EL MUNDO DE LA FLOR Y EL SAUCE

Las geishas, esos seres mágicos idolatrados pero poco conocidos, en realidad van dejando a su paso un interesante legado, que artistas como Felice Beato, no dudaron en reproducir.

Pequeña5 (4)

La Galería Pelayo 47 ha acogido en Madrid hasta ayer, 9 de febrero, El Mundo de la Flor y el Sauce, una muestra costumbrista sobre uno de los personajes más enigmáticos de la cultura japonesa.

Pequeña (4)

Fotografías capturadas en Japón a finales del siglo XIX, periodo en el que se comenzaba a abrir sus puertas a Occidente. Esta serie de estampas de entrañable contenido presentadas en papel albúmina y coloreadas a mano se encuadran dentro del estilo de Felice Beato (1825–1908), quien inició su estudio de Yokohama sin ser del todo consciente del valor incalculable de su obra para la historia.

Pequeña1 (6)

La técnica de colodión húmedo y revelado instantáneo cuya finalidad estética era la venta al público, principalmente extranjero, obligaba a este tipo de representación artística la minuciosidad rigurosa. Gracias a la colección El Mundo de La Flor y El Sauce comprender como vivían, actuaban y vestían las geishas es posible pasados ya dos siglos.

Pequeña3 (6)

https://estilolexus.lexusauto.es/el-mundo-de-la-flor-y-el-sauce/