La salsa, la música más bailada del mundo

La salsa continúa siendo el género musical que más se baila en todo el mundo, sin distinción de clases sociales. Nació en los barrios de Nueva York hace más de sesenta años gracias a jóvenes músicos latinoamericanos que emigraron al continente norteamericano.

Mucho se ha discutido sobre el origen del término “salsa”. Una de las teorías más extendidas se lo atribuye al músico dominicano Johnny Pacheco, quien se refirió a ella como una mezcla de ritmos caribeños como la guaracha, mambo, pachanga, guajira, guagancó y chachachá. También se le oyó citarlo al fallecido músico Tito Puente, aunque sólo se refirió a ella como un ingrediente culinario.

Los orígenes

Desde el racismo, la emigración de cubanos, dominicanos y puertorriqueños a Estados Unidos o el consumo de drogas, fueron algunas de las temáticas con las cuales la salsa comenzó a infiltrarse entre los jóvenes, que la bailaban en clubes de Nueva York y Puerto Rico.

“TRAS “LA TIRANA”, “TITE” CURET ALONSO SE CONSAGRÓ COMO EL COMPOSITOR MÁS IMPORTANTE DE LA MÚSICA CARIBEÑA, PUES AUTORÍAS COMO “LAS CARAS LINDAS”, “LA CURA”, “PLANTACIÓN ADENTRO”, “SOBRE UNA TUMBA HUMILDE”, “ANACAONA”, “JUAN ALBAÑIL”, “LA PERLA” Y “TIEMBLAS” AÚN PERMANECEN EN LOS OÍDOS Y MEMORIAS DE LOS SALSEROS”.

Así, las orquestas de Tito Puente, Tito Rodríguez y Machito y la de los hermanos Charlie y Eddie Palmieri eran los “platos fuertes” de los clubes Palladium, Cheetah y Copacabana, de la ciudad de los rascacielos durante las décadas de los 50 y 60.

Asimismo, las agrupaciones de Willie Colón, Bobby Valentín, Willie Rosario, “El Gran Combo de Puerto Rico”, además de los desaparecidos Ismael Rivera y Héctor Lavoe, se presentaban casi semanalmente en clubes en Nueva York como El Corso, Broadway 96 y Casablanca, durante las décadas de los 70 y 80.

La mayoría de estos artistas, así como otros reconocidos cantantes como el panameño Rubén Blades, la cubana Celia Cruz y los puertorriqueños Cheo Feliciano, Ismael Miranda, Adalberto Santiago, Pete “El conde” Rodríguez y Richie Ray, se convirtieron en las figuras emblemáticas del sello disquero Fania Records, fundado por Pacheco y el empresario Jerry Masucci en Nueva York en 1964.

A raíz de la iniciativa de Pacheco y Masucci de crear ese sello, se abrió un espacio para organizar el grupo “Las Estrellas de la Fania”, donde estaban los mejores músicos del momento, como Roberto Roena, Ray Barreto y Papo Lucca, y cantantes de su sello.

La agrupación, dirigida por Pacheco, llevó la salsa al nivel más elevado de la música latina a todos los rincones. Incluso, llegaron a llenar el antiguo Yankee Stadium en Nueva York en 1973, y un año más tarde, viajar a presentarse en el país africano de Zaire.

“Tite” Curet Alonso

Parte del éxito que tuvo Fania Records se debió también al uso de composiciones del fallecido puertorriqueño Catalino “Tite” Curet Alonso, quien se dedicó a escribir temas en contra del racismo y sobre la raza negra, la emigración de los caribeños en busca del esperado “sueño americano” y el consumo de estupefacientes.

El primer éxito con el que se dio a conocer a Curet fue “La tirana”, con el cual comenzó la grandiosa carrera de la cantante cubana La Lupe en 1968.

Tras esa canción, Curet fue consagrándose como el compositor más importante de la música caribeña, pues autorías como “Las caras lindas”, “La cura”, “Plantación adentro”, “Sobre una tumba humilde”, “Anacaona”, “Juan albañil”, “La Perla” y “Tiemblas” aún permanecen en los oídos y memorias de los salseros.

No sólo el consumo de drogas que Curet planteó en sus canciones eran algo habitual entre algunos de los “cocolos”, o seguidores de la salsa, sino que también afectaron a las carreras de algunos de los cantantes más reconocidos, como Lavoe, Rivera, Valentín, Feliciano y Chamaco Ramírez.

“LA EMISORA DE RADIO Z93 ORGANIZA, DESDE 1983, EL DÍA NACIONAL DE LA SALSA. LA LEY 100 DEL 17 DE JUNIO DE 2000 ESTABLECIÓ EL DÍA NACIONAL DE LA SALSA EN PUERTO RICO COMO FORMA DE RENDIR HOMENAJE A ESTE RECONOCIDO GÉNERO MUSICAL”.

Lavoe falleció a los 46 años de sida, después de contraer el virus por el seguido uso compartido de jeringas de heroína, mientras que algunos de los demás tuvieron que ir a programas de rehabilitación, al tiempo que otros cumplieron tiempo en prisión por cuestiones relacionadas con las drogas.

Años después de que los seguidores de la salsa se contagiaran con la “salsa gorda”, llegaron cantantes que comenzaron a cantarle al amor y a hacer lo que se vino a denominar “salsa romántica”, entre ellos, Eddie Santiago, Frankie Ruiz, Gilberto Santa Rosa, Víctor Manuelle y Jerry Rivera.

Muchos seguidores de la salsa criticaron dicho capítulo salsero por ser el que  disminuyó el interés de seguir escuchando el género tropical, pues el mismo hizo que los legendarios clubes de salsa en Nueva York y Puerto Rico cerraran.

Siendo la isla caribeña el lugar privilegiado de donde han salido la mayoría de las estrellas de la salsa, la emisora de radio Z93 organiza, desde 1983, el Día Nacional de la Salsa. La Ley 100 del 17 de junio de 2000 estableció el Día Nacional de la Salsa en Puerto Rico como forma de rendir homenaje a este reconocido género musical.

Desde entonces, artistas como Héctor Lavoe, Willie Colón, Celia Cruz, Rubén Blades, Richie Ray y Bobby Cruz, entre otros, se han presentado en la isla caribeña durante la celebración.

Una generación de jóvenes salseros

La edición más reciente del espectáculo musical tuvo de invitados a las legendarias orquestas la Sonora Ponceña, La Zodiac y La Corporación Latina. Además, se rindió un homenaje póstumo al cantante Frankie Ruiz.

Otros artistas participaron en el espectáculo y deleitaron con sus temas más conocidos a las más de 20.000 personas que se dieron cita en el estadio Hiram Bithorn de San Juan. Entre estos se encontraban Roberto Roena, Andy Montañez, Tito Rojas, el cubano Isaac Delgado y la agrupación juvenil Villariny Salsa Project.

“LAS AGRUPACIONES DE WILLIE COLÓN, BOBBY VALENTÍN, WILLIE ROSARIO, “EL GRAN COMBO DE PUERTO RICO”, ADEMÁS DE LOS DESAPARECIDOS ISMAEL RIVERA Y HÉCTOR LAVOE, SE PRESENTABAN CASI SEMANALMENTE EN CLUBES EN NUEVA YORK COMO EL CORSO, BROADWAY 96 Y CASABLANCA DURANTE LAS DÉCADAS DE LOS 70 Y 80”.

Desde que la comunicadora Z93 celebró su primer evento anual, seguidores de la salsa venezolanos, colombianos, españoles, argentinos, peruanos y dominicanos, han acudido a esta imprescindible cita.

El director y cantante de la “Orquesta Zodiac”, Paquito Pérez, sostuvo a Efe que se quedó “sorprendido” por la gran cantidad de jóvenes que bailaron sus canciones a pesar de que no crecieron con su música.

Pérez reconoce estar “orgulloso” al ver el valor que los jóvenes le siguen dando a la salsa hoy en día, porque “deja un legado musical para las futuras generaciones”.

“La salsa ya es parte de la cultura de un pueblo”, defiende el intérprete de “Panteón de amor” y “Tremendo problema”.

Una gran mayoría de los jóvenes que asistieron al Día Nacional de la Salsa fueron miembros de varias academias de baile de este género que, últimamente, han abierto en Puerto Rico, entre ellas, Cambio en Clave, en 2005, con el liderazgo del joven abogado Rafael Cancel.

Montañez, quien este año celebra sus cincuenta años de carrera, defiende que “la salsa nunca va a morir”, pues la música normalmente pasa por etapas de altas y bajas. “Es como un ave fénix que resurge de sus raíces”, asegura.

Conocido por temas como “Las hojas blancas”, “Julia”, “Payaso” y “Dulce veneno”, Montañez cree que “es necesario” que las orquestas jóvenes, como “Villariny Salsa Project”, “NG2″, “N’Klabe” y “El Macabeo”, continúen cosechando frutos en el género musical.

“La gente joven es necesaria, porque nosotros le dejaremos el bastón como me lo dejaron a mí”, explica.

https://estilolexus.lexusauto.es/la-salsa-la-musica-mas-bailada-del-mundo/