Cosmética con pasión

El Día de San Valentín propicia las muestras de amor entre parejas enamoradas. Para avivar las pasiones y el juego amoroso, la cosmética afrodisíaca contribuye a una mayor comprensión de la pareja y al descubrimiento del propio cuerpo, sin olvidarnos de sus efectos terapéuticos.

Estudios científicos demuestran que algunos cosméticos, más allá de su aspecto lúdico, están también indicados  para proporcionar una respuesta natural, eficaz y específica a problemas sexuales como la  falta de lubricación en la mujer o el dolor en las relaciones sexuales.

Los afrodisíacos más poderosos son aquellos capaces de afectar a nuestro organismo fisiológico y psicológico para hacernos más deseables durante el cortejo. Está demostrado que el olfato y el tacto son los sentidos más sensibles y los que juegan el papel más importante en el juego de la seducción.

Consciente de todo esto, la periodista y sexóloga Eva Moreno,  apuesta por el  masaje erótico “como fórmula ideal para fomentar la comunicación,  con el que se consigue  un aumento de la sensualidad y una mayor atracción de la pareja en los momentos preliminares a tener relaciones”, según confiesa en una entrevista.

A su juicio, estos masajes previos deben consistir en ” tocar,  sentir y hacer sentir con las manos experiencias táctiles agradables a la pareja en todo el cuerpo”.

“El secreto de un buen masaje es saber entregarse,  perder el miedo a tocar a la otra persona, conectar con su cuerpo y aplicar las manos en los lugares en que el instinto aconseja”, enfatiza Eva Moreno, quien recomienda acompañar esta técnica con una copa de champán, unas velas o un bol de fresas  para favorecer el acercamiento erótico.

Las lociones que Moreno aconseja para aplicar masajes se basan en fragancias ligeras y fáciles de aplicar en las que el aceite de almendras resulta el producto clave, junto con una composición herbal suave, como la esencia de canela, el jazmín o la vainilla, que refuerza, según su opinión,  el sentido del olfato y el sentido del gusto, “hasta encontrar el aroma que mejor sintonice con la pareja”.

“El olfato y el tacto juegan un importante papel en el mundo de la atracción, por lo que las fragancias fáciles de aplicar mediante masajes aumentan la sensualidad de la pareja”.

“Muchas de estas lociones contienen aromas muy cuidados que activan la producción de las propias feromonas naturales del organismo, una sustancia que aumenta el magnetismo entre los amantes y que les proporciona una energía muy sensual”, asegura Eva Moreno.

De todos modos, en cualquier hogar se puede encontrar una loción “body-milk”, un aceite bronceador, un aceite de oliva rebajado con limón, glicerina con limón o crema de aloe vera, para utilizar como crema de masaje afrodisíaco si surge el momento.

El placer femenino

El mito de que la menopausia acaba con la sexualidad femenina es, a juicio de Eva Moreno, tan solo eso, un mito, “porque no hay edad para el placer”.

“Frente a las mujeres que piensan que han perdido su “culmen” sexual, otras féminas  inician  una nueva etapa de renacimiento sin miedo a embarazos no deseados y con mayor libertad doméstica ya que, con frecuencia, sus hijos ya se han independizado”, enfatiza Moreno.

Y aquí aparecen “las “cremas lubricantes”, también indicadas para las mujeres que se les viene abajo el deseo”, subraya este sexóloga.

Así, los geles “intensifican el erotismo femenino al contener  arginina- un vasodilatador que estimula la sensibilidad genital-, junto con glicerina o esencia de hierbas y péptidos de manzana”, explica la experta.

“Muchos de estos productos contienen feromonas,  ya que el olfato es uno de los sentidos más importantes en el cara a cara con otra persona. Yo aconsejo que, si no se soporta el olor de la pareja, mejor que se diga adiós a la relación”, aconseja la periodista.

“La producción de feromomas despierta nuestro propio instinto, nuestra memoria más inconsciente y nos devuelve al hombre y la mujer más primitivos, a nuestros antepasados de las cavernas”, escenifica la sexóloga.

La mayoría de los productos utilizados como afrodisíacos contienen mentol como componente básico, “un vasodilatador que produce un efecto térmico alternativo de frío-calor y que sirve para acelerar y favorecer “el punto álgido” en las relaciones personales”, comenta Eva Moreno.

Labios con volumen

Para los labios, la cosmética afrodisíaca apuesta por los “glosses”, que aparecerán instantáneamente con mucho más volumen gracias a la presencia  de un péptido biotecnológico, el “Palmitoyl Oligopeptide”, que estimula la producción natural de colágeno y el “Glicosammoglicani”, que ayuda a reforzar  la  estructura de la piel y a la reconstrucción del tejido.

Otro de los componentes de los “glosses” es la “Zantalene”, que garantiza en los labios un inmediato efecto volumen y actúa  como un verdadero relleno cosmético, con lo que se consiguen  unos labios rellenos,  hidratados y  repletos de sensualidad,  a la vez que protegidos contra el envejecimiento precoz.

Como en los demás casos, el “elemento estrella” sigue siendo el mentol, el vasodilatador responsable de acelerar las sensaciones sexuales de la pareja.

También se utilizan cremas con mentol para aplicar en los senos de ambos sexos.  “Yo denomino a la cosmética afrodisíaca ‘terapia de mostrador’ porque produce muchos cambios positivos en la relación de pareja y se puede  introducir con mucha facilidad en el juego erótico, mientras que la juguetería erótica puede provocar más reservas”, finaliza la  interlocutora.

https://estilolexus.lexusauto.es/cosmetica-con-pasion/