El hombre y la preciada juventud

Conscientes de que la sociedad demanda una imagen cuidada, el hombre se preocupa por su belleza igual que una mujer y apuesta por un porte seductor con la piel hidratada, el cabello sedoso y una anatomía definida con la firme intención de retener a la preciada juventud.

Las necesidades de la piel masculina son las mismas que la femenina: limpieza, nutrición y protección solar. El cuidado de la piel es cuestión de hábitos y hoy el hombre se cuida mucho más, tanto es así, que, a pesar de la crisis, los tratamientos masculinos continúan en expansión.

“EL MAQUILLAJE ES OTRA HERRAMIENTA CON LA QUE HOMBRE CUENTA PARA REALZAR SU BELLEZA. SI LEEMOS LA HISTORIA, DESCUBRIREMOS QUE EL MAQUILLAJE MASCULINO ES TAN ANTIGUO COMO EL FEMENINO”.

Aunque la piel masculina es un veinticinco por ciento más gruesa que la de la mujer gracias a su testosterona, el cansancio, la contaminación, el estrés, el abuso de las grasas saturadas, el alcohol, el tabaco y la falta de hidratación son algunos de los factores que la afectan y la torna más fina y vulnerable al paso del tiempo.

A la piel masculina también le afectan la acción nociva del sol y los dermatólogos recomiendan aplicar protección solar todos los días, antes de la hidratante. Hoy se cuenta con nutritivas que en sus fórmulas incluyen propiedades protectoras. Así la firma Nivea for Men ha lanzado al mercado una loción con taurina, aminoácido sulfatado que ejerce una importante función protectora frente a las agresiones externas incluidas la radiaciones solares.

La hidratación es fundamental

Una vez que se han cumplido los 30 años, la capacidad de recuperación natural de la piel es menor. Surge la fatiga, primer signo del envejecimiento masculino. Si la piel no se hidrata por la mañana y por la noche, rápidamente aparecerán las primeras arrugas.

“Las hidratantes y nutritivas se deben aplicar masajeando de una forma muy suave el área de pómulos, la barbilla, la frente y el cuello”, explica la esteticista Carmen Navarro, quien advierte de que “en el contorno de ojos, una zona muy sensible, se deben aplicar productos específicos”.

“UNA VEZ QUE SE HAN CUMPLIDO LOS 30, LA CAPACIDAD DE RECUPERACIÓN NATURAL DE LA PIEL ES MENOR. SURGE LA FATIGA,  PRIMER SIGNO DEL ENVEJECIMIENTO MASCULINO. SI LA PIEL NO SE HIDRATA POR LA MAÑANA Y POR LA NOCHE, RÁPIDAMENTE APARECERÁN LAS PRIMERAS ARRUGAS”.

Pero antes de la hidratación es importante comenzar con una limpieza en profundidad para eliminar las toxinas. “Exfoliar la piel una vez a la semana es imprescindible para eliminar las células muertas y facilitar la oxigenación de la dermis”, explica la esteticista Carmen Navarro, quien asegura que hoy el hombre frecuenta con más asiduidad los centros de belleza para eliminar el vello con láser o someterse a tratamientos de rejuvenecimiento facial.

El maquillaje, una rutina en alza

El maquillaje es otra herramienta con la que hombre cuenta para  realzar su belleza. Si leemos la Historia, descubriremos que el maquillaje masculino es tan antiguo como el femenino. Al igual que la mismísima Cleopatra, los faraones egipcios usaban el color y pintaban su rostro como símbolo de poder y virilidad.

También los guerreros de las tribus y los indios recurrían a un salvaje maquillaje para demostrar su fuerza y valor y así intimidar a su adversario. Empolvado era el maquillaje que lucía la aristocracia del siglo XVIII, que con total naturalidad lucía una tez blanca con ligero rubor sobre los pómulos y los labios. Más tarde el maquillaje quedo para uso exclusivo de artistas y bailarines.

Hoy, el maquillaje masculino es muy habitual. Firmas de gran prestigio como Yves Saint Laurent, Chanel o Gaultier han lanzado al mercado productos específicos para la dermis masculina. “El maquillaje debe ser natural y favorecedor”, apunta el maquillador Pedro Cedeño, quien advierte que antes de aplicar color lo ideal es preparar la piel.

“AUNQUE LA PIEL MASCULINA ES UN VEINTICINCO POR CIENTO MÁS GRUESA QUE LA DE LA MUJER, GRACIAS A SU TESTOSTERONA, MUCHOS SON LOS FACTORES COMO EL ESTRÉS, EL ALCOHOL Y O EL TABACO QUE LA HACEN MÁS FINA Y VULNERABLE AL PASO DEL TIEMPO.”

Limpieza e hidratación son los pilares básicos para el cuidado de la dermis. La aplicación de color sobre el rostro requiere destreza y práctica para conseguir un efecto natural y sano. Es importante elegir un tono de base que se mimetice con el tono de piel.

El primer paso es aplicar el corrector para borrar los signos de fatiga y camuflar las imperfecciones de la piel. A continuación aplicar el fondo de maquillaje y extenderlo muy bien. Después delinear los ojos y aplicar brillo en los labios. “Es importante cepillar y peinar la cejas para abrir la mirada”, concluye Cedeño.

https://estilolexus.lexusauto.es/el-hombre-y-la-preciada-juventud/