El arte de la materia prima

03

La maestría del chef de Kabuki, Ricardo Sanz (Madrid, 1958), y el arte del pintor Abraham Lacalle (Almería, 1962), forman un buen caldo de cultivo para una colaboración que va más allá de la amistad y que impregna de color el buque insignia el Grupo Kabuki tiene en el Hotel Wellington.

El local en el que Ricardo Sanz agasaja con sus especialidades japonesas era elegante pero necesitaba un punto de color. “Por eso usamos la increíble paleta de colores de Abraham y tras el resultado, la idea es que en próximas aperturas haya siempre un mural de Abraham” afirma Sanz.

“Yo conozco a Ricardo de hace mucho tiempo y él tiene su colección de arte particular relacionada con su trabajo como chef: temas culinarios, bodegones, naturalezas muertas… Cuando diseñaron este local no había ningún cuadro en el diseño interior y pensaron en incorporarlo a la arquitectura a través de un trampantojo que continúa en la cocina” explica Lacalle.

La temática fue los atunes, la materia prima que utilizan en Kabuki. “Abraham ha escogido una representación de una pescadería clásica japonesa del siglo pasado, algo muy representativo de lo que hacemos en el restaurante todos los días.”

La materia prima es la base del restaurante y en el caso de la pintura “parece que está vivo”. En Kabuki no creen en renovar la carta cada cierto tiempo. “Nos gusta que el cliente se encuentre los platos que le gustan y sacamos un par de platos al año con el objetivo de que el cliente los pida.  Nuestra creatividad es tranquila. Somos un restaurante de clientes, los que mandan son ellos”, concluye Sanz.

02

 

 

https://estilolexus.lexusauto.es/el-arte-de-la-materia-prima/