LA VUELTA DE NOMA

Hace tan solo unos días El Celler de Can Roca bajaba del pódium como mejor restaurante del mundo relevado a un segundo lugar. El culpable de esta pérdida de liderazgo culinario no fue otro que Noma, regentado por el chef danés René Redzepi, que en la aclamada gala londinense en el Guidhall llegaba al número uno en la lista 50 Best Restaurant por cuarta vez en su historia desde que “elBulli” cerrara sus puertas.

“En un esfuerzo por dar forma a nuestra manera de cocinar, miramos a nuestro paisaje y profundizamos en nuestros ingredientes y cultura con la esperanza de volver a descubrir nuestra historia y nuestro futuro”. Así reza la frase de presentación de Noma en su página web. Este almacén de sal acondicionado que se encuentra junto a un canal del puerto de Copenhague se compone de una auténtica legión de jóvenes cocineros que seducen por su sonrisa y su trato cercano.  René Redzepi (Copenhague, 1977) es un hijo de elBulli, que ha sabido desarrollar una cocina propia en la que la vanguardia está sometida a la despensa y cultura escandinavas para dar lugar a un restaurante que en 14 años ha tenido un insuperable ascenso.

Abierto desde el año 2004 y asociado con Claus Mayer, Noma (“no” de nordic y “mad” de comida en danés) ocupa un viejo almacén rehabilitado lleno de encanto, su comedor contiene vistas al puerto y 45 asientos. Su estilo es completamente nórdico y retrata parte de la identidad culinaria de Redzepi. De esta manera el chef cumplió la promesa que se hizo a su paso por elBulli, desarrollar su propio estilo gastronómico. Su cocina es cocina de vanguardia nórdica comprometida con el uso de productos escandinavos y es fiel a las raíces a través de platos sutiles de delicada estética. Para desarrollar su labor creativa Redzepi cuenta con un laboratorio (Nordic Food Lab), en el que crea los platos y genera las ideas con un equipo que llega a casi 50 profesionales.

El pasado 30 de marzo Redzepi anunció la mudanza de Noma a Japón a principios de 2015 por un periodo de dos meses y en esa práctica implica el cierre de la sede de Copenhague. Será un formato pop-up, (una propuesta temporal y ambulante). La idea empezó a gestarse según el chef hace cinco años cuando fue invitado por Murata, propietario de Kikunoi, en Kioto.

https://estilolexus.lexusauto.es/la-vuelta-de-noma/