Hábitos saludables

La limpieza no sólo es sinónimo de un olor agradable. La verdadera desinfección hace necesarios unos hábitos de higiene adecuados en el baño.

El baño y la cocina son dos de los lugares emblemáticos de hogar donde por la actividad que se desarrolla en cada uno se concentran todo tipo de gérmenes.

Lo ideal es establecer unos hábitos higiénicos para conseguir un baño seguro y limpio, para lo que no basta con seleccionar productos que den buen olor una vez finalizada la limpieza, además deben desinfectar a fondo.

El Instituto Silestone realiza una labor divulgativa con sus estudios sobre buenas prácticas y hábitos de higiene, y ha presentado un decálogo de consejos básicos para hacer del baño un lugar limpio y saludable.

“Lo ideal es colocar un extractor de aire en el baño para expulsar el aire húmedo hacia el exterior”.

Evitar los focos de infección que puede producir la falta de limpieza es fundamental para no poner en riesgo la salud, dice Juan Vicente Robledo, miembro del Consejo Asesor de Instituto Silestone y Director General de ADELMA (Asociación de Empresas de Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines). “Aunque exista una limpieza regular y metódica, el moho y los hongos siempre puede aparecer en áreas de mucha humedad, tanto dentro de la casa como el cuarto de baño”, explica.

Las bañeras y las duchas generan aire húmedo y cálido que se condensa en las superficies frías, proporcionando el terreno ideal para el crecimiento de hongos que producen las esporas del moho. Si quiere ser previsor, además de la limpieza, puede optar por la instalación de superficies que repelan ese tipo de gérmenes.

Atrayentes

Las baldosas de cerámica son un elemento común en todos los cuartos de baño, pero son frías al tacto y facilitan la condensación. Aunque son impermeables, el mortero usado en las junturas puede tener humedad y criar moho. Por otra parte, las paredes y bajo techos de yeso absorben mucho la humedad y provocan el crecimiento de moho aun cuando las superficies parezcan secas.

“Utilice productos de limpieza que contengan desinfectantes y que sean biodegradables. Para los espejos lo mejor es aprovechar el vapor de agua de la ducha. Si tiene cortinas, lo mejor es lavarlas al menos una vez al mes”.

“Una alternativa a estos productos son los revestimientos: paneles a prueba de agua, cálidos al tacto, que no producen condensación de humedad. En ellos cada panel encaja en el otro usando un sistema de lengüetas y surcos, así que no hay sitio donde se concentre la humedad” indica Robledo.

Decálogo

Extraer el aire húmedo. Lo ideal es colocar un extractor de aire en el baño para expulsar el aire húmedo hacia el exterior. Un deshumidificador condensará la humedad de su hogar y la conservará en forma de agua líquida en un depósito, que debe ser vaciado con regularidad.

Deshágase de las alfombrillas. Absorben el agua, busque una alternativa para el suelo del baño que no chupe el agua.

Las plantas mejor fuera. Al necesitar riego, provoca que el suelo se mantenga húmedo.

Controle las filtraciones que pueda ocasionar un escape en las tuberías. Si aparece moho creciendo en el sellado de silicona, es una señal habitual de que la humedad ha traspasado el sellamiento.

Lávese las manos con frecuencia.

El cepillo de dientes debe guardarse en un lugar de fácil secado y protegido con la suciedad. Lo recomendable es cambiarlo cuando hayan pasado entre tres y cuatro meses desde su primer uso.

“Las baldosas de cerámica, aunque impermeables, pueden retener la  humedad y criar moho. Una alternativa son los revestimientos: paneles a prueba de agua, cálidos al tacto, que no producen condensación de humedad”.

Como norma debería utilizar distintas toallas de baño para las partes del cuerpo y si están muy mojadas lo recomendable es cambiarlas a diario.

Mantenga cerrada la tapa del inodoro, sobre todo al hacer la descarga de agua, pues en esa acción los gérmenes pueden contaminar todo el baño por el efecto de la corriente de aire.

Si tiene un canasto para la ropa sucia, mejor que sea con tapa y separe siempre la ropa íntima.

Utilice productos de limpieza que contengan desinfectantes y que sean biodegradables. Para los espejos lo mejor es aprovechar el vapor de agua de la ducha. Si tiene cortinas, lo mejor es lavarlas al menos una vez al mes.

https://estilolexus.lexusauto.es/habitos-saludables/