se convierte en un paseo para los sentidos.

De la mano de Frank O. Gehry se llega a la "Ciudad del Vino", de las bodegas Marqués de Riscal, donde hotel, restaurante y spa de vinoterapia se reparten bajo las caprichosas formas del tejado que son la marca del creador del Museo Guggenheim de Bilbao.

Con su espectacular edificio, Marqués de Riscal ha logrado reforzar e internacionalizar su imagen, y transmitir los valores de "tradición y vanguardia" que caracterizan a la bodega, explican desde el grupo.

Recubierto de titanio, el edificio se viste de rosa, como el vino tinto; oro, como la malla de las botellas de Riscal, y plata, como la cápsula de la botella, gracias a la creatividad de Gehry, quien sabe transmitir "innovación y vanguardia", lo que, unido a una tradición de 150 años de historia, "hace que sea un tándem muy afín" a los valores de la marca.

“Los resultados tan rompedores como bellos, pero sin restar solera ni tradición y a todas las bodegas les une su respeto por los entornos naturales en los que se ubican”.

Con el paisaje de la sierra de Cantabria (norte de España) como telón de fondo, el perfil sinuoso de las Bodegas Ysios, surgidas de la mano de Santiago Calatrava, refleja "la sublimación de una hilera de barricas" gracias a una composición vanguardista y "perfectamente acoplada con el paisaje", explica su página web.

El arquitecto creó un espacio "singular y vanguardista" concebido como "lugar de culto y elaboración de vinos de máxima calidad". Una bodega cuya elemento clave es la cubierta, revestida de aluminio natural, que contrasta con la calidez de la fachada, formada por láminas de madera cuperizada, es decir tratada con un protector orgánico.

El corazón de la ribera del Duero, que da nombre a la otra gran denominación de origen de los vinos españoles, sirve de marco al proyecto de Norman Foster para Bodegas Portia, un diseño en forma de estrella en hormigón, madera, acero y vidrio que surge de la tierra como "el cobijo, el hábitat y la antesala de los vinos que en ella se elaboran", relata su página web.

Las Bodegas López de Heredia Viña Tondonia, en La Rioja Alta, han incorporado a sus edificios tradicionales una boutique firmada por la arquitecta iraquí afincada en Londres Zaha Hadid, que alberga una pequeña joya, el stand modernista con que la firma participó en la Exposición Internacional de Bruselas en 1910.

Hadid, según la bodega, puso de manifiesto su sensibilidad "a la hora de integrar tradición y modernidad, vino y estética, naturaleza y arquitectura" y concibió una estructura que sirviera de cubierta para el stand modernista de 1910 y pudiera servir como base para una estructura fija que se colocaría definitivamente en las bodegas.

“Santiago Calatrava, Frank Gehry, Norman Foster, Herzog & Meuron o Zaha Hadid son algunos de los arquitectos que han puesto su arte al servicio del vino”.

Pero este viaje por la arquitectura del vino también lleva hasta América, para recalar en localidad argentina de La Consulta, a los pies de la cordillera de los Andes, donde la familia Ortega Gil-Fournier ha creado una bodega boutique para la que ha buscado "un diseño emblemático que representara la vitivinicultura del Nuevo Mundo" y ya se dispone a crear una nueva en Chile.

Una bodega, obra del estudio Bórmida y Yanzón de Mendoza, en la que se apostó "por un diseño rompedor que no deje al visitante inerte", que provoque una reacción "ya sea positiva o negativa" pues, según fuentes de la empresa, siempre tuvieron clara "la importancia de la arquitectura como legado para generaciones futuras de sus edificaciones".

Arquitectura y entorno

Además de los trabajos de grandes arquitectos todas estas bodegas tienen en común que ofrecen visitas y otros atractivos para el turista como hotel o restaurante, pero sobre todo les une su respeto por los entornos naturales en los que se ubican.

Así, en el caso del grupo Fournier, erigir una bodega a sólo 12 kilómetros de los Andes "hacía fundamental un pensamiento de mimetización con la inmensidad de la belleza de Cordillera", por lo que se decidió "utilizar paredes de cemento y un tejado de color oscuro para minimizar la contaminación arquitectónica del entorno".

La creación de Norman Foster para Portia con su forma de estrella ha establecido "un diálogo entre el mundo interior del edificio y el paisaje exterior", señala la bodega en su web. Mientras, Gehry analizó "durante mucho tiempo" cómo sería su edificio para Marqués de Riscal, "cómo contrastaría con el entorno" para lograr "un impacto visual muy interesante", según la firma.

También la obra de Calatrava para Ysios está "perfectamente integrada en el entorno" y su construcción es hoy en día "un símbolo paisajístico en el entorno".

Este viaje enoturístico podría pasar por otros muchos lugares como la bodega Dominus en el estadounidense valle de Napa, creada por los suizos Herzog & de Meuron o la "Aldea del vino" de la española CVNE, que hace años recuperó para el público la nave sin columnas construida por el ingeniero Gustave Eiffel a finales del lejano siglo XIX.

La introducción del nuevo GS 450h marca el inicio de un periodo de mayor expansión para la gama de modelos GS en un futuro cercano. El GS presenta un exterior y un interior completamente nuevos, que reflejan un desarrollo más avanzado de la filosofía de diseño L-finesse, única de Lexus. Su nuevo diseño exterior, atrevido y dinámico, que incluye un tratamiento frontal sofisticado y extremadamente articulado, proporciona al nuevo GS una presencia fuerte y dominante en la carretera, apropiada para una berlina con el rendimiento Lexus. El interior del nuevo GS representa una continuación del concepto de diseño de los Lexus de nueva generación.

Un salpicadero centrado en el conductor, con diseño ergonómico y con tecnologías avanzadas de interfaz hombre- máquina, hace posible que los clientes disfruten de la conducción  y estén cómodos durante largos viajes. Aparecen numerosas tecnologías altamente innovadoras por primera vez en la gama de modelos del nuevo GS. Una interfaz táctil de  control remoto (RTI) conectada con la pantalla de información múltiple más grande del mundo y unas opciones de sistemas de sonido que ofrecen una potencia y una claridad incomparables.

El GS 450h es la primera berlina de rendimiento Premium del mundo equipada con un motor de gasolina de ciclo Atkinson V6 y un sistema híbrido con dos motores eléctricos, con el motor ubicado en la parte delantera y la tracción en las ruedas traseras.

Su sistema Lexus Hybrid Drive de segunda generación presenta mejoras en todos los aspectos de su transmisión full-hybrid y combina reducciones considerables de consumo de combustible y de emisiones de CO2, NOX y PM, con un rendimiento comparable al de rivales con motores V8.

Conducción agradable

Combina una dirección ágil y precisa y un control de la carrocería excelente, con una estabilidad extraordinaria a velocidad elevada y toda la comodidad de conducción característica de una berlina con el rendimiento Lexus.

Las mejoras considerables de su dinámica de conducción se han conseguido mediante el rediseño de la carrocería, una suspensión nueva, frenos más potentes y tecnologías punteras, tales como la Suspensión Variable Activa (AVS) y la Dirección Trasera Dinámica (DRS).

El GS 450h también se puede equipar con el sistema de Manejo Dinámico de Lexus, la primera integración mundial del AVS, la Dirección Trasera Dinámica (DRS), la Dirección con Relación Variable (VGRS) y la última evolución del sistema de Control de la Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), único de Lexus, para coordinar todos los aspectos del control de las ruedas delanteras y traseras, además de proporcionar un comportamiento de conducción ágil, preciso y seguro, con una respuesta más directa a las acciones del conductor. El Nuevo Lexus GS está completamente equipado con los sistemas de seguridad activa y de asistencia al conductor, tecnológicamente más avanzados que están disponibles en el mercado en la actualidad.

La última evolución del sistema VDIM ahora incorpora la Dirección Trasera Dinámica (DRS) de nuevo desarrollo. El sistema de Seguridad Pre-Colisión Avanzado (PCS) incluye una Cámara de Seguimiento del Conductor y un sistema de Control de Crucero Adaptable (ACC) complementario, que en el GS 450h, ahora funciona a todas las velocidades hasta 0 km/h.

Entre las características de seguridad activa adicionales se incluyen, el sistema del Monitor del Punto Ciego (BSM), el sistema de Visión Nocturna de Lexus y un Head-Up Display (HUD) con un menú de contenido ampliado.

Para los pies, para las paredes, para las sillas, para las puertas, los sofás o los cojines. Del rosa al morado, pasando por el grosella, el rubí, la mora o el frambuesa. Los colores estrella de la temporada se rebelan.

Le desvelamos una versión renovada de “La vie en rose”. Ni en sus mejores sueños pensó que Edith Piaf entraría tan de lleno en su vida. No le recomendamos una versión edulcorada de uno de los tonos más suaves de la paleta cromática. El emblemático rosa, tan tradicional en las habitaciones de las niñas, toma esta temporada su tinte más intenso para dar vitalidad a toda la casa. "Barbie" sale por la ventana, mientras las "Pink Ladies" llegan arrasando.

“De una manera sutil, tonos como el lavanda y el morado irradian comodidad e intimidad en los dormitorios”.

Como si reventara una frambuesa o los arándanos explotaran en sus manos, así se tiñen las paredes de su entorno.

Los frutos del bosque y las flores entran a raudales para alimentar textiles, paredes y suelos con alfombras rosa chicle.

De una manera sutil, tonos como el lavanda y el morado irradian comodidad e intimidad en los dormitorios. Los berenjena son sinónimo de elegancia, y más si los combina con acierto con materiales más brillantes en plata o cristal, de mesas o lámparas.

Céline de Azevedo es la diseñadora de color de la firma de pinturas Valentine, y afirma que “este año está marcado por el regreso del color a la casa, pero de forma armoniosa y equilibrada, donde los contrastes y combinaciones  se construyen de una forma sutil”.

Su propuesta es una cocina donde el “rosa carmín” juega con el tradicional blanco o gris metalizado de este tipo de espacios. El resultado es un ambiente lleno de luz y vitalidad que invita a pasar tiempo en torno a la mesa.

Unas sillas intensas en plástico de la firma La Oca pueden componer otro detalle de color para sentarse a desayunar o almorzar si su pared está alicatada por completo.

Para las zonas de trabajo, Valentine propone el “rosa púrpura”, según los expertos de la firma "es ideal, aporta calidez y relajación en el momento que más se necesita".

Voluptuosos

La interiorista británica Stephanie Hoppen describe este tipo de gama cromática rosada como “voluptuosa”, tanto que sabe cómo crear habitaciones con un estilo muy singular si nos decidimos a colorear nuestras paredes con ese tono.

Hoppen recomienda estar abierto a todo tipo de propuestas. El comedor más elegante puede estar decorado con un rosa violeta en la pared del fondo, combinado con clásicos suelos en madera y una mesa de comedor, en un gris oscuro a juego con el tapizado de las sillas.

La decoradora Encarna Romero presentó en el espacio de El Corte Inglés en Casa Decor 2011, una de las plataformas de interiorismo más internacionales. Tres estancias interrelacionadas todas ellas vinculadas con el rosa chicle y el berenjena envejecido de las paredes. Un toque de feminidad, según ella misma define, para espacios como el dormitorio, el salón y el estudio.

“La interiorista británica Stephanie Hoppen describe este tipo de gama cromática rosada como “voluptuosa”, capaces de crear habitaciones con un estilo muy singular”.

La firma textil italiana Etro apuesta por los brillantes morados para su colección de cojines,  la misma gama que incorpora a sus cálidas mantas de fina lana para los días más frescos. Los textiles satinados otorgan un aporte de extra de luminosidad y elegancia.

Las alfombras añaden un plus de facilidad a la hora de decorar, pues una vez pasado el furor de la temporada pueden recogerse sin más y cambiar otra vez su hogar, permitiendo que así luzca diferente con lo mínimo.

Carpet Reloaded, en Dolz Coleccion, tiene en su haber una excelente colección "vintage" en tonos fucsias y morados. Piezas antiguas que provienen de Irán, sometidas a un tratamiento especial para que resplandezcan de nuevo con un estilo innovador.

Todos estos tonos nos recuerdan a un jardín en pleno esplendor. La Sia, especialista en decorar con flores, le propone reinventar su hogar gracias a sencillos detalles que puede colocar en cualquier rincón, y que van del lila al berenjena, aunque no se olvida de los rosas más rabiosos.

Los colores de temporada ya están aquí, hágales un hueco.