pequeña4 El comienzo de la era Edo sembró prosperidad a su paso; crecimiento industrial y en el comercio así como un aumento considerable de la población en núcleos urbanos como en la capital que da nombre a este periodo, Tokio. Sigue leyendo