Gamela no es un helado cualquiera

Esta heladería gallega instalada en el barrio de Chueca reza en su pared: “un día sin helado es un día perdido”. La culpable de este éxito convertido en deliciosos y frescos sabores veraniegos se llama Isabel Albores, quien no hizo más que cumplir el sueño de su abuela en el paseo frente al mar de Baiona en Rias Baixas, donde ubicó sus dos primeras heladerías, paradas obligatorias de locales y turistas; abrieron una tercera en Playa América.

Pequeña

Hace exactamente un año Helados Gamela se lanzaron a conquistar Madrid con sus recetas artesanas y cremosas, que ellos mismos pasteurizan y mantecan a diario, con sus sorbetes de frutas (sin gluten ni lácteos), yogures helados y, sobre todo, con sus popitos, la estrella del local.

Pequeña1

Además de sus helados, smoothies o granizados, existen dos tipos de popitos en Gamela: los que hacen con sus helados cremosos que pueden ir ya bañados o te dejan a ti elegir el baño de chocolate que quieras; y los popifrutas, “los que más se venden en verano”, confirma Isabel, porque son solo fruta, agua y una piza de azúcar.

Pequeña2

Sus sabores son básicos siempre, como la vainilla y el chocolate, y después van ampliando, probando nuevas combinaciones y utilizando las frutas de temporada en el caso de los popitos y los sorbetes. Gamelas son las barcas tradicionales de Galicia que no tienen proa ni popa, sus bordes son planos y las utilizan para ir a las embarcaciones más grandes.

Pequeña3

La primera Heladería Gamela (y la segunda) la pusieron en el paseo marítimo de Pontevedra mirando a estas barcas. Un nombre y abanicos de sabores perfectos que te transportará al verano de tu vida.

https://estilolexus.lexusauto.es/gamela-no-es-un-helado-cualquiera/




Amalia G. Cátedra
Amalia G. Cátedra. Licenciada en Periodismo, su pluma está especializada en moda, estilo de vida y belleza desde 2006. Ha trabajado para cabeceras como Tenmg y Vogue, colaborado con Elle, Instyle o Vanidad entre otras. En la actualidad es redactora de moda en la revista Glamour.