El nuevo sistema Lexus Climate Concierge ofrece a cada ocupante del nuevo LS lo último en confort climático a bordo. El nuevo LS incorpora el sistema de climatización más avanzado del mundo ya que integra de forma automática la calefacción del asiento, los sistemas de refrigeración y la calefacción del volante.

Con el fin de garantizar la máxima comodidad, el sistema de 4 zonas de control independiente va más allá de simplemente controlar la temperatura del aire dentro de la cabina. El sistema, totalmente personalizable, permite una óptima configuración del interior ya que monitoriza mediante 13 sensores térmicos situados por todo el habitáculo, incluido el volante, la temperatura de cada plaza para que cada ocupante elija la temperatura que prefiera y se alcance lo más rápido posible.

“PRIMER VEHÍCULO DEL MUNDO EN EQUIPAR UN SISTEMA INFRA-ROJOS QUE MONITORIZA LA TEMPERATURA DE LA PIEL DE LOS OCUPANTES DEL VEHÍCULO E INTERPRETA DE FORMA AUTOMÁTICA SI EL PASAJERO TIENE FRÍO O CALOR.”

Por ejemplo, en condiciones climáticas frías, antes de que el sistema de calefacción haya alcanzado la máxima eficiencia, los calentadores del volante y de los asientos de forma individualizada se activan automáticamente para calentar al conductor y a los pasajeros rápidamente. Una vez alcanzada una temperatura confortable dentro del habitáculo, el sistema calefactor del asiento va reduciendo de forma automática su intensidad mientras que la calefacción central del habitáculo va ganando eficiencia y así evitar consumos energéticos innecesarios alcanzando en la mitad de tiempo la temperatura objetivo.

02

De un modo similar, en los días calurosos, una función de refrigeración rápida controla la

temperatura del asiento antes de que el aire acondicionado de refrigeración del sistema haya alcanzado la máxima eficiencia, para alcanzar rápidamente un ambiente cómodo.

El sistema Lexus Climate Concierge, utiliza hasta 13 sensores administrados por una ECU central, y como novedad mundial un sistema de infrarrojos instalado en el techo, que mide la temperatura corporal de los ocupantes traseros.

“CONTROL CLIMÁTICO MULTI-ZONA, INTEGRANDO DE FORMA CONJUNTA Y AUTOMÁTICA TEMPERATURA DEL ASIENTO, ZONAS DEL HABITÁCULO DIFERENCIADAS Y CALEFACCIÓN DEL VOLANTE”.

Esta medición de la temperatura de la piel de los ocupantes de los asientos traseros permite al sistema evaluar su comodidad térmica específica y, a continuación realizar ajustes a medida enfriando o calentando el ambiente.

Este sistema es capaz mediante los monitores de infra-rojos interpretar de forma automática si un ocupante tiene frío o calor y modificar la temperatura de forma individualizada en cada asiento.

“INCORPORA SISTEMA DE HUMIDIFICACIÓN LEXUS NANOE ® TECHNOLOGY INSPIRADO EN TÉCNICAS DE SPA.”

No menos de 20 canalizaciones de aire se encuentran distribuidas a lo largo del habitáculo del nuevo LS. Además de varias salidas en el pilar central, los pasajeros de los asientos traseros se benefician de difusores sobredimensionados instalados en el techo y otros instalados encima de cada asiento trasero, ofrecen control de temperatura sin precedentes en torno a la cabeza de los pasajeros y el cuello.

Nanoe ® Technology

El sistema de control climático también incorpora el sistema Nanoe ® de tecnología de serie. Esta tecnología de purificación del aire funciona automáticamente cuando el aire acondicionado está encendido. Libera partículas de iones cargados negativamente con un tamaño de 20 a 50 Nm envueltos en moléculas de agua.

Esta tecnología de Nanoe tiene un triple efecto, purificación y humidificación del aire y también eliminación de olores. También permite desodorizar los asientos del vehículo y el techo para crear un ambiente en el habitáculo limpio.

Además, ya que el contenido de humedad del nanoe es aproximadamente 1.000 veces mayor que la de iones convencionales, la emisión de iones unidos a moléculas de agua tiene un efecto humidificador sobre la piel y el cabello, y actúa para mejorar el bienestar de los ocupantes.

03

Los cócteles antioxidantes y la cosmética marina llegan en su ayuda para que el cuerpo luzca satinado y perfecto en todas las épocas del año, sin un ápice de deshidratación.

¿Quién no se ha encontrado alguna vez con una piel totalmente reseca al cambiar de estación? El sol beneficia, si duda, pero reseca nuestra piel si no la protegemos convenientemente,  al igual que el aire acondicionado o la calefacción. Nuestra epidermis es muy sensible y nota cualquier cambio, tanto para bien como para mal.

Altas dosis de miel cristalizada

Para reparar e hidratar la piel del cuerpo y  protegerla de los factores externos, el Instituto Vitalis de la ciudad española de Barcelona propone una exfoliación mediante un preparado compuesto de altas dosis de miel cristalizada, que nutren la piel y eliminan las células muertas. A continuación, un baño termal de vapor de diez minutos abrirá los poros, según indican estos expertos, para que el tratamiento haga su efecto en profundidad.

“LOS ACEITES VEGETALES QUE COMPLETAN  EL “ABRIGO DE LA PIEL” SON EL ACEITE DE ROSAL SILVESTRE,  Y EL DE CERA ESENCIAL DE NARCISO, CON PROPIEDADES CALMANTES Y SUAVIZANTES”.

De nuevo en la camilla, la esteticista aplica una mascarilla corporal con un cóctel antioxidante formado por una mezcla de jugo de naranja liofilizado y manteca de karité, durante quince minutos, tiempo en el que se envolverá a la interesada con una manta eléctrica para potenciar los resultados.

“Este `cóctel antioxidante´ está compuesto también por ácido ascórbico, que ayuda al crecimiento y reparación de la piel, produciendo colágeno y aminoácidos y por vitamina E,  contra  los `radicales libres´”, explica la esteticista Anabel Brasero.

“SACIADA CON LA COSMÉTICA MARINA, LA PIEL VUELVE A DESCUBRIR EL SIGNIFICADO DE LAS PALABRAS ELASTICIDAD Y SUAVIDAD, OLVIDANDO LA SENSACIÓN DE TIRANTEZ Y DE INCOMODIDAD.”

A continuación, la esteticista realiza un masaje corporal de treinta minutos con una crema corporal reafirmante intensiva, compuesta por Vitamina C para nutrir, hidratar y reforzar la elasticidad de la piel.

Los beneficios de la cosmética marina

Por otra parte,  la firma Thalgo, especialista en cosmética científica marina desde hace cuatro décadas, ha desarrollado un exitoso protocolo en cabina, concebido específicamente para nutrir, reparar y devolver el confort a las pieles secas y muy secas.

“Para las pieles muy secas, una crema nutritiva e hidratante, enriquecida con manteca de karité, actúa como una auténtica golosina para la piel, devolviéndole toda su suavidad y confort de inmediato”, subraya Elisabeth Parra, portavoz de esta firma de cosmética marina.

A continuación, se aplica una crema reparadora enriquecida con aceites Omega 3 y Omega 6, que aportan a la piel una sensación de confort inédito, y se sigue con una mascarilla que se funde al contacto con la piel, proporcionando un auténtico baño de nutrición.

El "complejo algomega"

Este nuevo principio activo, denominado “Complejo Algomega”, que está compuesto por los aceites Omega 3 y Omega 6 extraídos de dos algas y de una planta hidratante marina, compensa el déficit de ácidos grasos esenciales, mejora la cohesión intercelular, reconstruye la película hidrolipídica de superficie, refuerza la función de barrera de la piel, reduce la pérdida de agua y regula los mecanismos de descamación de la piel.

“ESTE “CÓCTEL ANTIOXIDANTE” ESTÁ COMPUESTO POR TODOS LOS PRINCIPIOS DE LA VITAMINA C,  VITAMINA E Y ALTAS DOSIS DE MIEL CRISTALIZADA, QUE ESTIMULA LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO, EVITA LOS RADICALES LIBRES Y PROPORCIONA UNA MÁXIMA HIDRATACIÓN.”

“Perfectamente saciada, la piel vuelve a descubrir el significado de las palabras elasticidad y suavidad, olvidándose al instante de las sensaciones de tirantez y de incomodidad”, recalca Parra.

Este tratamiento corporal se compone de extractos biomarinos enriquecidos con  extractos de árnica  y de aloe vera, de efectos suavizantes y regeneradores, y de una mascarilla tibia que favorece la acción de los productos sobre la epidermis, para  que la piel quede relajada, más flexible y recupere su bienestar y confort habitual.

Los aceites vegetales que completan el “abrigo de la piel” son el aceite de rosal silvestre, y el de cera esencial de narciso, con propiedades calmantes y suavizantes.