Estar radiante el día de tu boda es una prioridad. Con un diagnostico certero  es posible camuflar los pequeños defectos y potenciar la belleza natural para brillar con luz propia.

Los gurús de las tendencias advierten de que la naturalidad es el denominador común de la novia, tanto a la hora de elegir el vestido como el maquillaje y el peinado. Bajo la máxima, menos es mas, la novia debe tener en cuenta que se llevan los recogidos muy sencillos y melenas ligeramente onduladas y con suaves movimientos, adornadas con bucólicas diademas.

Con la boda a la vista, y siendo tú la protagonista, el objetivo es estar perfecta de los pies a la cabeza. Es decir, un rostro sano, inmaculado y luminoso en el que no tienen cabida ni las ojeras ni las cejas imperfectas. Además es importante lucir una dermis hidratada y con un favorecedor tono.

“EL PEINADO MARCA LA DIFERENCIA. "LA NOVIA DE HOY ES MENOS HIERÁTICA QUE OTRAS TEMPORADAS Y BUSCA UNA IMAGEN MÁS CERCANA, MENOS SUBLIME Y MÁS SEXY", EXPLICA EL ESTILISTA CEBADO”.

La planificación es fundamental. Para ello, Felicidad Carrera ha presentado un protocolo para llegar tranquila y relajada a la boda, sin agobios. Porque ese día, todas las miradas de los invitados estarán pendientes de los novios.

Programa de belleza para novias

Tres meses antes, se debe acudir al centro de belleza para evaluar el estado de la piel y los cuidados que precisa. En ese momento también se aconsejará dejar las cejas sin depilar durante un tiempo para poder diseñarlas libremente.

Un mes y medio antes, es el momento de hacer la prueba de maquillaje para decidir los detalles y colores en función del vestido, del ramo de flores, del peinado y de la personalidad de la novia. El maquillaje nupcial debe aparentar sencillez, sin embargo es un maquillaje muy elaborado que embellece sin apenas ser percibido.

“UN MES ANTES SE EMPIEZA A TRABAJAR LA PIEL CON UNA LIMPIEZA, PASO FUNDAMENTAL PARA FACILITAR LA PENETRACIÓN DE LOS PRODUCTOS QUE PONGAMOS EN PRÓXIMOS TRATAMIENTOS, ADEMÁS DE SER IMPRESCINDIBLE PARA QUE EL MAQUILLAJE LUZCA PERFECTO. LA LIMPIEZA PROFUNDA CONSISTE EN LA REALIZACIÓN DE UN TRATAMIENTO PARA ELIMINAR LAS IMPUREZAS DE LA PIEL”.

Un mes antes se empieza a trabajar la piel con una limpieza, paso fundamental para facilitar la penetración de los productos que pongamos en próximos tratamientos, además de ser imprescindible para que el maquillaje luzca perfecto. La limpieza profunda consiste en la realización de un tratamiento para eliminar las impurezas de la piel (células muertas, puntos negros, comedones).

Para mantener la piel cuidada hasta el día de la boda es aconsejable utilizar productos de limpieza adecuados a las características de cada piel y aplicar una mascarilla todos los días durante dos semanas, de este modo conseguiremos equilibrar la piel y aportarle luminosidad.

Quince días antes, Felicidad Carrera apuesta por un protocolo facial de hidratación extrema, que consiste en la aplicación de luz LED regeneradora o calmante (según el tipo de piel), emisión de oxígeno puro y principios activos que penetran en las células cutáneas, dejando la piel más fina, firme y elástica. En una sola sesión este tratamiento aporta a la piel hidratación y salud.

“CON LA BODA A LA VISTA, Y SIENDO TÚ LA PROTAGONISTA, EL OBJETIVO ES ESTAR PERFECTA DE LOS PIES A LA CABEZA. ES DECIR, UN ROSTRO SANO, INMACULADO Y LUMINOSO EN EL QUE NO TIENEN CABIDA NI LAS OJERAS NI LAS CEJAS IMPERFECTAS. ADEMÁS ES IMPORTANTE LUCIR UNA DERMIS HIDRATADA Y CON UN FAVORECEDOR TONO”.

Dos días antes se trabajan las cejas y se les da la forma más precisa para levantar la mirada. El diseño debe realizarse según las normas del maquillaje, la fisonomía del rostro y las modas.

El día anterior a la boda, la prestigiosa esteticista propone una cura de belleza de cuatro horas de duración que comprende un tratamiento facial de luminosidad con velo de colágeno para devolver a la piel hidratación y elasticidad, además de un protocolo corporal hidratante y relajante con aceite de albaricoque y la manicura y pedicura. Este programa se concluye con el maquillaje y el peinado de boda.

Según Felicidad Carrera el programa de belleza del novio incluye una limpieza profunda de la piel una semana antes de la boda, además de un diseño de cejas que consiste en retirar los pelitos que estén fuera de su sitio y modificar ligeramente la forma para conseguir un resultado natural y favorecedor.

Dos días antes del "sí quiero", Carrera recomienda una ducha facial de oxígeno y principios activos que penetren en las células cutáneas, dejando la piel más fina, firme y elástica. En una sola sesión este tratamiento aporta a la piel hidratación y salud. Imprescindible resulta una manicura para que las uñas queden perfectamente igualadas y sin pieles antiestéticas.

El peinado marca la diferencia

El peinado marca la diferencia. "La novia de hoy es menos hierática que otras temporadas y busca una imagen más cercana, menos sublime y más sexy", explica el estilista Cebado, quien añade que "esto exige transformaciones en la forma de peinar a una novia, que debe transmitir siempre una elegancia por encima de lo cotidiano, pero a la vez tiene que realzar toda su fuerza seductora".

Con esas premisas Cebado propone peinados menos esculturales y muy creativos. El recogido tirante y perfectamente pulido en el acabado se transforma y da paso a soltar algunos mechones laterales que consiguen un aire más casual, envolviendo el rostro con un toque más sensual. Triunfan los semirecogidos, soltando mechones en la nuca, ladeados para equilibrar las formas.

Cebado apuesta por  recogidos con la nuca muy limpia y volumen en la zona craneal, consiguiendo así mechones semisueltos o sujetos con suavidad, consiguiendo volúmenes estructurados que se entrelazan con algunos mechones más gruesos, todo esto trabajado a dedo y puliendo el resultado final con un poco de cera o espray de fijación.

Los frontales se trabajan con raya al lado para obtener formas aparentemente más envolventes y sensuales, dejando mechones sueltos, mientras que el resto del cabello se recoge con mucha suavidad. "Los recogidos al estilo Brigitte Bardot resultan muy sexys y a la vez son cómodos y prácticos para aliviar el calor del verano en un día tan especial", concluye Cebado.