Guía turística de Marte

 

Aficionados, científicos y “viajeros aventureros” ya disponen de una guía turística para el planeta rojo, una obra de casi quinientas páginas en las que encontrar datos útiles sobre Marte. El autor y científico estadounidense William K. Hartmann comenta sus experiencias y su opinión sobre el turismo espacial.

Viajar de las dunas de “Terra Tyrrhena” a las recónditas montañas fundidas; del cañón del “Valle Marineris” al mayor volcán del Sistema Solar que se conoce; de lo que fue un primitivo océano, hoy cubierto de polvo, a los polos congelados. Estos son algunos de los 40 destinos que William Kenneth Hartmann nos propone para conocer el planeta en su libro: ‘Guía turística de Marte. Los misteriosos paisajes del planeta rojo”,  que acaba de publicarse en castellano.

En la obra aparecen datos de interés como dónde encontrar agua o el tipo de ropa necesaria para protegerse. Se recopilan muchos de los descubrimientos que la ciencia ha hecho sobre este planeta y algunos de los datos más curiosos que las misiones espaciales han arrojado hasta ahora.

Un apasionado del espacio

Su autor es un científico que participó en la misión estadounidense Mars Global Surveyor y autor de varios libros de divulgación, pero además es pintor de vocación, que aúna ciencia y arte en sus dibujos de temas astronómicos, algunos de ellos incluidos también en la guía.

Hartmann, dedicado desde hace años al estudio del planeta rojo, intercala en el libro sus recuerdos personales y anécdotas en un apartado que titula “Mis crónicas marcianas”: quince textos para conocer qué acontece entre los bastidores de la ciencia astronómica.

“He participado en 3 misiones en Marte, la operación “Mariner 9”  hizo la primera cartografía de la superficie de Marte en 1971, y en la “Mars Global Surveyor”, alrededor del año 2000, se hicieron las primeras fotos de gran resolución. Usé fotos de todas mis misiones anteriores para la obra”, comenta el autor.

Seguramente se les haya pasado alguna vez por la cabeza si existe la posibilidad de que en un futuro Marte pudiera ser visitado de manera “normal”. El autor proporciona una dosis de esperanza, ya que asegura que las condiciones para crear una estación científica en Marte “no son muy diferentes de una estación científica en el polo sur terreste (la Antártida)”.

Hartmann apunta diversos consejos para los humanos que quieran seguir sus pasos y visitar el planeta.

¿Qué visitar?

Entre los fascinantes destinos que propone el autor se encuentra el “Olimpus  Mons”, un monte de casi veintidós kilómetros de altura. Casi tres veces más que el Everest.

Las “Tharsis Planitia” son unas mesetas elevadas con llanuras tan extensas como toda Europa, pero sobre la altitud de nueve kilómetros. El investigador aclara: “El misterio es que la actividad volcánica se centra en esta única área”.

“Su autor es un científico que participó en la misión estadounidense Mars Global Surveyor y autor de varios libros de divulgación, pero además es pintor de vocación, que aúna ciencia y arte en sus dibujos de temas astronómicos, algunos de ellos incluidos también en la guía”.

A lo largo de esta zona se encuentran los “Valles marineris”, un descomunal cañón en el que el Gran Cañón de Colorado (EE.UU.) sería una simple grieta. “Parece que en el pasado tenía determinadas partes donde había agua líquida”, explica.

Para Hartmann, uno de los descubrimientos más excitantes es que el planeta sostiene cambios climáticos más drásticos que la Tierra. Investigadores franceses, entre ellos François Forget, son los responsables del hallazgo. El escritor nos explica que se debe “a la inclinación del planeta”.

“En la obra aparecen datos como dónde encontrar agua o el tipo de ropa necesaria para protegerse. Se recopilan muchos de los descubrimientos que la ciencia ha hecho sobre este planeta y algunos de los datos más curiosos que las misiones espaciales han arrojado hasta ahora!”.

En la Tierra tenemos una de 23,5 grados mientras que Marte cuenta con una de 25 grados. Esto hace que las estaciones de ambos planetas sean muy parecidas, sin embargo hay un elemento primordial que los diferencia: las fuerzas lunares.

“Marte no depende de las fuerzas lunares, que hacen que las estaciones permanezcan constantes, por ello varían con mayor facilidad”, aclara el científico.

El robot más avanzado

Para ir preparando el viaje al planeta rojo, en la obra se incluyen secciones típicas de cualquier guía turística como el “¿Qué me pongo?”, de especial importancia cuando hablamos de un lugar donde son frecuentes las tormentas de polvo y las temperaturas oscilan entre los – 87 ° C y los -25 ° C.

A través de sus páginas el lector o futuro viajero descubrirá que el día marciano dura algo más de 24 horas, ya que el año en este planeta es de 669 días.

Se ha recorrido un largo camino desde las primeras investigaciones de los años sesenta hasta la actualidad. El robot “Curiosity”, de la NASA, acaba de iniciar su largo viaje hacia este polvoriento astro buscando algún ápice de vida anterior.

“Curiosity” será capaz de desplazarse y de hacer análisis químicos de los diferentes tipos de roca. También tomará muestras de las señales químicas que puedan indicar si ha habido alguna vez vida en Marte”, indica Hartmann.

Aunque la posibilidad de ir al espacio de vacaciones aún sea una hazaña ficticia, pueden dejar volar la imaginación y prepararse para un futuro astronómico.

“Si la civilización sobrevive, entonces los humanos seguro que viajarán a Marte, sólo dependerá de condiciones políticas y sociológicas más que tecnológicas”, concluye el investigador.

https://estilolexus.lexusauto.es/guia-turistica-de-marte/