Moschino. La retrospectiva

pequeña   

“A menudo me niego el nombre de diseñador de moda. Es un estúpido trabajo superficial. Su aspecto social y psicológico es lo más interesante “, alegó una vez el fallecido Franco Moschino. La primera retrospectiva de Moschino ha abierto sus puertas en el museo estadounidense Mint, en Carolina del Norte. Conocido por su humor salvaje, su ironía, su entusiasmo por el surrealismo y su inclinación por morder metafóricamente las manos de quien le daba de comer: la moda. Pero ante todo Franco Moschino fue también un maestro y un sastre, un artesano exquisito. ¿Quién sino Moschino habría sido capaz de bordar monedas de dinero en forma de cinturón? ¿o pegar servilletas y cubiertos reales en un mini vestido?

pequeña1

Fallecido en 1994, el diseñador italiano estudió Bellas Artes en Milán con la esperanza inicial de convertirse en pintor. Trabajó como ilustrador de moda para Versace y diseñó para otras casas italianas. En 1983 emprendió su aventura en solitario lanzando Moschino Couture y a finales de dicha década ya había representado elaboradas puestas en escena basada en la moda Dadá (introduciendo modelos fuera del escenario y dejando a la audiencia en el limbo). Sus creaciones no solo se traducían en prendas alegres, a menudo Moschino lanzaba eslóganes en sus anuncios haciendo alusión a temas políticos y sociales candentes (como el leitmotiv de su último desfile en 1993, una retrospectiva de diez años que terminó llenando un estadio con personas vestidas de blanco portando cintas inscritas con la palabra SIDA). “El buen gusto no existe sino el gusto personal y hay que sentirse orgulloso de ello”, solía alegar el diseñador. En cierta manera el fue un visionario de la corriente “high-low” (motivos y logos con inscripciones cruzadas o satíricas).

pequeña2

Mint Museum abarca el trabajo del diseñador desde 1983 hasta 1994 e incluye aproximadamente 40 looks y accesorios de moda icónicos de moda como sus vestidos de costura con páginas impresas de periódico o su bomber con letras bordadas. La propia Elsa Schiaparelli, compatriota y guía espiritual de Moschino, dijo una vez: “En tiempos difíciles la moda siempre es indignante”.

pequeña3

https://estilolexus.lexusauto.es/moschino-la-retrospectiva/