Costa sur de Oaxaca: rumbo al paraíso

A lo largo de la costa del Pacífico del estado mexicano de Oaxaca se puede disfrutar de un ocio variado. Nadar con tortugas y delfines o ver iguanas, cocodrilos y serpientes; hacer surf o caminar por la playa; saborear la comida local o la internacional. Y, sobre todo, dedicarse a la vida contemplativa por unos días…

Un sol resplandeciente recibe al visitante en el aeropuerto de Huatulco. Una opción es rentar un vehículo para recorrer una bahía repleta de rincones pintorescos. Otra es contratar un servicio de taxi o subirse a un autobús e ir admirando el paisaje.

Hay múltiples destinos para elegir y cada cual tiene su atractivo natural. La Costa de Oaxaca, con 12,500 kilómetros cuadrados de extensión, consta de tres distritos, Jamiltepec, Juquila y Pochutla.

“CON UNA PLAYA MUY EXTENSA Y UN OLEAJE DE ALTURA IDEAL PARA PRACTICAR SURF, PUERTO ESCONDIDO HACE LA DELICIA DE SURFISTAS NOVATOS O EXPERTOS CON CUERPOS ESCULTURALES.”

Lo interesante de esta zona de México es que ofrece un turismo para todo tipo de perfiles. Hippies trasnochados, parejas de enamorados, deportistas, jubilados, nacionales o  extranjeros.

Huatulco consta de nueve bahías con playas extensas y tranquilas. Y en los alrededores se esconden otras calas ideales para dedicarse a la contemplación sobre la arena fina.

Los turistas observan en sus playas el desove de las tortugas golfinas y conviven con la naturaleza. Es un lugar mágico, ideal para la búsqueda del equilibrio personal.

Paraíso natural

El Gobierno de México declaró en 1998 “Área Natural Protegida” al Parque Nacional de Huatulco. El motivo: conservar y preservar los recursos naturales y culturales de toda la costa sur de Oaxaca. Más de 413 especies de plantas, 130 de mamíferos, 291 de aves y cerca de 72 tipos de reptiles y 15 más de anfibios, forman ese invaluable patrimonio nacional y mundial.

La fauna marina es abundante y cuenta con huachinangos, pez globo, almejas, ostiones, langostas, pargos, caracoles, etc. En ocasiones se pueden avistar orcas, ballenas y lobos marinos.

Ubicado a 45 minutos en coche al norte de Bahías de Huatulco, Mazunte se ha convertido en un destino muy demandando. Al lado se encuentra Zipolite, famosa por ser la primera playa nudista de Oaxaca. Acuden, sobre todo, jóvenes amantes de la naturaleza en un entorno natural, confortable y barato. Mazunte en náhuatl significa un educado “te pido por favor que pongas huevos” y eso es debido a que abundan las tortugas. Allí se dedican a la conservación de las diferentes especies marinas que están en peligro de extinción.

Esta hermosa playa se ubica a 10 kilómetros de Puerto Ángel y a unos 70 del aeropuerto de Huatulco (un taxi le conduce hasta sus arenas por aproximadamente 500 pesos mexicanos, unos 40 US$). A lo largo de esa costa se pueden visitar también otras playas, como San Agustinillo y admirar en Punta Cometa un espectacular atardecer.

“EN MAZUNTE EXISTEN RECORRIDOS EN BARCO PARA VER DELFINES Y NADAR CON TORTUGAS. LA FAUNA MARINA ES ABUNDANTE Y PUEDEN APRECIARSE HUACHINANGOS, PEZ GLOBOS, ALMEJAS, OSTIONES, LANGOSTAS, PARGOS O CARACOLES.”

El pueblo de Mazunte dispone de la infraestructura necesaria para pasar unas vacaciones memorables.  Puede disfrutar de buenos restaurantes, misceláneas, hotelitos con encanto y económicos o salas de Internet. Además, puede colocarse bajo las palapas, mientras  saborea un exquisito huachinango a la talla y una michelada.

Varios tours operadores ofrecen viajes en barco para acompañar a las tortugas y ver delfines en alta mar. Una excursión que se puede aprovechar, si el agua no está turbia, para hacer snorkel.

En la calle sin asfaltar principal, a la derecha, está el restaurante familiar La Vieja Sirena, que lleva este nombre en honor al libro con el mismo título del escritor español José Luis Sanpedro y donde es altamente recomendado degustar el plato de pasta con mariscos y bruschetta.

También existe la posibilidad de acudir a un temazcal revitalizante. Se trata de una experiencia purificadora y sanadora que trabaja directamente con los cuatro elementos: fuego, tierra, agua y aire. Es una tradición prehispánica que se originó con los antepasados de Norteamérica.

El temazcal está construido en forma de bóveda recordando la antigua cosmología y al útero materno, en donde Temazcaltoci nos recibe en su matriz para sanarnos mental y espiritualmente.

La ruta de las nueve bahías

Si su idea es bucear  podrá contemplar más de 14 especies de coral en los arrecifes. Sobre todo en playas como las de San Agustín, Chachacual y Cacaluta. En esta última, además, se rodaron algunas de las escenas de la película “Y tu mamá también”, con Diego Luna, Gael García Bernal y Maribel Verdú.

Con una playa muy extensa y un oleaje de altura ideal para practicar surf, Puerto Escondido hace la delicia de surfistas novatos o expertos con cuerpos esculturales. Está equipado con todo lo necesario para una estancia cómoda y agradable.

Hoteles de todas las categorías, restaurantes con comida típica mexicana y platos internacionales y bares de noche con excelentes mojitos. Si se adentra por el pueblo, encontrará diversos tipos de artesanía típica de Oaxaca, como el barro negro o las blusas tejidas a mano con bonitos colores.

Una cómoda opción es seguir la ruta de las nueve bahías que conforman Huatulco.
Bahía Tangolunda: cuenta con numerosos hoteles de lujo y centros comerciales, campo de golf y cinco extraordinarias playas: Ventura, Manzanillo, Tornillo, Tangolunda y Rincón Sabroso.

“EL GOBIERNO DE MÉXICO DECLARÓ EN 1998 “ÁREA NATURAL PROTEGIDA” AL PARQUE NACIONAL DE HUATULCO.”

Bahía Chahué: conocida por ser sede del festival rock Música por la Tierra. Es un lugar ideal para disfrutar de la vida nocturna en sus numerosas discotecas y bares de moda.

Bahía Cacaluta: el paraíso existe y está aquí. Con una abundante y frondosa vegetación, este rincón ha sido escenario de diversas películas y  anuncios de televisión. Con una forma de corazón, cuenta con una isla en frente que favorece la entrada de la brisa marina.

Bahía San Agustín: es un rincón es ideal para practicar buceo y snorkel. Admirar el atardecer desde la playa Coyote es una experiencia única. Esta bahía cuenta con una de los arrecifes de coral más grandes del océano Pacífico.

Bahía Santa Cruz: con su arena blanca y sus aguas cálidas, se caracteriza por ser punto principal desde donde salen los recorridos turísticos de la zona. Ofrece un amplio servicio de clubs nocturnos y restaurantes. Cuenta con un muelle donde arriban cada año más de 50 grandes embarcaciones.

Bahía Chachacual: incluida en el Parque Nacional, tiene muchos manglares y dos playas vírgenes: Chachacual y La India. Su única vía de acceso es por mar, partiendo desde la playa Santa Cruz.

Bahía Conejos: dispone de dos hermosas playas: Punta Arena y Playa Conejos,  donde se puede ir a caballo para admirar el paisaje. Son atractivas también para el buceo, la pesca y la natación.

Bahía Maguey: si lo que quiere es practicar deportes acuáticos, este es el lugar indicado. No deje de saborear tampoco sus exquisitos mariscos.

Bahía del Órgano cerraría esta ruta de las nueve bahías. Un lugar ideal para el descanso gracias a sus 240 metros de arena fina.

 

https://estilolexus.lexusauto.es/costa-sur-de-oaxaca-rumbo-al-paraiso/