Cejas pobladas para labios rojos

Cejas pobladas, largas pestañas, ‘eyer-liner’ marcado y labios rojos en versión mate sobre un rostro poco empolvado son las nuevas consignas del maquillaje más actual.

Como si de un lienzo en blanco se tratara, el rostro limpio e inmaculado, esta temporada, se prepara para recibir una pátina de color. Tras una base en tono nude, que tape y corrija las imperfecciones, es el momento de coger las brocha y lo pinceles y poner el color sobre todo en los ojos y en los labios.

Los colores rojo y negro son el denominador común de la nueva tendencia, colores que sirven para vestir la boca y ojos respectivamente tanto de día como de noche.

Así, Giorgio Armani se inspira en los sofisticados motivos “jacquard” -punto que se caracteriza por la repetición de motivos geométricos- para crear un maquillaje en el que el color explora sus contrates y juega con las luces y sombras, creando un ‘look’ suave e intenso al unísono.

“Los colores rojo y negro son el denominador común de la nueva tendencia, colores que sirven para vestir la boca y ojos respectivamente tanto de día como de noche”.

La temática “jacquard” se presenta en dos texturas de sombras de ojos. En el centro de cada una, cuatro tonos, como cuatro hilos de seda: un dúo central de sombra de ojos, una más clara y otra más intensa para dar énfasis a la mirada. “Para dar mayor intensidad al maquillaje, se pueden aplicar con un pincel húmedo”, sugiere Linda Cantello, maquilladora de Giorgio Armani.

Por su parte, la firma Lancôme rinde un homenaje a la feminidad más sofisticada. Y para ello redefine las reglas de la belleza lanzando al mercado su mítica barra de labios “Shaker”, un osado rojo incandescente, capaz de seducir el mundo.

Inspirándose en la mujer divina y ultra estilosa de mediados de los años 40, el director artístico de Lancôme Aaron De Mey, ha creado  para esta temporada un estiloso maquillaje, en el que la mirada rasgada y profunda convive con fabulosos labios voluptuosos.

Aunque muchos maquilladores piensan que, si se apuesta por potenciar los ojos, la boca debe presentarse  natural, De Mey, sin temblarle el pulso y con trazos rotundos, imprime color en la mirada y también en los labios.

El rojo, color de la seducción por excelencia, lo escoge para la boca, que la presenta teatral y ardiente en una gama cromática que va desde el amapola hasta el frambuesa. Es el tono protagonista, perfecto para alegra e iluminar los maquillajes más discretos y naturales. Se puede elegir desde el geranio hasta el burdeos pasando los guindas y los frambuesas.

En esos años 40, época en la que ninguna mujer, sobre todo parisina, hubiera salida a la calle sin maquillaje, los más ‘chic’ era combinar el esmalte de uñas con la barra de labios, De Mey recupera este signo de sofisticación y las pinta con el famoso “Rouge Saint Honoré”, aunque también admite el color negro salpicado con pequeñas lentejuelas multicolores, destellos de luz que envuelven las manos de la mujer con una halo misterioso.

La cejas: las nuevas protagonistas

De Mey reserva el negro, el marrón, el gris y el topo para realzar e intensificar la mirada. Cuando la quiere subrayar más recurre al “eye liner” y dibuja sobre el párpado superior un trazo gráfico, al estilo de los años 40. Un maquillaje que termina con un arrebatador pestañeo gracias a las dos manos que aplica de mascara de pestañas desde el exterior al interior del ojo. “El tono gris resulta ideal para definirlas, es más la actriz Bette Davis no utilizaba menos de ocho capas finas para intensifica su famosa mirada”, explica Aaron De Mey.

“Esta temporada, las cejas adquieren protagonismo. Es el momento de pintarlas y resaltarlas, eso sí, siempre en armonía y en equilibrio con las proporciones del óvalo y el “look” deseado”.

Esta temporada,  las cejas adquieren protagonismo. Es el momento de pintarlas y resaltarlas, eso sí, siempre en armonía y en equilibrio con las proporciones del óvalo y el “look” deseado. El nuevo maquillaje de ojos, además de echar mano del “eye-liner” y de las sombras para ahumar y  profundizar la mirada, requiere aplicar rimel a las pestañas superiores e inferiores.  Para no perderse basta revisar la estética de la modelo Twiggy en la década de los 60.

Que se lleven las cejas pobladas, no significa que se luzcan descuidadas. Los expertos en maquillaje advierten que lo ideal es dibujarlas con lápiz marrón o negro, mejor si se hace con trazos cortos y rotundos. La idea es conservar su ancho, perfilar la punta y definir el arco.

https://estilolexus.lexusauto.es/cejas-pobladas-para-labios-rojos/