La Granada nicaragüense

La bella ciudad colonial de Granada, en el sureste de Nicaragua, pretende que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la declare Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Conocida como la “Gran Sultana” por su aire morisco y andaluz, Granada fue una de las primeras ciudades fundadas por los españoles en tierra firme americana en 1524.

Erigida por “El Capitán Conquistador”, como era conocido el español Francisco Hernández de Córdoba -en cuyo reconocimiento Nicaragua otorgó el nombre a su moneda oficial, el “Córdoba”-, Granada se caracteriza por su robusta estructura colonial con sus calles señoriales, y ha sido siempre centro de una gran tradición cultural.

“La ciudad, que se puede recorrer en coches tirados por caballos y fue asediada en el pasado por piratas ingleses y filibusteros estadounidenses, ha conseguido el apoyo de España para ser declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad”.

Granada está ubicada entre el poblado indígena de Xalteva, el Lago Cocibolca, Gran Lago o Mar Dulce (único en el mundo que posee tiburones) y el volcán Mombacho, de 1.345 metros, lleno de misterio y cuentos de brujas.

“La Gran Sultana” conserva sus largas calles, algunas aún empedradas, caserones coloniales de paredes gruesas y pesados techos construidos con tejas de barro, y muchos edificios con la arquitectura que imprimía la Corona española.

Asediada por piratas y filibusteros

En el centro de Granada, como en muchas otras ciudades coloniales de América Latina, se encuentra el Parque Central, alrededor del cual se asientan los edificios de mayor importancia de la localidad y en donde se ofrecen artesanías, música y platos típicos, entre ellos el popular vigorón (preparado a base de yuca y chicharrón de cáscara, y una ensalada con chile, y es servido en hoja de chagüite o plátano).

Esta ciudad concentra la mayor atracción turística del país y fue desde el siglo XVI un activo centro de comercio, como principal acceso al mar Caribe, y sus riquezas fueron saqueadas por los piratas ingleses, uno de los cuales llegó a incendiarla en parte.

Como parte y eje de la historia de Nicaragua, Granada fue quemada en 1856 por orden expresa del filibustero estadounidense William Walker al ser derrotado y expulsado, después de que la hubiera convertido en sede de su gobierno y cuartel general, y desde donde pretendía apoderarse de Centroamérica.

“Con su ambiente y arquitectura colonial, Granada fue de las primeras ciudades en ser fundadas por el conquistador español Francisco Hernández de Córdoba, a inicios del siglo XVI, y entre sus riquezas naturales figura el Gran Lago de Nicaragua con varias isletas y tiburones de agua dulce”.

Granada ha dado ilustres hijos a Nicaragua, desde presidentes a dirigentes de negocios, políticos e intelectuales, y casi todos dicen haber nacido “en la Calle Atravesada”, que data de la colonia, y en la que habita la “rancia” sociedad granadina.

Sede del festival de poesía

El Festival Internacional de Poesía, que anualmente se celebra en Granada y reúne a cientos de poetas de todo el mundo, ha solicitado a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), desde 2005, que designe a esa ciudad como Patrimonio de la Humanidad.

Durante la inauguración del  Festival Internacional de Poesía, el entonces presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños (2002-2007), abogó por que la colonial ciudad de Granada sea para la poesía lo que la ciudad francesa de Cannes es para el cine.

“Granada, ubicada 45 kilómetros al sureste de Managua es uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua así como uno de los enclaves con mayor riqueza histórica y cultural de este país centroamericano”.

El presidente del festival, el poeta Francisco de Asís Fernández explicó a EFE Reportajes que uno de los objetivos de ese evento es lograr que Granada sea declarada Patrimonio de la Humanidad y que esa ciudad participe del circuito turístico cultural de las ciudades coloniales de América.

Respaldo de España

España ha ofrecido a las autoridades nicaragüenses su cooperación en asesoría técnica para formular la candidatura de Granada como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO.

“A España le une el compromiso con Nicaragua de colaborar en la recuperación del valor de la ciudad de Granada y para que el casco antiguo de esta ciudad sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO”, dijo el embajador de España en Managua, León de la Torre Krais, en una declaración escrita enviada a EFE Reportajes.

El embajador español en Nicaragua afirma que el casco antiguo de la ciudad reúne “todos los requisitos” por su riqueza cultural y su valor histórico.

“Se ha hecho mucho, pero queda ese paso que queremos dar. Nos queda la última recta, vamos a llegar a la meta para que Granada sea Patrimonio de la Humanidad”, promete de la Torre Krais.

https://estilolexus.lexusauto.es/la-granada-nicaraguense/