Cartagena de Indias, puerta de oro de las Américas

El recién elegido alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán, dijo a Efe-Reportajes que “con la industria petroquímica esta ciudad se ha convertido en el primer fabricante de plástico de Suramérica”, razón por la que cada día más empresas del sector buscan instalarse en esta urbe.

“Aquí compran la materia prima a buen precio, hacen el producto y por aquí mismo lo exportan”, explicó Terán, un comunicador social afrodescendiente que llegó a la Alcaldía apoyado por la gente más pobre de la ciudad, paradójicamente el 75 por ciento del total de la población.

“Cartagena acoge con sus mejores galas la VI Cumbre de las Américas con dos grandes retos a corto plazo: la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, principal socio comercial de Colombia; y la ampliación del Canal de Panamá, que está previsto esté operativo en 2014”.

Cartagena, que se vestirá con sus mejores galas para acoger la VI Cumbre de las Américas, afronta dos grandes retos a corto plazo: la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, principal socio comercial de Colombia; y la ampliación del Canal de Panamá, que está previsto esté operativo en 2014.

Mientras que el TLC con Estados Unidos, según el alcalde de la ciudad, permitirá “un crecimiento enorme de las exportaciones y las importaciones”, por disponer la ciudad de una bahía natural  que hace del puerto de Cartagena “el más seguro de las Américas en el Caribe”; la ampliación del Canal permitirá el paso de buques post panamax con capacidad de hasta 14 mil contenedores, lo que ratificará

a la urbe colombiana, por su cercanía con el ismo, como el principal puerto de tránsito, almacenaje y enlace de contenedores de la región.

Según Terán, la Cumbre de las Américas contribuirá a desarrollar aún más la resplandeciente industria turística y la zona industrial de Mamonal, con sus más de 150 empresas.

En términos similares se expresó el gerente general de la Sociedad Portuaria de Cartagena de Indias, Alfonso Salas, quien explicó a Efe-Reportajes que la cita de mandatarios de abril es “una gran oportunidad para que el mundo conozca las realidades de Colombia, las realidades de Cartagena”.

Asimismo confió en que en esta reunión de líderes se compartan las oportunidades del futuro porque “el siglo 21 es el siglo del comercio y será el Caribe el sector más importante a nivel global sobre el cual los crecimientos de comercio van a marcar los mayores indicadores”.

“El siglo 21 es el siglo del Caribe”, insistió Salas, quien espera termina

r 2012 con un movimiento en su terminal de más de 2,5 millones de contenedores y alcanzar los 4 millones para 2017, lo que ubicaría a Cartagena entre los 30 puertos más grandes del mundo.

Capital colombiana del turismo

Esta ciudad colonial es, además, de lejos la capital colombiana del turismo. A sus atractivos históricos y culturales se suma la mayor infraestructura hotelera de congresos y convenciones del país y fue la primera ciudad colombiana en ser declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, en 1984, cuando incluyó en su lista al puerto, su fortaleza y el conjunto monumental.

Al respecto, el presidente ejecutivo de la Corporación de Turismo de Cartagena, Luis Ernesto Araujo, afirmó a Efe-Reportajes que la ciudad tiene “una mezcla muy interesante de segmentos turísticos, así como de congresos y convenciones, vacacionales y cruceros”. Ahora esta co

rporación está en la tarea de ofrecer nuevas propuestas, como turismo náutico, celebraciones de bodas, lunas de miel y turismo de salud, agregó.

“Poblada por cerca de un millón de habitantes, en su mayoría de raza negra y descendientes de esclavos llegados de África siglos atrás, Cartagena cuenta con una zona industrial en la que destacan su zona franca con empresas dedicadas al almacenaje y tránsito de mercancías, una refinería de petróleos y un creciente sector petroquímico”.

El crecimiento exponencial del turismo nacional e internacional se evidencia en las cifras: en los últimos siete años Cartagena de Indias ha duplicado el movimiento de pasajeros por vía aérea y multiplicado por siete el número de cruceros de atraque: “Estamos viendo un futuro muy promisorio que también nos ubica como una ciudad del mundo”, agregó el funcionario.

Con todos estos atractivos turísticos y de desarrollo, Cartagena se alista para acoger durante la segunda semana de abril a cerca de ocho mil visitantes de las 34 delegaciones asistentes a la Cumbre de las Américas, con lo que se pondrá a prueba toda su capacidad hotelera, gastronómica y turística.

Según Araujo, la Heroica cuenta con unas seis mil habitaciones y, aunque de manera informal, con una importante dotación de apartamentos de lujo particulares que sus dueños alquilan en las temporadas de vacaciones. Actualmente cuenta con los profesionales del turismo mejor preparados del país y una población acogedora: “el cartagenero es un hombre amable, dicharachero, alegre, bailador de salsa, bailador de música champeta y también disfruta mucho el vallenato”, según reconoció el alcalde Terán.

“El cartagenero también es amoroso, querido, amigo, te cuida, te ayuda, te da la mano porque la razón de ser de nosotros es el turismo”, agregó el burgomaestre para insistir en lo bueno que encontrarán esos ocho mil visitantes que asistirán a la cumbre.

Pero Cartagena es una ciudad que vive entre dos realidades con grandes contrastes, es por un lado una ciudad turística bella y reluciente al interior de sus murallas, con un creciente desarrollo industrial y una rentable actividad portuaria; y al tiempo cobija una exagerada pobreza que alcanza al grueso de la población. Ese fuerte rezago social revienta a la vista con los bajos niveles de escolaridad, ineficaces y precarios servicios de salud, deficientes y costosos servicios públicos (acueducto, alcantarillado y de energía) y una amplia informalidad laboral.

Adicionalmente, los niveles de violencia en Cartagena se han elevado en los últimos cinco años, los robos y asesinatos callejeros crecieron impulsados por los enfrentamientos entre narcotraficantes que contratan servicios de sicariato entre los jóvenes que, al no contar con oportunidades, ven en el delito una forma de vida.  Para el alcalde Terán, “la única manera de estrechar la brecha (entre la pobreza y la riqueza) es con una Cartagena educadora donde su gente pobre se pueda preparar para ocupar cargos importantes”.

Es en esta viva, bella, industrial y turística ciudad, llena de contrastes, donde los líderes de las Américas discutirán sobre la necesidad de reducir las desigualdades de América Latina, sobre alternativas para luchar contra el narcotráfico y la violencia en la región, y donde se buscará la manera de integrar a un continente que, como Cartagena, no ofrece las mismas oportunidades para todos.

https://estilolexus.lexusauto.es/cartagena-de-indias-puerta-de-oro-de-las-americas/