Inmersiones literarias

¿Quién no sueña con frecuencia con tener días por delante para leer todo aquello que se desee? El mes de agosto puede dar la oportunidad de sumergirse en las nuevas novelas o en los poemarios de los escritores predilectos que tanga cada uno. Una treintena de propuestas pueden ayudar a elegir en el amplio bosque de novedades.

El mes de agosto es sinónimo en muchos países de tiempo libre y de descanso, y es también una excelente ocasión para leer algunas de las novedades literarias que han surgido durante el año o esos clásicos que nunca dejan de conquistar lectores: las nuevas novelas del español Javier Marías, del colombiano Juan Gabriel Vásquez o  del argentino Patricio Pron figurarían entre las primeras y el “Diario de un escritor”, de Dostoievski, ocuparía un lugar destacado entre los segundos.

“Stéphane Hessel y su libro “¡Indignaos!”, del que se han vendido varios millones de ejemplares, ayudará a tomar conciencia de lo que está sucediendo en el mundo”.

En esa lista de lectura no pueden faltar la novela negra, que tantos adeptos tiene siempre, ni los últimos trabajos de grandes escritores como Mario Vargas Llosa, cuyo Premio Nobel fue celebrado por millones de personas en el mundo, o de Carlos Fuentes, el gran narrador mexicano. Tampoco deberían estar ausentes libros como el de “¡Indignaos!”, del francés Stéphane Hessel, que ha servido para remover conciencias.

Javier Marías, uno de los escritores españoles de mayor prestigio internacional, vuelve a la narrativa con “Los enamoramientos”, una excelente novela en la que explora el lado oscuro de eso tan deseable que suele ser estar enamorado y reflexiona también sobre la impunidad.

La reciente historia de Colombia y la de Argentina están al fondo de dos novelas muy distintas, pero de alto calado ambas: “El ruido de las cosas al caer”, con la que Juan Gabriel Vásquez trata de entender la violencia que hay en su país y que le hizo merecedor del Premio Alfaguara 2011, y “El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia”, el libro autobiográfico en el que Patricio Pron se remonta a la dictadura argentina (1976-1983) para rescatar episodios dolorosos del pasado de sus padres.

Quizá haya todavía admiradores de Mario Vargas Llosa que no han podido leer “El sueño del celta”, y agosto sería una buena ocasión para sumergirse en esta obra en la que el gran novelista peruano reivindica la figura del irlandés Roger Casement y reflexiona sobre los peligros del nacionalismo.

Otro nombre esencial de la literatura es el mexicano Carlos Fuentes, cuyo libro de relatos “Carolina Grau” y su ensayo “La gran novela latinoamericana” figuran entre los últimos trabajos de este prolífico escritor, candidato al Nobel desde hace años.

Isabel Allende y las drogas

En California y en Chile está ambientada la última novela de Isabel Allende, “El cuaderno de Maya”, un descenso al infierno de las drogas y una recreación del difícil viaje vital que emprende su joven protagonista, para escapar de la drogadicción.

El también chileno Jorge Edwards firma “La muerte de Montaigne”, que profundiza en las enseñanzas del filósofo francés. Y para quienes les gusten las aventuras, el escritor hispanomexicano Paco Ignacio Taibo II reinventa las aventuras de Sandokán en la divertida novela “El retorno de los tigres de la Malasia”.

Desde Japón llegan los dos primeros volúmenes de la trilogía “1Q84″, de Haruki Murakami, un escritor que con cada nuevo libro suyo hechiza a millones de lectores.

“Los amantes de la poesía disfrutarán con los últimos poemarios de Juan Gelman o de Luis García Montero, o con la poesía completa de Aldous Huxley”.

Otro novelista al que le sonríe el éxito desde hace tiempo es el español Javier Sierra, quien tras los innumerables lectores que conquistó con “La cena secreta”, vuelve con “El ángel perdido”, una novela con intriga y adrenalina.

En tiempos de crisis económica como los actuales el francés Stéphane Hessel publica “¡Indignaos!” y consigue que su mensaje de protesta pacífica haya incitado a salir a la calle a miles de ciudadanos en España a pedir cambios. También ayuda a tomar conciencia de los problemas del mundo “Reacciona”, de José Luis Sampedro y Federico Mayor Zaragoza.

Lanzmann y su increíble vida

Al campo de lo autobiográfico pertenece “Azul sobre azul”, el libro innovador en el que el español Manuel de Lope se convierte en carne de cañón literaria y dispara sobre sí mismo. Muy diferentes, pero también apasionantes, son las memorias del francés Claude Lanzmann, “La liebre de la Patagonia”, en las que el autor de “Shoah”, ese estremecedor documental sobre el holocausto, cuenta su relación con intelectuales como Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre.

Los seguidores de Umberto Eco tienen ya en las librerías “El cementerio de Praga”, una novela que suscitó polémica por el odio a los judíos que profesa su cínico protagonista. Y los que no leyeron en su día “Honrarás a tu padre”, del estadounidense Guy Talese, podrán sumergirse ahora en ese libro que desvela los secretos de la mafia italiana en Estaos Unidos y que inspiró “El padrino” o “Los Soprano”.

Los días de descanso son también propicios para leer poesía y en la maleta no deberían faltar la Obra poética completa de Antonio Colinas; el poemario “Un invierno propio” con el que Luis García Montero busca respuesta para una sociedad en crisis, o el último trabajo del gran Juan Gelman, “El emperrado corazón amora”. Y no olviden la Poesía completa de Aldous Huxley, publicada por primera vez en español en edición bilingüe.

Y a quien le guste el olor a clásico quizá le interesen libros como “Todas las mujeres”, de Guy de Maupassant, una antología de los cuentos que el autor francés escribió sobre mujeres; “Diario de un escritor”, de Dostoievski, publicado por primera vez en castellano en un solo tomo, o los “Cuentos completos” de Miguel de Unamuno.

La novela negra tiene millones de adeptos en el mundo y los lectores se encontrarán con propuestas como la del escritor estadounidense Dennis Lehane, que en “La última causa perdida” ha decidido reencontrarse con sus detectives más carismáticos, Patrick Kenzie y Angela Gennaro; “La trampa de miel”, de la escritora noruega Unni Lindel, o como “Alta tensión”, de Harlan Coben, Premio Internacional Novela Negra RBA.

¿Cuál es su género literario favorito para sus lecturas estivales?

https://estilolexus.lexusauto.es/inmersiones-literarias/