Colgados

Ganchos, caballetes, cuerdas, percheros, imanes todo sirve para tener a mano cualquier cosa cuando más lo necesite.

El tradicional perchero, le permite tener a mano varias prendas de abrigo para salir de casa urgentemente, cuando las prisas le persiguen por el pasillo. Una gabardina por si llueve, el práctico paraguas, un abrigo o una chaqueta y varios pares de pañuelos para el cuello o un par de bufandas, si es invierno, son básicos. Unas cómodas perchas multiusos también son elementos muy funcionales.

Si tiene un gran vestidor esta muy bien colocar en perfectos rollos de caracol las corbatas para su día a día laboral, pero nada como mantenerlas colgadas y a la vista según abre el armario, así podrá elegir la más adecuada según la camisa escogida.

Colocar una planta en el suelo cuando apenas hay espacio para los pies resulta complicado y finalmente acaba siendo el eje por el que discurren los trompicones, aunque si no quiere renunciar a la atmósfera que crean, opte por colocar una resistente red en la que situarla por encima de su cabeza o unos delicados soportes para colgarla en la pared como si estuviera en una terraza.

La firma Sia plantea otras posibilidades de tener plantas en casa, como los cuadros murales con flores, emulando a los jardines verticales de emblemáticos edificios de grandes empresas y hoteles. Toda una posibilidad y sobre todo muy original.

Si puede colgar la pantalla de la televisión, por qué no hacer lo mismo con una planta. Así dispondrá de espacio suficiente en el mueble auxiliar para almacenar libros, películas u otro tipo de adornos.

Un soporte de acero galvanizado sobre cómodos rieles además le permitirá trasladarla de manera que la pueda ver con comodidad, según se coloque a un lado u otro del sofá.

Los joyeros hace tiempo que dejaron de estar de moda, en especial si lo que tratamos guardar son piezas de escaso valor. Ahora se imponen sugerentes manos donde superponer uno tras otro, los anillos.

Sugerentes maniquíes con los brazos hacia arriba se colocan en el recibidor de la entrada o sobre la cómoda en la habitación. Allí tendrá a la vista todo tipo de collares y gargantillas para elegir según el vestido o suéter que vaya a lucir.

Para toda la familia

A los niños les encanta poder ver y tener a mano sus juguetes. Para que se conjuguen sus deseos con la relación con el orden de sus padres, la firma Ikea propone unos cestos colgantes de almacenaje, en poliéster, y cuadrantes de almacenaje en la pared, que dejan ver lo que guardan en su interior.

Los colgadores de puertas son todo un ejercicio de orden para el baño. Situando el gancho hacia el interior podrá dejar el albornoz o las toallas de una manera rápida y sin problemas, ya que no necesita realizar agujeros en la pared.

Un baño sin espejo es como un mar sin corales. Los prácticos espejos de aumento de doble cara tienen un pie o bien puede acoplarse a un extremo de la pared, donde se proyecte la fuente de luz principal, si es en una ventana mejor, y así evitamos cualquier golpe o caída inoportuna.

En la cocina unas oportunas barras metálicas con imanes son muy útiles para colocar todo tipo de utensilios. Pero también puede disponer de ganchos metálicos en los que colgar, por el asa, una jarra o una espumadera, y también existen en el mercado dispositivos para  tener a mano los especieros, aprovechando la propia puerta de los armarios.

El papel de cocina, un rodillo para amasar, el paño con el que secarse las manos o un recipiente para el estropajo y la bayeta,  toda una lista de elementos que no tienen porqué estar ocupando espacio sobre la encimera.

Las cocinas con isla central suelen aprovechar el techo para colgar un aro en el que colocar las sartenes y cazos más pesados. Mientras que en cómodos recipientes de gres o metal puede colocar los cubiertos de la familia.

Todo por los aires le permite crear una atmósfera de movilidad  muy atractiva a su hogar.

https://estilolexus.lexusauto.es/colgados/