La óptica de la sencillez y la tradición de Susi Díaz

susi-peque

La creatividad e innovación de su culinaria queda patente en su forma de combinar los sabores tradicionales con las últimas tendencias de la cocina internacional. Esto le llevó a conseguir, y mantener año tras año desde 2006, una estrella Michelin en su restaurante La Finca. Sí, hablamos de la entrañable Susi Díaz.

Innovadora, autodidacta, apasionada y muy afectuosa, así es esta cocinera ilicitana que desde muy pequeña supo que lo suyo era la cocina, en gran medida por la influencia de sus dos abuelas. Y sobre todo lo tiene claro: su mejor arma es el trabajo diario y su equipo.

Estilo Lexus.- ¿Cómo podemos definir tu propuesta culinaria?

Susi Díaz.- Mi cocina es producto, sencillez y respeto. No entiendo los disfraces, a veces tenemos un producto ‘diez’ y queremos innovar tanto y elaborarlo tanto que lo desvirtuamos, le perdemos el respeto… a eso me refiero con respeto de mi cocina. Pasa con una mujer; cuando una mujer se pinta en exceso pierda la naturalidad y la frescura… y por supuesto, mi cocina es trabajo en equipo y mucha pasión.

Estilo Lexus.- A la hora de presentar tus recetas, ¿prefieres la innovación o la tradición?

Susi Díaz.- Me considero innovadora partiendo de la tradición. No entiendo innovación sin tradición. Hay gente que se salta un punto porque se pone a innovar y se pierde el paso de la tradición y yo creo que los cocineros debemos tener muy presente la tradición. Aquí en Madrid Fusión he hecho una ponencia en la que he cocinado arroz como el que yo tomaba en casa de pequeña, sin embargo le he dado el toque innovador personal mío mediante una serie de técnicas de cocción… me gusta mucho que mi comida le traiga al comensal recuerdos.

Estilo Lexus.- ¿Te ha aportado mucho esta edición de Madrid Fusión de cara a futuras recetas?

Susi Díaz.- Salgo con mucha ilusión y muchas ganas de hacer cosas nuevas. Madrid Fusión sirve de mucho para enriquecerte como persona pero no hay nada que haya dicho “esto voy a hacerlo”, yo no vengo a copiar nada pero sí a aspirar ideas.

Estilo Lexus.- ¿Qué es lo que añoras de la cocina que se hacía en tu casa?

Susi Díaz.- Echo de menos el olor de la casa cuando cocinaba mi abuela, especialmente el estofado de carne… era increíble. Olía espectacular y ver el mimo con el que cocinaba mi abuela es algo que aún recuerdo.

Estilo Lexus.-¿Te imaginabas hace años que un chef pudiera ser un líder de opinión o una estrella mediática como lo sois hoy en día?

Susi Díaz.- Vamos a ver… si miramos a América, que es la pionera en casi todo, vemos que los programas de cocina están en horario prime time en todas las cadenas y que los cocineros son muy mediáticos. Sí es verdad que aquí, cada vez más, se está poniendo en valor al cocinero y eso hace que los niños y jóvenes se estén interesando por la cocina y estén más motivados por ir a las escuelas. Me encanta cuando un padre y una madre me cuentan en el restaurante que están allí porque es el regalo de cumpleaños que ha pedido su hijo o su hija… es realmente emocionante porque hace veinte años eso era impensable. Hemos pasado una generación de gente que no ha sabido freír ni in huevo frito y ahora vuelve otra vez la gente joven a querer cocinar. Cocinar es algo muy bonito, es un hobby que produce placer. A esto ayuda mucho los programas actuales de televisión, y la audiencia así lo demuestra.

Estilo Lexus.- Turno para el estado de la cocina española. ¿Cómo la ves?

Susi Díaz.- Nuestra cocina está fantásticamente bien, es muy rica y tenemos unos productos de primera línea a nivel mundial. Por mi trabajo viajo mucho y he ido a restaurantes importantes de todo el mundo y cuando vuelvo a España siempre pienso lo mismo: “somos los mejores, como se come aquí, en ningún sitio…”, así que tenemos que demostrarlo y exportar más nuestra gastronomía.

Estilo Lexus.- ¿A qué lugar te gustaría viajar con un Lexus para poder aspirar cultura culinaria que luego puedas llevar a tus platos?

Susi Díaz.- ¿Me dejáis pasar el agua en barco? (Risas). Mi asignatura pendiente son Japón y Vietnam. Son dos cocinas por descubrir y que tienen mucha personalidad y son muy respetuosos con el producto. La cocina vietnamita me gusta por lo bien que condimentan, lo bien que tratan a la verdura y lo genial que las aderezan. De Japón me quedo el respeto al producto, el mimo con el que tratan a su cocina.

https://estilolexus.lexusauto.es/la-optica-de-la-sencillez-y-la-tradicion-de-susi-diaz/