¡Esto es vida!

Disfrute de una vida saludable al aire libre. Cerca del mar o en pleno campo, la casa abre sus puertas para invitarle a vivir fuera, durante una temporada.

El buen tiempo le invita a regocijarse, muebles y complementos sencillos se lo ponen fácil. Un estilo confortable para un estilo de vida informal de puertas abiertas, que es lo que facilitan las temperaturas agradables que nos permiten vivir fuera de casa por un tiempo.

Los muebles del jardín se renuevan cada temporada. Si los elige bien, las inclemencias del tiempo harán ligera mella sobre ellos, aunque nunca está de más añadir algún complemento que revitalice la decoración cuando llega la temporada.

Si no quiere complicarse la vida, nada mejor que  elegir una mesa longitudinal amplia con dos bancos a los lados, un cruce en aspas de las patas y un cojín que cubra todo el asiento le permitirán aprovechar las horas en contacto con la naturaleza. Apueste por el ingenio o bien aprovéchese de las ramas de un árbol centenario para colocar un candil o una lámpara con velas para la iluminar la noche.

“La forja es otro de los elementos que puede considerarse imprescindible en los muebles de jardín. Un lugar donde al frescor que ofrecen las plantas encontramos un espacio donde aislarnos”.

La madera, siempre es bienvenida. En las mesas, es ideal la mezcla con aluminio que propone Ikea, las hace más livianas. Idéntico resultado es el que ofrecen los sofás con estructura y pies de aluminio, en perfecto acabado en una mínima superficie plana para evitar que el peso les hunda en la hierba.

Las tumbonas en acacia maciza o en madera de teka son excelentes para dedicar un tiempo a la lectura o a echar una cabezadita en el horario de la siesta.

Si es de los que prefiere acunarse, nada como una hamaca en la que sentir que regresamos a la infancia. De un lado, al otro, de un lado, al otro…

La forja es otro de los elementos que puede considerarse imprescindible en los muebles de jardín. Un lugar donde al frescor que ofrecen las plantas encontramos un espacio donde aislarnos.

La firma Pottery Barn es una auténtica especialista en muebles de exterior. Sus combinaciones están siempre compuestas por excelentes algodones en los textiles y magníficos parasoles que resguardan del sol en las horas centrales del día.

Los textiles neutros como el beige son una apuesta segura, sin olvidar los rojos y azules, tan habituales al borde del mar, ideales para el mobiliario de mayor relax como los sofás o sillones de exterior.

Las composiciones en ‘L’, de los asientos, son ideales para que todos aquellos que participen en el encuentro se vean las caras. Un butacón sin respaldo puede servir con la misma disposición de asiento o de mesa auxiliar.

A la luz de la Luna

Si es de los que gusta de la vida nocturna sin salir de casa, puede disfrutar de su hogar a partir de la puesta de sol y ofrecer a sus amigos cálidas noches a la luz de la luna perfectamente iluminadas.

La fusión entre lo tradicional y lo contemporáneo la encontramos en Wind. La colección diseñada por Jordi Vilardell para Vibia incorpora un nuevo modelo: un parasol con una práctica pantalla giratoria que se inclina para adaptarse a las necesidades de cada espacio.



La elección de un material, la fibra de vidrio, a través de una innovadora transformación industrial, da a este refrescante diseño un aire a las pantallas de antaño.

Gracias a su difusor de metracrilato en el interior de la pantalla, genera una agradable luz general. Y Además puede elegir color en verde, naranja, blanco y negro.