Balenciaga y la arquitectura contemporánea se inspiran en Oriente

Balenciaga es sin lugar a dudas el más grande de los modistos que ha tenido nuestro país. Maestro de maestros e incuestionable fuente de inspiración de múltiples diseñadores contemporáneos. Sin embargo, de Balenciaga no todo está dicho. Y es que quién le iba a decir a este Grande entre los grandes que sería fuente de inspiración de la arquitectura más contemporánea.

arq

La moda y la arquitectura de calidad comparten un componente creativo en el origen del proceso, se desarrollan en torno a una idea, necesitan de conocimientos técnicos sobre los materiales que se utilizan para llevarla a cabo, y tienen un componente industrial y comercial muy fuerte. Son disciplinas sobre las que hay un debate permanente sobre su condición de “obra de arte” u objeto de culto.

La arquitectura crea espacios, definidos por volúmenes. Cristóbal Balenciaga diseña creando espacios en torno al cuerpo, sus piezas tienen un carácter escultórico muy marcado donde destacan las líneas sencillas y rectas al mismo tiempo, y donde los colores juegan un papel protagonista. La arquitectura contemporánea y las creaciones de Balenciaga son puras, sin adornos. Los rojos, amarillos y fúcsias, se entremezclan con blancos y negros y bailan de la mano en paralelo a los edificios más modernos.

arq1

En sus comienzos nuestro modisto más internacional se inspira en diseños clásicos, y pronto comienza a experimentar con líneas innovadoras que transgreden la cultura de la época y que perduran en el tiempo hasta llegar a nuestros días. En este contexto histórico de principios de siglo XX surge también la arquitectura moderna, las vanguardias, y se inicia un proceso de “simplificación” de la arquitectura, que se desprende de los ornamentos decorativos clásicos, para adaptar su forma al contenido, eliminando lo superfluo, lo vanal, y dejando sólo la esencia. Balenciaga y la arquitectura evolucionan en cierto modo al tiempo. De igual manera se aprecia, en la evolución de Balenciaga, una tendencia a volúmenes más limpios, contundentes, rotundos, que buscan la sencillez de las líneas que traza en sus vestidos, sus trajes sastre… Es un revolucionario, innova, crea tendencia y un estilo inigualable igual que sus coetáneos del mundo de la arquitectura.

La última etapa de Balenciaga, que es la que nos ocupa, recuerda estéticamente a la arquitectura oriental, que se inspira en la naturaleza, con formas orgánicas, sinuosas, y volúmenes rotundos. Trajes sin apenas adornos que en muchas ocasiones nos recuerdan a los kimonos de las geishas japonesas. En los proyectos arquitectónicos más modernos, la naturaleza está presente en el estampado floral que recubre los volúmenes de los edificios y la disposición especial de sus ventanas, filtrándose por sus pliegues de fachada. En ambos casos son líneas rectas, sencillas, sin adornos que aspiran alcanzar el cielo.

arq2

El paralelismo entre el Maestro y la arquitectura más contemporánea es incuestionable. Sin duda, la creación artística de Balenciaga recuerda a las formas arquitectónicas, y la analogía entre ambas se puede llevar más allá: a lo relativo, al proceso creador planteado entre ambas disciplinas como el trabajo artesanal de un oficio, a la creación mediante la constancia y la paciencia, lo que permite una evolución y maduración coherente tanto del modisto como de su obra, según se acumula experiencia.

Así, la arquitectura más moderna se concibe al servicio de lo importante que no es más que la funcionalidad de los distintos edificios respetando siempre la naturaleza, los diseños de Balenciaga se conciben al servicio del placer de ser vestida por el más grande de los Modistos que ha existido. A pesar de la espectacularidad del contenedor, tanto en las fantásticas creaciones de Balenciaga como en los edificios más modernos, el contenido pierde el protagonismo principal.

Artículo de Cayetana Vela.

https://estilolexus.lexusauto.es/balenciaga-y-la-arquitectura-contemporanea-se-inspiran-en-oriente/