Fangio: centenario de la velocidad

Juan Manuel Fangio, “El Chueco”,  ganó cinco títulos mundiales en la Fórmula Uno entre 1951 y 1957, récord que rompió el alemán Michael Schumacher en 2003, pero con un registro espectacular: 24 carreras ganadas de 51 disputadas. Este mito de la velocidad llega a su primer centenario.

Le llamaban “Chueco” por sus piernas arqueadas desde sus tiempos de futbolista del club Rivadavia de su ciudad natal, Barcarce, actividad en la que destacaba como delantero y goleador.

“Su apodo era “El Chueco” (de piernas arqueadas), surgido en su juventud cuando jugaba al fútbol como delantero del club Rivadavia y en la selección de su ciudad natal, Balcarce”.

Fangio, hijo de italianos (el más pequeño de seis), nació el 24 de junio de 1911 en Barcarce, 430 kilómetros al suroeste de Buenos Aires, una de las zonas rurales más ricas de Argentina cuyo cultivo más importante es la patata. Su relación con la mecánica desde su adolescencia le inclinó por el automovilismo, mientras jugaba al fútbol y practicaba el boxeo.

Fue ayudante en una herrería y más tarde aprendiz y operario en talleres mecánicos de las marcas Rugby, Ford y Studebaker. A los 18 años debutó en una carrera con el seudónimo de Rivadavia, para que sus padres no se enteraran, como acompañante de un piloto de la zona llamado Manuel Ayerza.

Debut a los 25

Instaló un taller a los 21 años. Debutó como piloto a los 25 con un taxi Ford A modelo 1929, propiedad del padre de un amigo, en una carrera regional.

Tras varias participaciones en competiciones de la categoría Turismo de Carretera (TC), el espectáculo deportivo de mayor arraigo en Argentina detrás del fútbol, ganó en 1940 una carrera de 9.500 kilómetros entre Argentina, Bolivia y Perú con un Chevrolet comprado con aportaciones de sus vecinos de Balcarce.

“Fangio fue ayudante en una herrería y más tarde aprendiz y operario en talleres mecánicos”.

Ese año se clasificó campeón argentino del TC. Repitió en 1941 y estuvo parado hasta 1946 a causa de la Segunda Guerra Mundial entre 1942 y 1946. A partir de ese año combinó pruebas de coches estándar y monoplazas y ganó su primera carrera frente a pilotos europeos en Buenos Aires.

Viajó a Europa, participó en diez carreras y ganó seis en 1949, con Maserati en San Remo, Pau y Perpignan; en Marsella con Simca, en Monza con Ferrari y en Albi con Maserati. En Argentina ya era una gran figura.

Subcampeón de Fórmula 1 en 1950

En su debut en la Fórmula Uno, en 1950, fue subcampeón detrás de Giuseppe Farina. A estas alturas, en Argentina se estrenaba con singular éxito esa temporada la Película “Fangio, el demonio de las pistas”, protagonizada por el actor Armando Bo.

Fue campeón mundial por primer vez en 1951 con Alfa Romeo, tras ganar los Grandes Premios de Berna, Reims y Barcelona. Al año siguiente sufrió un grave accidente en Monza con un Maserati y estuvo cuatro meses ingresado en un hospital. En el mundillo del automovilismo creyeron que estaba acabado.

Pero volvió y fue subcampeón mundial detrás de Alberto Ascari en 1953. Firmó contrato en 1954 con Mercedes Benz, empresa con la que se relacionó en términos de negocios para el resto de su vida. Tras ganar las pruebas de Reims, Nürburgring, Berna y Monza obtuvo su segundo título mundial. “Es Gardel”, se decía en su país, lo que equivale a “es lo máximo”.

 

 

Fangio ganó con Mercedes W196 las carreras de Buenos Aires, Spa-Francorchamps (Bélgica), Zandvoort (Holanda) y Monza y obtuvo su tercer mundial en 1955.

Al retirarse Mercedes Benz de la categoría, el “Chueco” firmó con Ferrari en 1956. Ganó en Buenos Aires, Silverstone, Nürburgring y Monza y se alzó con el cuarto campeonato. El libro “The Life Story of Fangio”, de Federico Kirbus y Roland Hansen, era presentado en Europa en inglés y francés.

Su quinto campeonato en la F1 lo obtuvo en 1957 con Maserati al ganar las pruebas de Buenos Aires, Mónaco, Rouen-les-Esasrts (Francia) y Nürburgring. En 1958 ganó su última carrera en la capital argentina y se retiró en Reims.

Pérdida del record ante Schumacher

Ese año fue secuestrado en Cuba por el Grupo “26 de Julio” y no pudo competir en el Gran Premio de ese país con Maserati 450S. Recibió todo tipo de distinciones en su país  y en el mundo. En 1974 asumió como presidente de Mercedes Benz Argentina y en 1984 como Presidente Honorario Vitalicio.

Fangio se declaró varias veces admirador del brasileño Ayrton Senna, tres veces campeón del mundo, fallecido en un accidente ocurrido en el Gran Premio de Imola en 1994, un año antes de la muerte de Fangio (Buenos Aires, 17/07/1995).

En aquella temporada ganaba su primer título en la F-1 el alemán Michael Schumacher, quien poco antes de igualar con cinco la marca de campeonatos ganados por el argentino, afirmó: “No creo que sea justo compararme con Fangio, pues ahora los coches son más seguros y él logró sus campeonatos a una tremenda velocidad teniendo en cuenta los vehículos que existían en su tiempo”.

Schumacher obtuvo el sexto título en 2003, ocho años después de la muerte del “Chueco”, y el último en 2004. Hasta ese año, el alemán ganó 94 de 224 carreras disputadas y Fangio 24 de 51. El primero obtuvo la pole en 70 ocasiones y el argentino en 39.

¿Cuál es vuestro piloto de Fórmula 1 favorito en la actualidad?

https://estilolexus.lexusauto.es/fangio-centenario-de-la-velocidad/