Belleza sin bisturí

Para mantener un rostro radiante y terso durante muchos años se tiene que proteger diariamente con una crema hidratante de alta protección solar. Así de rotundo es el cirujano plástico Ramón Vila-Rovira quien da consejos prácticos para conseguir una piel radiante sin usar el bisturí.

Para proteger nuestra piel tanto de los rayos del sol como de la luz del día, Vila-Rovira  nos propone un “ABC de la belleza diaria”, basado en sus muchos años de experiencia. “Tanto los rayos del sol como la luz natural envejecen la piel, por lo que el uso diario de una buena crema hidratante, con un factor de protección solar de 50, es imprescindible para evitar las arrugas”, nos advierte desde su consulta en la Clínica Teknon de Barcelona.

“Pese a sus detractores, la toxina botulínica sigue siendo para mí uno de los mejores productos indicado para las arrugas de la frente, las patas de gallo y el entrecejo”, enfatiza el doctor Vila- Rovira”.

Antes de aconsejar cualquier tratamiento doméstico, Vila-Rovira es partidario de analizar no sólo si la piel es grasa, seca o mixta, sino también su grosor, oleosidad, laxitud, fragilidad y su color, para recomendar una  crema hidratante transparente o con alguna tonalidad.

El ácido hialurónico: el ingrediente estrella

Una de las “cremas estrella” de la actualidad está formulada con ácido hialurónico, un producto que rellena las arrugas y que se puede adquirir tanto en farmacias como en establecimientos de alta cosmética, siempre asesorados por un especialista.

“El ácido hialurónico, por su capacidad para rellenar, sirve tanto para disimular las arrugas finas, como los gestos de expresión, los rictus naso-labiales o para dar tono a las mejillas, que pierden consistencia con el paso de los años”, advierte Vila-Rovira.

Otra de las cremas aconsejadas por el especialista son las compuestas por ácido glicólico, procedente de la caña de azúcar, porque  mejoran la textura de la piel y rejuvenecen, “ya  que dejan el rostro luminoso y limpio de impurezas, si se aplican al 8 por ciento”, subraya Vila-Rovira.

Para mejorar la textura de la piel, este especialista propone una fórmula magistral de farmacia, en la que se combina el ácido salicílico con ácido láctico y el ácido glicólico y que da excelentes resultados, a juicio del experto.

Vila Rovira propone también la aplicación de un tratamiento de tres meses en la piel con ácido retinóico en proporciones mínimas, “la  mejor crema para eliminar las arrugas finas del rostro”, asegura.

Y, para quitar las manchas de la cara y de las manos, Vila-Rovira se decanta con un tratamiento con  hidroquinona,  “que proporciona excelentes resultados”.

Lo último en infiltraciones

Para las mujeres  ya maduras que desean tratamientos faciales más espectaculares, Vila-Rovira aconseja las  infiltraciones: microinyecciones de productos cosméticos en el rostro  mucho más efectivas que las cremas, indoloras y que no dejan secuelas.

“Pese a sus detractores, la toxina botulínica sigue siendo para mí uno de los mejores productos indicado para las arrugas de la frente, las patas de gallo y el entrecejo, ya que bloquea el músculo frontal, el músculo del entrecejo y el de las patas de gallo”,  enfatiza el experto, que aconseja una aplicación cada cuatro meses.

“Para las mujeres que desean tratamientos faciales más espectaculares, Vila-Rovira es partidario de las infiltraciones: microinyecciones de cremas cosméticas bajo la piel del rostro, que no dejan secuelas”.

El ácido hialurónico en infiltraciones resulta adecuado para rellenar las arrugas profundas, los surcos naso-labiales y los pómulos y también se utiliza para el mentón, en un tratamiento que habrá que repetir cada año, a juicio de Vila-Rovira.

Otro de los “productos estrella” de la actualidad para proporcionar un efecto-realce de pómulos, barbilla y mejillas en las infiltraciones son los “Cócteles de Vitaminas”, compuestos con nutrientes, antioxidantes y ácido hialorónico, que es conveniente aplicarse dos veces al año.

Últimas novedades

El “Tratamiento de Grasa Antóloga” consiste en extraer grasa del vientre o del estómago  de la propia  paciente para, después de limpiarla y centrifugarla, infiltrarla en el rostro, es aconsejado en la actualidad por numerosos especialistas.

“Este tratamiento nunca produce rechazo, porque la grasa procede  de la propia piel de la paciente y regenera e hidrata la piel en profundidad en aplicaciones bianuales”,  nos explica el doctor.

Otra novedad es el “Tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas” (PRP), por el que se extrae sangre de la propia paciente, se centrífuga para  extraer los “factores de crecimiento” y se  infiltran en el rostro.  “Esta fórmula estimula activamente la producción de colágeno de la piel, aplicada una vez por  año”, explica el doctor Vila- Rovira.

https://estilolexus.lexusauto.es/belleza-sin-bisturi/