China, un destino turístico intrigante.

Los habitantes del país más poblado de la Tierra representan una de las culturas más apreciadas y que suscitan más interés por curiosos y turistas. La historia de China está plagada de interesantes y pintorescas anécdotas a través de su lenguaje, arquitectura, gastronomía y tradiciones.

BJS_00700_Forbidden_Cit_002

China tiene tantos lugares para visitar, que es muy difícil quedarse tan sólo con uno: los agrestes paisajes del Desierto del Gobi, los rascacielos de Shanghai o las aguas del río Yangtze, son tan sólo algunos ejemplos de las atracciones que pueden encontrar el turista a su llegada a China.

Pero también existen otros datos interesantes que forman parte de su cultura, del país y de la forma de vida de sus habitantes, aspectos que han convertido a este gigante amarillo en algo más que un destino turístico.

  • La Gran Muralla China empezó a construirse en el reinado de Qin, aunque no fue hasta siglos después cuando fue terminado durante el reinado de la dinastía Ming. Más de 700 mil trabajadores y 300 mil soldados ayudaron a su construcción y no pararon hasta terminarla 10 años después.
  • El pueblo chino es muy ceremonioso, incluso durante una ceremonia tal como un casamiento o funeral, las calles se cierran y no se puede transitar por ellas.

Terracotta Army XI AN

  • La tinta roja en las cartas normales no son bien recibidas, es un color que se utiliza sólo en denuncias, propuestas o correcciones de exámenes.
  • Los regalos que se dan no deben abrirse en presencia de aquel que lo ha dado, sino que es cortesía esperar a que este se haya ido.
  • Viajar a China y no conocer el idioma no deberia ser un problema ya que, son más los angloparlantes en China que en Estados Unidos.
  • La tumba de Mao Zedong, el máximo dirigente del Partido Comunista de China y de la República Popular China hasta 1954, es visitada diariamente por miles de personas, que depositan cestas gigantes de flores de loto.
  • Está muy mal visto en China estornudar o sonarse la nariz en público, sin embargo, es muy habitual que los hombres escupan en la vía pública.

West Lake Scene In Hangzhou, China

  • La razón por la que muchos de ellos llevan mascarillas es para evitar contagiar a otros con posibles resfriados o gripes.
  • Los estudiantes chinos de algunas universidades no pueden elegir su especialización, sino que es el gobierno el que lo decide.
  • En China es habitual que, en un restaurante, se decida lo que comer de manera colectiva, cada uno elige uno o varios platos y luego cada uno va probando de todos.
  • Los alimentos dulces o salados no tienen un momento determinado en la comida, sino que suelen mezclarse entre sí.
  • En una cena con personas chinas, si son éstos los que invitan, no debemos ofrecernos a pagar, ya que puede interpretarse como un gesto descortés o en el que se pone en duda la solvencia económica de aquel que invita.
  • Un proverbio chino dice que: “Siete cosas tiene la vida que nadie debe olvidar: leña, arroz, aceite, sal, salsa de soja, vinagre y té”. Los siete pilares de la gastronomía china y que ningún turista debe dejar de probar en su viaje.

Disfruta de China con esta oferta exclusiva de Kuoni para los lectores de Estilo Lexus.

https://estilolexus.lexusauto.es/china-un-destino-turistico-intrigante/